¿Qué se ha hecho Renée Zellweger? Los cirujanos revelan cómo fue su cambio

Sí: Renée Zellweger se ha operado. Los cirujanos plásticos responden a la pregunta que muchos se hacen estos días: ¿Qué se ha hecho en la cara la actriz Renée Zellweger? Su cambio es radical, al menos desde sus últimas apariciones públicas, ysu imagen actual contrasta con la que muchos tenían de la etapa en la que interpretó a Bridget Jones, probablemente su papel más conocido. Su primera aparición pública tras el cambio tuvo lugar el pasado lunes 20 de octubre, y voces tanto críticas como pidiendo respeto por la decisión de Renée se han alzado en estos días. Hasta la propia actriz ha asegurado estar feliz de que la gente note su cambio, ya que se encuentra en una etapa mucho más positiva de su vida.

bloggif_5447c9fe6b70f

Pero, ¿qué se ha hecho exactamente Zellweger? El Huffington Post ha hablado con dos cirujanos plásticos para que expliquen en qué consiste exactamente la evolución de la actriz.

Tanto el doctor Antonio Tapia, especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del instituto que lleva su nombre, como el doctor en cirugía plástica-estéticaRubén Guilarte, coinciden en una evidencia: efectivamente, la actriz se ha sometido a una cirugía.

El doctor Tapia opina que la paciente se ha realizado un “medio lifting muscular de tipo vertical”, que consiste en “abrir la zona de alrededor de los ojos, subir la ceja, subir el pómulo y perfilar la mejilla, para lo que le han vaciado el moflete y las glándulas de Bichat”, que se encuentra dentro de la mejilla. El cirujano cree que lo más llamativo es el levantamiento “de un párpado superior muy caído, muy eslavo”.

Para Tapia, el de la actriz “es un cambio positivo”. “La comparación que se hace es tremenda. Se presenta una foto de 2001 y una de 2014, con una paciente que pesaba unos 20 o 30 kilos más, y que está muy delgada ahora. Los papeles la han obligado a engordar y adelgazar en cantidad, lo que hace que aumente la laxitud de los tejidos”. La edad a la que se la ha hecho (45 años) también es adecuada, según el doctor, puesto que es la habitual a la que se realizan este tipo de intervenciones.

El coste de la operación sería (en una clínica española, eso sí), de unos 10.000 euros, explica Tapia, aunque se desconoce en qué consulta (previsiblemente de Hollywood o alrededores) ha pasado Zellweger por el bisturí.

El doctor Guilarte desglosa el cambio (y sus precios) de Zellweger en distintas operaciones: “una blefaroplastia [retoque del párpado superior], de la que se recuperaría en unas dos semanas, unos 5.000 euros; un aumento de pómulo, con ácido hialurónico, del que se recupera en un mes, unos 1.200 euros; quitar las bolas de Bichat, unos 2.000 euros”.

Para Guilarte el problema del cambio de Zellweger no está tanto en la cirugía en sí como en el tono de la piel, que es muy distinto al que la actriz acostumbra. “Se ha hecho algún tipo de microdermoabrasión, peeling o tratamiento con láser, para el que debía esperar un mes antes de reaparecer, pero se ha dejado ver muy pronto. Es como si la piel se hubiera quemado”, explica. Eso hace que parezca mayor, pese a que seguramente buscaba el efecto contrario. “Tiene 45 y está guapa para una mujer de 50″, cuenta Guilarte.

Ambos médicos están de acuerdo en que la operación es perfecta. “No se ve absolutamente nada. Si está bien hecho las cicatrices están totalmente ocultas”, relata Tapia. Para Guilarte, también es técnicamente correcta: “Sí, le sobraba mucha piel. Ya no le sobra la del párpado superior mediante la blefaroplastia”. El retoque ha hecho que el redondo rostro de quien una vez fue Bridget Jones sea ahora “mucho más ovalado”, explica Guilarte, sobre todo por la eliminación de las glándulas de Bichat, algo habitual y que no supone un problema para los adultos. “Es una glándula involutiva de cuando somos lactantes y no nos sirve de nada. A ella le daba un tipo de cara más redondita que ahora es más ovalada”.

Ambos doctores explican que estos tipos de cirugías son normales, mucho más frecuentes de lo que muchos piensan. “Es un retoque superfrecuente a partir de los 45 años, una de las cirugías más habituales. De eso vivimos algunos”, ríe Guilarte. También Tapia lo cree así: “Este tipo de operaciones se practican mucho en España, hay bastante gente operada, mucho más de lo que se cree. Cada semana tengo una. Los pacientes pasan entre 24 y 48 horas en la clínica y en una semana vuelven para quitarse los puntos”.

Eso sí: Renée tendrá que repetir. Tapia advierte que se suele necesitar un retoque a los 12 o 15 años. Permanezcan atentos.

Vía:  El Huffington Post

 

Agrega un comentario