¿Barbarie o alta cocina? 10 platillos preparados con animales… ¡Vivos!

Alguna vez te has preguntado ¿cuál es el platillo más exótico del mundo?

Nadie lo sabe, pero lo que sí sabemos es que hay dietas raras, o costumbres que no entendemos, como la de comer insectos, o la de aquellos que se dan el “lujo” de comer animales en extinción, y que sus fanáticos aseguran son una verdadera delicia. Sin embargo, podría ser que ninguna de las anteriores genere tanta polémica como la de comer animales vivos. Sí, como lo leíste ¡VIVOS!

Ésta es una práctica común en Asia, pero que trae a las organizaciones de defensa de los animales en un grito por considerarlo una barbarie. A continuación 10 platillos preparados con animales Vivos:

Sannakji.

Es una receta de pulpo muy famosa en Corea del Sur. Al animal vivo se le cortan los tentáculos y se sirven directamente en el plato, por lo que es normal que todavía se muevan cuando llegan a la mesa y que se adhieran a tu garganta.

Casu Marzu.

Se produce principalmente en Italia. Se trata sencillamente del queso cuando aún está repleto de larvas, tanto que saltan ante los ojos del comensal.

Ikizukur.

Es un platillo en donde se sirve un pescado destripado y fileteado pero aún vivo. El cliente elige la pieza del acuario del restaurante, que en manos de un chef experto llega a la mesa en cuestión de segundos, con el corazón aun palpitando y la cabeza moviéndose.

Sashimi de rana.

Una supuesta “delicia nipona”, y es que es un plato en el que la rana se sacrifica y se lleva cruda en el plato, pero aun agonizando, con el corazón dando sus últimos latidos…

Ostras.

Dicen que no hay comida de más clase que ésta, y es que para que sea un platillo completamente fresco, debe comerse cuando las ostras aún están vivas. Generalmente se acompaña con algunas salsas y unas gotas de limón…

Camarones Borrachos.

Un plato chino que consiste en ahogar en licor muy fuerte a los crustáceos, los cuales, aún con vida se colocan en tu plato.

Gónadas de erizo de mar.

Un plato que se retuerce desde tu garganta hasta el estómago. Los cocineros insisten en que este animal está lleno de trozos de carne “deliciosos”. Es un plato raro servido en Japón.

Cobra entera.

En la aldea vietnamita de Le Mat, se puede “degustar” un corazón de cobra aun latiendo. El platillo se come en partes: Primero el chef drena la sangre para que la bebas, después tendrás un vaso lleno de bilis y veneno, para terminar con el corazón.

Larvas vivas.

Son el menú en diversos y lujosos restaurantes de Australia, y se considera como una especie de rito de iniciación en aquel país… ¿Te las comerías?

Ensalada de hormigas.

En Copenhague, Dinamarca, un restaurante sirve hormigas en tu ensalada como una crujiente alternativa libre de gluten, con sabor a jengibre, cilantro y hierba de limón.

 
28 Personas Compartiendo

Agrega un comentario