Estas 5 señales indican que es hora de CAMBIAR de trabajo

A veces terminas siguiendo la carrera profesional equivocada y necesitas que alguien más de lo diga de forma objetiva. Aquí te mostramos 5 señales que puedes identificar por ti mismo.

Muchas personas odian los cambios y enfrentarse a lo desconocido puede ser aterrador. Nos quedamos con lo que nos es familiar incluso cuando ya no nos llena, especialmente en el ámbito de las carreras laborales. A veces las personas se quedan pegadas en un tipo de trabajo o ambiente laboral que los hace infelices y se mantienen allí porque es difícil cambiarse una vez que han adquirido experiencia, poder y un buen sueldo.

Usualmente, las personas terminan haciendo trabajos que no debieran hacer por accidente: comienzan en algún trabajo y son buenos en lo que hacen, por lo que ascienden y ganan una buena suma de dinero. Puede que incluso creen su propia compañía en esa área y se mantienen tan centrados en el crecimiento, cumplir objetivos o generar el dinero que les ayude a mantener su estilo de vida que no se dan cuenta lo toxica que su vida se ha vuelto. Nadie merece sentirse miserable, especialmente las personas que te rodean, cuando tienen que escuchar constantemente lo insatisfecho que te sientes. Puede que no te des cuenta de lo que expresas o que ni siquiera te des cuenta de lo infeliz que te sientes. Pon atención, porque estas señales te ayudarán a determinar si es que es tiempo de hacer un cambio total o si sólo tienes que resolver pequeños problemas (para ello también he incluido algunas soluciones).

1. Te duermes y te levantas sin querer empezar el día

1

La mayoría de las personas pasan por periodos de stress en sus vidas laborales, y muchos se traen esos problemas a la casa. Pero si te llevas esos problemas a la cama también, y te cuesta dormir, quizás es tiempo de re-pensar tu rol. Una señal inequívoca de que estas en problemas es lo difíciles que son las tardes de Domingo, porque sabes que se viene el día Lunes y no quieres trabajar o interactuar con tus colegas: Lo único que quieres es que el domingo fuese eterno. Intenta darle un descanso a tu cerebro y encuentra alguna forma de liberar tensiones. Si no te resulta, quizás sea tiempo de cambiar.

2. Sólo trabajas por el dinero

2

El dinero puede hacer cosas geniales y la falta del mismo puede crear stress, pero rara vez es el dinero capaz de darte satisfacción en sí mismo. La mayoría de las personas buscan sentirse satisfechas con su trabajo, con la camarería que se genera y el crecimiento personal. Si sientes que no tienes una satisfacción real en tu trabajo, puede que necesites cambiar tu rumbo. Intenta tener un estilo de vida más simple para que no te sientas presionado por el dinero y si aun así no puedes sentirte bien con el trabajo que desempeñas, explora las cosas que te gustan y crea un camino para explorar esos campos.

3. Todo correo que te llega te suena sarcástico o condescendiente

3

Si cada vez que te llega un correo electrónico te sientes mal, entonces tienes un problema. ¿Has perdido la perspectiva de la comunicación empresarial? ¿Ya no crees que las personas puedan ser honestas y simpáticas? Los correos son un gran barómetro debido a que, como no transmiten ni emociones ni tonos, usualmente reflejan tus propias emociones positivas o negativas cuando los lees. Puede que leas un comentario de alguien que intenta ser amable y genuino como algo negativo y vengativo porque esa es la manera en que responderías en tu estado actual. Intenta leer todo con un tono positivo para ver si la comunicación virtual mejora. Si aun así te sientes personalmente insultado con todo lo que lees, busca un lugar donde puedas trabajar con personas que te agraden.

4. No tienes muchas cosas positivas que decir.

4

Las personas se meten tanto en lo que hacen durante del día que usualmente no se dan cuenta del tono y la vibra negativa que usan y transmiten a sus colegas. Como usualmente nadie quiere ofender a los demás, simplemente lo aceptan, especialmente si el que está esparciendo la onda negativa es el jefe. Intenta ver si es que detectas cualquier tipo de negatividad en ti mismo durante reuniones, cuando hablas por teléfono o incluso cuando vas por agua. Toma una libreta y anota cada vez que comuniques algo negativo y si a la hora del almuerzo ya te falta papel, quizás necesites ajustar tu situación. Es posible que puedas ver como tu comportamiento decepciona o molesta a aquellos colegas a los que quieres y respetas, todo debido a que te sientes muy frustrado. Si sabes que suenas enojado, amargo o resignado todo el tiempo y te gustaría ser más positivo pero simplemente no puedes, entonces es tiempo de cambiar.

5. No puedes ver la luz al final del túnel

5

Cuando piensas en el futuro de tu carrera laboral, ¿qué ves? ¿Te sientes emocionado por el camino que está tomando o en lo único que piensas es en ese gran bono, salida o retiro? Quizás lo único que ves es un largo camino igual al que ya has recorrido. Si te asusta que las políticas empresariales se mantengan igual, que las dinámicas de relaciones sean tan disfuncionales como han sido hasta ahora y que todos parezcan tener un complot para mantener todo tal como esta, entonces vas derecho a un camino desolador. Decide tomar el control de la situación internamente o simplemente retírate y embárcate hacia un futuro prometedor.

Vía: AP

 
214 Personas Compartiendo

Agrega un comentario