10 datos sorprendentes sobre los fideos chinos que seguramente no conocías

Hoy en día, a todo el mundo le gustan los fideos chinos. Los clásicos restaurantes asiáticos se acumulan en las grandes ciudades, y a la gente le encanta todo lo instantáneo; tanto, que se han entregado a la hamburguesa, al rollo de langosta e incluso al burrito. Con este panorama es imposible no hacerse adicto a los sabrosos fideos chinos.

A continuación una lista de 10 cosas que probablemente no sabías sobre esta comida que tantas veces te han ayudado a salir del paso.

1. Al principio, los fideos chinos se consideraban un artículo de lujo en los supermercados.

476964185

A pesar de que en la actualidad se ven como un alimento sencillo que comen los estudiantes para no gastar demasiado, los fideos chinos antes eran muy caros en Japón. Momofuku Ando, el creador de los productos Nissin, inventó los Chicken Ramen [fideos chinos de pollo], un aperitivo para comer en cualquier lugar y en cualquier momento, en 1958 cuando se dio cuenta de que la comida escaseaba tras la Segunda Guerra Mundial. Después, cuando llegó a los estantes de los supermercados japoneses, se convirtió en un producto muy caro, ya que los fideos frescos se vendían por una sexta parte del precio de los Chicken Ramen.

2. Es el producto más vendido en la cárcel de Rikers Island.

La comisaría de Rikers Island de Nueva York tiene que asegurarse de que siempre haya reservas de Cup Noodles. Se venden por 35 centavos (menos de 30 céntimos de euro) y, según The New York Post, es el artículo de alimentación más popular. Los vigilantes proporcionan agua caliente a los presos de Rikers para sus queridos fideos chinos. A veces, lo que hacen es tirar los fideos y se quedan con los intensos condimentos del paquete para sazonar la comida insípida de la cafetería.

3. Sólo los productos Nissin de sabor “Oriental” y “Chili” son vegetarianos.

Resulta complicado creer que los paquetes con sabor a “Pollo”, “Ternera” y “Gambas” realmente contengan productos animales, pero así es. El de “Pollo” contiene grasa de pollo y/o extractos, el de “Ternera” contiene grasa de ternera y/o extractos y el de “Gamba” contiene extracto de gamba. Recuerda que sólo hablamos de la marca Nissin.

4. A algunas personas (como David Chang) les gustan los fideos chinos sin cocinar.

Chang, fundador de la cadena de restaurantes Momofuku, explica en Mind of a Chef que le gusta mordisquear fideos crudos con algún condimento como aperitivo: “Creo que tenía unos ocho años. Cuando volvía a casa del colegio, comía fideos chinos para merendar. No sabía que era malo para un niño. De hecho creía que eran buenos”.

5. En China se comen más fideos chinos que en cualquier otro país.

tongnoodle

La demanda de fideos en China es la mayor de todo el mundo, según la World Instant Noodles Association (sí, sí, en serio). En 2013, China consumió más de 46.000 millones de paquetes de fideos chinos. Tong-Yi Instant Noodles, una marca china muy popular, se vende en casi todas partes, desde supermercados hasta puestos de venta ambulante.

6. Según un sondeo, los japoneses consideran a estos fideos como su mejor invento.

Aparte de toda la tecnología que Japón nos ha dado, en el año 2000, el Instituto de Investigación Fuji reveló que los japoneses están más orgullosos de haber introducido los fideos en el mundo. Lo sienten así porque los fideos “representan realmente lo Made in Japan” y se han convertido en un alimento internacional.

7. Si todos los días comieras fideos chinos, te gastarías poco más de 100 euros al año.


Celtic 9767, usuario de Reddit

Está claro que los fideos chinos son baratos. En algunos lugares, un paquete puede costar sólo 0,13 dólares (10 céntimos de euro), por lo que, si alguien se alimentara sólo de esto, gastaría unos 142 dólares al año, es decir, 111 euros aproximadamente. Para que os hagáis una idea: un estadounidense medio gasta 7.852 dólares (6.140 euros) en comida al año.

8. Hay un museo entero en Yokohama (Japón) dedicado a los ‘Cup Noodles’.

cup noodles museum

Se llama CupNoodles Museum, y está dedicado a la historia del producto y a la mente de Momofuku Ando. El museo incluye la ‘My CUPNOODLES Factory’, en la que los visitantes pueden hacer sus propias creaciones de fideos. En la web del museo se afirma que hay 5.460 combinaciones de sabores diferentes.

9. Los primeros fideos consumidos en el espacio fueron fideos chinos.

manking

Momofuku Ando quería que los fideos pudieran comerse en cualquier lugar, hasta en el espacio, y lo consiguió en 2005. Dos años antes de morir, Ando creó Space Ram, un envase de pequeños fideos al vacío (que no necesitaban agua hirviendo para cocinarse) y un caldo más espeso (para evitar que se vertiera). Se hicieron para el viaje del astronauta japonés Soichi Noguchi en el Discovery.

10. Bonus: El pelo de Justin Timberlake en los 90 constituía una publicidad involuntaria de fideos chinos.

Esperamos que su estilo vuelva pronto.

Traducción de Marina Velasco Serrano

 
134 Personas Compartiendo

Agrega un comentario