Estas 5 Historias Espeluznantes harán que más nunca quieras alojarte en un hotel

Si lo piensas bien, alojarse en un hotel a veces puede resultar una experiencia bastante extraña -entre ellas- por el mundo de cosas que se te pueden pasar por la cabeza.

Si piensas en todos los que se quedaron en la misma habitación, a veces puede resultar algo asqueroso. Por ejemplo todas las personas que han tocado la misma cama en la que pasarás la noche, dormido en ella e incluso haber compartido momentos de intimidad en ella.

En realidad estas 5 historias que te contaremos a continuación te harán olvidar todas esas ideas sucias que generalmente a todos se nos pasan a todos por la cabeza y son totalmente normales cuando estamos en un lugar extraño.  Y en su lugar tendrás otros argumentos más preocupantes en la cabeza como estas historias macabras en los hoteles.

1.) Elisa Lam.

En 2013, Elisa Lam se hospedaba en el Hotel Cecil en Los Angeles-California.

Elisa de 21 años sufría de transtorno bipolar, y tuvo un episodio de ira dentro del hotel, fue vista por última vez en uno de los ascensores  actuando de forma errática, luego de eso fue declarada desaparecida.

3 semanas más tarde el cuerpo de la joven fue encontrado en uno de los tanques de agua  situado en la azotea de la edificación.  El personal no había notado nada extraño hasta que los huéspedes del hotel comenzaron a quejarse porque el agua salía con muy baja presión. Lo que significó que todos estuvieron bebiendo de esa agua, duchándose y aseándose con ella..

2.) George R. Sanders.

1931 fue un momento difícil para un montón de gente en los Estados Unidos. La caída de la bolsa, la gran depresión, ya sabes, ese tipo de cosas que fueron nefastas para la economía norteamericana.

Uno de los afectados por la crísis tenía por nombre George R. Sanders, quién decidió acabar con su vida al momento de esa difícil situación, por lo que se registró en el hotel Dixie de Manhattan en una habitación de uno de los pisos más altos (el Nro. 14).  Después de dejar una nota explicando los motivos de su fatal decisión para la policía, saltó desde la ventana, la tragedia no quedó ahí ya que en vez de caer directamente en el pavimento, cayó en el techo de un restaurante justamente al medio de una mesa donde compartían 2 comensales.  ¡Se imaginarán el horror!

3.) El Hotel Winecoff.

El Hotel Winecoff  en Georgia- Atlanta, había sido proclamado como “totalmente a prueba de fuegopor sus constructores. (¡!Qué equivocados estaban.)

En 1946 se produjo un incendio, causando la muerte de 119 personas. El edificio no tenía alarmas contra incendios, tampoco tenía escaleras de emergencia, y tampoco tenía extintores. Para empeorar la situación, los bomberos a causa de las temibles llamas sólo pudieron llegar hasta mitad de camino (sólo hasta el piso 16).  Lo que obligó a los huéspedes de los pisos superiores a saltar del edificio.

4.) Renato Seabra.

Corría el año 2011 y el presentador de televisión y periodista portugués, Carlos Castro había planeado celebrar la víspera de Año Nuevo en el Time Square de Nueva York con su novio, Renato Seabra. Sin embargo la pareja atravesó una fuerte discusión antes de hospedarse en el hotel pero pese a ello decidieron continuar con sus planes. Castro  intentó terminar con Seabra cuando llegaron a la habitación del  hotel Intercontinental Plaza, cuando las cosas se pusieron aún peores.

El modelo Seabra aplastó la cabeza de Castro con un ordenador portátil. Luego procedió a castrarlo con una copa de vino rota y un sacacorchos propinándole cortes contundentes e innecesarios. La presunta “locura” de Seabra no le sirvió de nada ante la corte y fue condenado a 25 años de prisión.

5.) Frederick Berry Jr.

Frederick Berry Jr. llegó a Nueva York procedente de Wayne- Estado de Nebraska en busca de fortuna. Se hospedaba en el Hotel Dixie de Manhattan cuando recibió una misteriosa carta de su padre. La carta decía que su madre tuvo una horrible premonición de que algo muy terrible le podría suceder.

Un día más tarde el personal del hotel encontró Berry muy grave, debido a que sufrió quemaduras muy graves en su habitación tratando de quemar la carte. Estaba literalmente sentado en su silla ardiendo.  Lo llevaron al hospital, pero desafortunadamente murió poco después por la gravedad de sus quemaduras.

Vía: Viralnova / Traducción: Difundir.org

Bueno haré mi mejor esfuerzo por olvidar estas espeluznantes historias cuando me toque quedarme en un hotel, pero creo que difícilmente pueda, en especial si se trata del hotel Dixie de NY.

 
41 Personas Compartiendo

Agrega un comentario