Horror en EEUU: una mujer vivía con tres niños muertos entre gusanos

El fiscal del condado de Worcester, Joseph Early Jr., describió con estupor la escena en la que fueron hallados los cadáveres de los niños: “La casa está cubierta de alimañas. Tenemos moscas. Tenemos gusanos. Tenemos pañales usados, en algunas áreas, apilados hasta casi un metro de altura. La casa estaba en condiciones deplorables”.

Las autoridades no han identificado a los niños fallecidos, ni se conoce su edad ni sexo. Sin embargo, sí se supo el nombre de la mujer que vivía allí y que fue arrestada: Erica Murray, de 31 años. Sobre ella pesan varios cargos, incluido el de intimidación de un testigo.

Los detectives realizaron el hallazgo de los cadáveres cuando investigaban una denuncia por suciedad el jueves en la casa de Blackstone, Massachusetts, a unos 50 kilómetros de Boston.

0011536580

EN AGOSTO, HABÍAN RETIRADO A CUATRO MENORES DE LA PROPIEDAD

No es la primera vez que se investiga el lugar. En agosto, cuatro niños de 13, 10 y 3 años, junto a otro de seis meses, fueron rescatados de allí. El fiscal dijo entonces que uno de los menores se acercó a un vecino para alertarlo sobre un niño que no dejaba de llorar. Se trataba del bebé de seis meses, que estaba en una cama cubierto de heces.

Increíblemente, vecinos que viven a metros del lugar dicen no tener idea de lo que estaba sucediendo en la casa. “Estoy disgustada. Aun no me entra en la cabeza”, aseguró Marilynn Soucy, de 68 años, que desde hace 35 vive a pocas casas de la propiedad allanada.

0011536622
Los investigadores entraron al lugar cubiertos con trajes aislantes

“Mi esposo Bob y yo hemos criado siete niños. Tengo 11 nietos y dos bisnietos. No puedo imaginarme lastimando a un niño”, sostuvo. Explicó que rara vez habían visto a la pareja o a los menores que vivieron en la casa durante tres años. Ocasionalmente vieron a uno de diez años jugando afuera o a la mujer sentada en la puerta.

Si bien nunca escuchó quejas particulares sobre la mujer, Soucy reveló que sus nietos sí habían notado que la casa “olía mal”. Se trata de una propiedad cuyos ocupantes han cambiado frecuentemente en los últimos años.

LOS NIÑOS DEL BARRIO HABÍAN ALERTADO A UNA VECINA: “ESA CASA NO HUELE BIEN”

“Si hubiéramos creído que había niños siendo maltratados o viviendo en la miseria hubiéramos hecho la denuncia”, señaló la vecina. También explicó que la única conmoción previa fue cuando la policía decidió separar a los niños, que ahora están bajo custodia estatal.

Los investigadores aun no han develado las incógnitas básicas del caso: quiénes eran los padres de los niños fallecidos, cuándo y cómo murieron, y quiénes son los responsables de ocultarlos.

 

Agrega un comentario