6 curiosidades de tus músculos que no sabías

No hay mucho que podamos hacer sin nuestros músculos (tragar, respirar, movernos). Sin embargo, a pesar de que los músculos son esenciales para nuestra supervivencia, todavía hay mucho que no sabemos acerca de ellos y la forma en que nos influyen. Aquí os vamos a dejar seis de los datos más interesantes que posiblemente no sabíais acerca de vuestros músculos.

El músculo más fuerte no es la lengua

Muchos de vosotros habréis escuchado aquello de que la lengua es el músculo más fuerte con el que contamos en nuestro cuerpo. Pues bien, por más fuerza y elasticidad que tenga, no se considerará nunca más el músculo más fuerte del cuerpo, ya que el de la pantorrilla lo es, así como el músculo encargado de mover la mandíbula es el que más presión puede ejercer. Además, los glúteos son los músculos más grandes del cuerpo humano.

Los músculos crecen mientras dormimos

Todo ese trabajo que hacemos en el gimnasio vale la pena, después de acabar el día. En las etapas de sueño profundo los músculos se relajan y el flujo sanguíneo aumenta a través de los músculos. Las hormonas que sirven como combustible para el desarrollo muscular son liberadas y los tejidos crecen y se reparan. La National Sleep Foundation así lo ha afirmado. Sin suficiente sueño profundo, no esperemos ver los resultados de nuestro trabajo en el gimnasio.

Los músculos representan el 85% del calor corporal

Cuando los músculos se contraen, emiten el calor, según el Instituto Nacional del Cáncer. Los músculos trabajan y se calientan cuando temblamos. Cuando los receptores de la piel envían señales (vibración), el cerebro desencadena algunas contracciones involuntarias en los músculos, provocando los temblores, y calentando así el cuerpo. La cantidad de músculo que tenemos en el cuerpo provoca que cuando estén trabajando generen la mayoría del calor corporal que podemos crear de la nada.

Es más fácil ganar fuerza que perderla

Si dejamos el gimnasio de golpe, ya sea por una lesión o por tiempo disponible, es posible perdamos tan solo la mitad de lo ganado. Se ve que es más fácil ganar nueva masa muscular que perderla. Un estudio publicado en la revista Fitness y realizado con varios deportistas así lo determinó, ya que el grupo ganó un 47% de fuerza durante su entrenamiento de 2 meses y perdió tan solo el 23% de esta fuerza en los 2 meses posteriores sin hacer ejercicio.

Los músculos queman más calorías que la grasa

Como hemos dicho antes, los músculos generan hasta el 85% del calor corporal. La tasa metabólica en reposo (el número de calorías que quemamos sin hacer nada) está estrechamente relacionada con nuestra composición corporal. El músculo quema más calorías de forma natural que la grasa. Sin embargo, no es suficiente para perder el peso que queremos de la noche a la mañana. Medio kilo de músculos quema alrededor de 6 calorías al día con comparación con las 2 calorías que quema la misma cantidad de grasa. Este estudio fue publicado en Los Angeles Times.

Entre el 35 y 40% de nuestro peso es músculo

Nuestro cuerpo está formado por tres tipos de tejido muscular: esquelético o estriado (encargado del movimiento de los esqueletos axial y apendicular, y de mantener la postura de nuestro cuerpo de forma natural), liso (no contienen estrías y sus contracciones no son voluntarias) y cardíaco (únicamente presente en el corazón, de ahí su nombre). Para que quede fuera de toda duda, el peso muscular es mayor al de los huesos en todo su conjunto, normalmente.

Nuestro cuerpo puede llegar a esconder muchos secretos que no sabíamos. Los músculos, además de ayudarnos a movernos y a hacer todo durante un día de trabajo o estudio, son una maravillosa máquina bien engrasada que, junto al resto de elementos corporales, forman una unidad increíble de vida llamada cuerpo humano. No dejemos de mimar nuestro cuerpo y evitar las lesiones siguiendo los cientos de consejos que os damos cada semana.

Vía SportAdictos.com

 
142 Personas Compartiendo

Agrega un comentario