Intento de robo en bus termina en singular excusa y llanto del asaltante

Vía YouTube

Para desgracia del ladrón, el conductor del bus reaccionó rápido, atrapando su mano con la puerta del vehículo. Acto seguido y armado de un bate, logró reducir a garrotazos al individuo (en una escena digna de caricaturas), mientras seguía desplazandose para entregarlo a la policia.

Lo que llamó la atención de los usuarios de redes sociales es que, fuera de la paliza propinada al asaltante, éste intentara excusarse asegurando que todo era una broma y que la víctima era su “tía María del campo”… antes de romper en un llanto simulado.

El asaltante fue identificado como Pablo Ignacio Riquelme Curiqueo (22), quien tenía condenas por robo con sorpresa, robo con intimidación, lesiones y robo con violencia.

Cabe señalar que Riquelme fue formalizado por la fiscal Marcela Cartagena, por robo con sorpresa en carácter de frustrado y por los antecedentes penales, quedó en prisión preventiva.

 
12 Personas Compartiendo

Agrega un comentario