5 razones por las que la grasa abdominal de tu cuerpo podría no disminuir

Más de alguna vez hemos hechos de todo para que la grasa acumulada en nuestra zona abdominal desaparezca y podamos lucir un vientre plano. Sin embargo, hay factores genéticos que puedan estar incidiendo en que tu esfuerzo no tenga los resultados que esperabas.

Tener esta zona del cuerpo más abultada puede ser un predictor de enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, tipos de cáncer y resistencia a la insulina. Si el ejercicio y la dieta no tienen buenos resultados, puede ser producto de la edad, las hormonas y factores genéticos, según consigna Time.

A continuación te explicamos cinco razones que podrían estar afectando a que tu grasa abdominal no se elimine:

1. Ingerir alimentos procesados

La dietista de la Clínica Cleveland en Estados Unidos, Kate Paton, explica que “La grasa del vientre se asocia con la inflamación, por lo que comer demasiados alimentos procesados ​​obstaculizará su capacidad para perder la grasa del vientre”.

El pan blanco, las papas fritas, galletas, bebidas y azúcares en general, favorecen a que el vientre se vea más abultado. Es por eso que una de las razones por las que se recomienda comer frutas y verduras, es por las propiedades anti-inflamatorias que contienen estos alimentos.

2. Ejercicios equivocados

Cuando vamos al gimnasio lo primero que hacemos para adaptar nuestro cuerpo a las exigencias, es realizar ejercicios cardiovasculares, sin embargo estos no ayudarán mucho a eliminar la grasa del abdomen.

Según en endocrinólogo de la Clínica Cleveland “hay que hacer una combinación de pesas y entrenamiento cardiovascular”. El ejercicio de fuerza aumenta la masa muscular, lo que haría que el cuerpo queme más grasa.

La dietista Kate Patton recomienda 250 minutos de ejercicio de intensidad moderada o 125 minutos de ejercicio de alta intensidad a la semana.

3. Estrés

Uno de los factores que más influyen en la baja de peso en general es el estrés que tenemos, ya sea por problemas en el hogar, en el trabajo, las deudas o los hijos.

La explicación para esto es que la hormona del estrés cortisol, puede aumentar la cantidad de grasa en el cuerpo. Estudios han revelado que mayores niveles de cortisol, son relacionados con la grasa abdominal, en donde las células juegan un papel importante.

4. Pocas horas de sueño

Sólo en Estados Unidos el 30% de la población duerme menos de seis horas por la noche. Dormir las horas que realmente necesita nuestro cuerpo es fundamental para reducir la grasa de la cintura.

Un estudio determinó que las personas que descansaban por cinco horas o menos, tienen el 30% más de probabilidad de ganar peso en comparación a quienes lo hacen por siete horas. Esto se concluyó luego de estudiar a casi 70 mil mujeres.

En nuestro país muchos duermen entre tres a cinco horas, periodo de sueño que es dañino para el organismo.

5. La edad también influye

A medida que nos vamos haciendo mayores, nuestro cuerpo cambia en todo sentido, como también la forma en el que ganamos o perdemos pesos. Hombre y mujeres experimentan una baja en la tasa metabólica o la cantidad de calorías que el organismo necesita para funcionar.

Las mujeres tienen que pasar por la menopausia, donde reducen la producción de las hormonas estrógeno y progesterona, mientras que la testosterona cae, pero lentamente. Este es el cambio que provoca que muchas mantengan la grasa en sus vientres.

 
116 Personas Compartiendo

Agrega un comentario