17 maneras de convertir TU CAMA en el lugar más acogedor del MUNDO

¿Crees que tu dormitario es un sitio aburrido o que ya no tienes ideas para darle un cambio que te haga sentir mejor? Mira estos simples trucos para convertir tu habitación, específicamente tu cama, en el lugar favorito de tu casa.

1. Cuelga las luces de cadena encima de tu cama para añadir un poco de magia.

b1

Cuelgue las luces detrás de una sábana o cortina fina y ayudarás a que tu habitación sea mágica. Puedes utilizar las luces normales de los árboles de navidad.

2. Viste tu cama con un manta gigante.

b2

Puedes tejer tu propia manta y si no puedes comprar esta versión del Ikea, pedir uno hecho a mano en Etsy o echa un vistazo a estas opciones frescas de lana gruesas.

3. Obtener un verdadero edredón.

b3

Es una de las cosas que marca más la diferencia aunque no lo parezca. Dormir bajo una hermosa nube ingrávida te sienta mucho mejor que las interminables capas hechas de botellas de plástico recicladas. Good Housekeeping tiene recomendaciones para los mejores edredones de  plumas. Si eres alérgico hay un montón de alternativas sin plumas y de bajo presupuesto.

4. Sólo hay que poner una bonita funda nórdica fácil de lavar en su edredón.

b4

Queda realmente genial y además resulta súper cómodo. Hacer la cama te va a costar cero trabajo. Busque una funda nórdica fácil de lavar hecha de fibra suave y natural (franela, algodón, lino, etc).

5. Pon una alfombra extra junto a la cama para hacer las cosas más fáciles para tus pies por las mañanas.

b5

Cuando se trata de alfombras, nunca hay suficiente.  Puedes obtener esta piel de oveja blanca en Ikea.

6. Un tiro de piel sintética en la parte superior de las cubiertas añadirá glamour.

b6

Echa un vistazo aquí.

7. Aprende a meter las fundas nórdicas de manera perfecta.

b7

Parece una cosa sin importancia, pero es lo más bonito de tu cama y lo que más se ve. Tiene que estar muy bien puesta.

8. Haz la cama todas los días.

b8

No tiene que estar perfecta, pero se tiene que ver bien y con ganas de entrar en ella. Te sentirás como si estuvieras en un hotel donde tu eres el único invitado. Si te cuesta mucho hacer la cama, pon una manta por encima cada vez que la hagas.

9. En caso de duda, añadir almohadas.

b9

No te vuelvas loco aquí, pero pon al menos dos almohadas. Ya verás como esto aumentará el factor de acogida significativamente, especialmente si utilizas almohadas con un montón de diferentes formas y texturas.

10. Si tienes habilidades básicas de costura puede ser muy fácil y barato.

b10

11. Invertir en una lámpara de noche agradable para que nunca más tengas que levantarte para apagar la luz del techo.

b11

12. Puedes ahorrar dinero en una cabecera propia.

b12

Necesitarás una tabla, almohadillas de tela y botones.

13. Intenta utilizar lino en lugar de algodón.

b13

Esto marcará una diferencia mucho más grande. El lino es muy acogedor en invierno y da mucha luz y frescor en verano. Y es siempre artístico, elegante y arrugado. Así no tendrás que preocuparte cuando hagas la cama.

Rough Linen vende estas anticuadas sábanas de lino, aunque puedes encontrar otros más tradicionales en Restoration Hardware o Garnet Hill. No son baratos, pero son muy suaves y buenos, por lo que probablemente ganarás comprando estos a lo largo de los años.

14. Poner una tela en el techo.

b14

Comprar clavijas de madera en una tienda de artesanía y adjuntarlas a los techos con ganchos o chinchetas.

15. Añadir una espuma o pluma a su colchón para que sea más cómodo.

b15

Puedes obtener las almohadillas de espuma en IKEA o en otras tiendas para el hogar.

16. Si tu cama está en un rincón o habitación muy pequeño, la puedes convertir en un escondite en forma de barco con unas cortinas.

b16

Da mucha luz y es muy acogedor. Obtén más información sobre esto en Apartment Therapy.

17. Cuando todo va mal: Encuentra a alguien peludo para compartir tu cama.

b17

Vía: CV

 
186 Personas Compartiendo

Agrega un comentario