Estos 5 parásitos podrían estar habitando en tu cuerpo sin que lo notes

Un parásito es un organismo que vive sobre o dentro de otra especie, alimentándose de ella. Algunas veces, el ser humano se convierte en el huésped involuntario de escalofriantes criaturas. Conoce algunas de ellas.

1. El “pez vampiro”

Vandellia-Cirrhosa

El Candirú es un pequeño pez, de 1.3cm a 7.6cm de longitud (aunque pude llegar a crecer hasta 15cm) que habita el río Amazonas. Perteneciente a la familia de los bagres, suele alojarse en los orificios genitales o excretores de sus presas para alimentarse de su sangre. Son atraídos por el nitrógeno, comúnmente excretado a través de la orina.

Es alargado y transparente, por lo que es difícil de detectar dentro del agua. Una vez introducido en el cuerpo, el candirú es prácticamente imposible de desalojar, salvo por la cirugía.

2. Gusano de Guinea

gusano

Dracúnculus es responsable de causar la enfermedad de la lombriz de Guinea (GWD), una dermatosis nodular producida por el crecimiento del parásito. Es adquirido bebiendo pulgas de agua infectadas con larvas del gusano. La pulgas mueren en el estómago, liberando a las larvas que penetran la pared intestinal antes de trasladarse a los tejidos del cuerpo para alcanzar la adultez.

Tras aparearse, los machos mueren y las hembras, que llegan a medir hasta un 1m de largo y 2mm de ancho, migran a la superficie de la piel, comúnmente en los pies o piernas. Inicialmente las personas infectadas no perciben síntomas, pero al cabo de un año el gusano emerge de una ámpula para liberar sus larvas.

GWD no es fatal, sin embargo no existe cura ni vacuna para prevenirla. Los gusanos deben ser extraídos a mano, un proceso tardado y doloroso. Por suerte, esta enfermedad ha decaído considerablemente. En 2012, se reportaron menos de 600 casos en África.

3. Lombriz intestinal

E_lombriz-intestinan

Común en los países subdesarrollados, Ascaris lumbricoides es el más grande de los nematodos intestinales que afectan al ser humano. Llegan a medir hasta 35cm de longitud. Se transfiere mediante la ingestión de huevecillos, presentes en el suelo contaminado. Una vez dentro del huésped, eclosionan y rápidamente penetran la pared intestinal, donde entran en el torrente sanguíneo hasta llegar a los pulmones. Son tosidos y deglutidos nuevamente, regresando al intestino para absorber los nutrientes que su víctima ingiere.

Las hembras diariamente depositan miles de huevecillos que pasan a las heces, donde pueden contaminar el suelo. Los síntomas incluyen fiebre, cansancio, vómito, diarrea, toz y dificultad para respirar.

4. La “mosca de la muerte”

E_mosca-de-la-muerte

Dermatobia hominis se encuentra en el Caribe, Centro y Sudamérica. Las larvas pueden causar miasis; infección de la piel que puede migrar a diferentes tejidos y órganos. Las moscas adultas capturan otros insectos (como mosquitos o garrapatas) y les depositan sus huevos. Cuando estos insectos pican, las larvas penetran la piel del huésped.

Las larvas se alimentan del tejido hasta por 10 semanas, respirando a través de un agujero en la piel del infectado. Los síntomas incluyen una lesión dolorosa, con un orificio central, que exude líquido sanguinolento o purulento. Las larvas incluso pueden sentirse dentro de la lesión. Si no se extraen, maduran y caen al suelo. Pueden extirparse quirúrgicamente o hacer que salgan bloqueando su respiradero, comúnmente con vaselina.

5. Gusano Wuchereria bancrofti

E_elefantiasis

Este parásito es transmitido mediante los mosquitos, los cuales lo liberan en el torrente sanguíneo de sus víctimas.  Las larvas migran a los ganglios linfáticos, principalmente ubicados en las piernas y área genital, donde alcanzan la madurez adulta. Las hembras son mucho más grandes que los machos, llegando a medir hasta 10cm de largo y 3cm de ancho.

Son responsables de la enfermedad tropical filariasis y, en casos extremos, puede causar elefantiasis. Este gusano provoca síntomas como fiebre, escalofríos, infecciones cutáneas, ganglios inflamados e hinchazón. Afecta a más de 120 millones de personas, principalmente en África y Sudamérica. Puede ser atendido con el uso de drogas terapéuticas.

Vía: Muy Interesante

 
97 Personas Compartiendo

Agrega un comentario