7 secretos de las personas que se hicieron millonarias

Este artículo fue escrito por Grant Cardone(*) experto en ventas internacionales, fundador de tres compañías y escritor bestseller del New York Times. 

Primero, entiende que ya no sólo quieres ser un millonario. Quieres ser un multimillonario.

Si bien crees que un millón de dólares te dará seguridad financiera, esto no es así. Dada la volatilidad en la economía, gobiernos y mercados financieros alrededor del mundo, ya no es seguro asumir que un millón de dólares te dará a ti y a tu familia una seguridad real. De hecho en un estudio hecho por Fidelity Investment a los millonarios en el último año, se descubrió que el 42% de ellos no se consideran ricos y que necesitan 7.5 millones de dólares de activos invertibles para comenzar a sentirse ricos.

Esto no es un instructivo de “cómo lograr” la acumulación de riquezas basándose en una vida de ahorrar y hacer rendir los centavos.  Esto se trata de generar una riqueza multimillonaria y disfrutarla durante el proceso de creación. Para comenzar, considera los siguiente siete secretos de multimillonarios.

1.  Decide convertirte en un multimillionario

Primero debes decidir que quieres ser un millonario self-made (hecho a si mismo). Fui de cero – nada de dinero, sólo ideas y mucho trabajo duro -  a producir un valor neto que probablemente no podrá ser destruido mientras viva. El primer paso fue decidirme y fijar una meta.  Todos los días por muchos años escribí lo siguiente: “¡Yo valgo más de 100.000.000 dólares!”


2. Deshazte de pensamientos pobres

No hay una escasez de dinero en el planeta Tierra, sólo una escasez de personas que piensan de forma correcta en él. Para convertirte en millonario de la nada, debes dejar de pensar como alguien pobre. Yo lo sé porque solía hacerlo. Fui criado por una madre soltera quien hizo todo lo posible para tener tres hijos en la escuela y llegar a fin de mes. Muchas de las lecciones que me dio fomentaron en mí una sensación de carencia y miedo: “Come toda tu comida; hay personas que mueren de hambre”, “No desperdicies nada”, “El dinero no crece en árboles.” La verdadera riqueza y abundancia no nacen de pensar así.


3. Trátalo como un deber

Los multimillonarios self-made no solo tienen motivaciones económicas sino una necesidad de que el mercado valide sus contribuciones.  A pesar de que yo siempre quise riquezas, lo que más me motivó fue mi necesidad de contribuir de una manera de acuerdo a mi potencial. Los multimillonarios no cambian sus metas cuando las cosas se ponen difíciles. En vez de eso, ellos elevan sus propias expectativas ya que ven la diferencia que pueden hacer para sus familias, compañías, comunidad y organizaciones de beneficencia.


4. Rodéate de multimillonarios

He estado estudiando a las personas acaudaladas desde que tenía 10 años. Leí sus historias y vi lo que tuvieron que vivir. Ellos son los mentores y profesores que me inspiran. No puedes aprender cómo hacer dinero de alguien que no tiene mucho. ¿Sabes quién dice que el dinero no hace la felicidad? Las personas que no lo tienen. ¿Y quién dice que todas las personas ricas son codiciosas? Las personas que no son ricas. Las personas adineradas no hablan así. Necesitas saber que hacen para crear riquezas y seguir su ejemplo: ¿Qué leen?, ¿cómo invierten?, ¿qué los motiva?, ¿cómo se mantienen motivados y entusiasmados?


5. Trabaja como un millonario

Las personas ricas tratan el tiempo de forma distinta. Ellas lo compran mientras que las personas pobres lo venden. Ellas saben que el tiempo es mas valioso que el dinero en sí mismo, por lo que contratan a personas para hacer aquellas cosas en que no son buenos o en las que su tiempo no tendría un uso productivo, tales como las actividades del hogar. Pero no te engañes pensando que aquellos que lograron el éxito no trabajaron duro para llegar ahí. Las personas exitosas en el ámbito financiero son consumidas por su caza del éxito hasta el punto que sienten que están ganando en vez de trabajando.


6. Cambia el enfoque de gastar a invertir

Los ricos no gastan dinero; invierten. Ellos saben que las leyes de impuestos de los Estados Unidos favorecen a la inversión más que al gasto. Tú compras una casa y no tienes salida. En cambio el rico compra un edificio de apartamentos que produce un flujo de caja, que se valoriza y ofrece ganancias año tras año. Tú compras autos por comodidad y estilo. El rico compra autos para su compañía, los cuales son deducibles puesto que se usan para producir ingresos.


7. Crea múltiples flujos de ingreso

Las personas realmente ricas nunca dependen de un solo flujo de ingresos, sino que crean un número de flujos de ganancias.  Mi primer negocio había estado generando un ingreso de siete cifras por año cuando comencé a invertir dinero en inmobiliarias multifamiliares. Una vez que mis negocios de inmobiliarias y de consultorías se mezclaron, comencé un tercer negocio desarrollando un software para ayudar a los minoristas a mejorar la experiencia de sus clientes.

Finalmente, quizás te sorprenda saber que las personas ricas desean que tú seas rico también. Es un misterio para ellos porque los demás no lo son. Ellos saben que no son especiales y que la riqueza está disponible para cualquier que se enfoque y sea persistente. Los ricos quieren que los demás lo sean, por dos razones: primero, para que puedas comprar sus productos y adquirir sus servicios; y segundo, porque quieren pasar el rato con otras personas ricas.

Vía AcciónPreferente (*) Artículo original en Entrepreneur. 

 
173 Personas Compartiendo

Agrega un comentario