17 palabras extrañas que no creerías que el diccionario de la RAE acepta

A finales del mes de Octubre la Real Academia Española (RAE) hizo estreno de su 23° versión en papel de su prestigioso Diccionario, compuesto por 2.500 páginas y con cerca de cinco mil palabras nuevas. Luego de leer este articulo, te darás cuenta que algunas personas no necesariamente escriben o hablan tan mal como pensabas.

- Palabro: No es el masculino de palabra, sino que hace referencia a “una palabra mal dicha o estrambótica”.

- Almóndiga: Si alguna vez oíste decir eso a una persona, quizás te reíste, pero puede que la vergüenza la pases ahora, pues se acepta, aunque, dice la RAE, es una palabra en desuso que refiere a la albóndiga.

- Pompis: Sí, es lo que imaginas. Sinónimo de trasero, pandero, posaderas, nalgas y culamen, ésta última recientemente agregada.

- Otubre: En desuso, pero aceptado para hacer referencia al décimo mes del año. Algo similar a “conceto” que, al igual que el anterior, está en desuso pero es concepto.

- Descambiar: Imagina esto, una persona va a una tienda, y cambia una polera que había comprado previamente. Escoge otra, se la prueba y no la convence. Finalmente le dice al  vendedor: “No me gustó, ¿me lo puede descambiar?”

Algo así es el concepto (o conceto) de este término que es sinónimo de destrocar, esto es:  deshacer el trueque o cambio.

- Uebos: ¿No le adelantamos que se sorprendería? Pues resulta que esta palabra significa “necesidad, cosa necesaria”. Y ejemplifica con: Uebos nos es. Uebos de lidiar. Así que anda pensando en cómo ocuparla y lucirte, explicando su significado a tus amigos.

- Arremangarse: Es básicamente remangar, es decir, “recoger hacia arriba las mangas o la ropa”.

- Ño: Apócope de señor, similar a norabuena, que no es más que enhorabuena, y de la que muchas veces dice cierto lector de noticias con acento español.

- Jonrón: Y es lo que crees. Lo que viene de “home run” -término en inglés que viene del béisbol-, también la RAE lo acepta.

- Abracadabrante: A esta nota podríamos fácilmente decir que es abracadabrante (sí, cuesta un poco decirla). El término es sinónimo de  sorprendente o desconcertante.

- Toballa: ¿Quién no ha oído a un niño decir toballa y corregirle por hablar mal? Pues deja de hacerlo, que ya la RAE lo acepta para hacer referencia a la tela con la que te secas.

Bluyín / Yín: “¡Mis córneas!”, gritarán algunos, pero la RAE lo ha aceptado. Según se explica, porque en Latinoamérica a los pantalones de mezclilla jamás le decimos así, y sólo jeans, así que la Academia, muy actualizada, agregó el término pero con la grafía en español.

- Güisqui: Lo mismo que lo anterior. No hay que pensarlo mucho. Ahora el whisky es en español güisqui, como cuando lo decimos al pedir a un grupo que sonría en una foto.

- Agibílibus o Agílibus: No es el nombre de un hechizo o una línea de bus rápida. Hace referencia “a la habilidad, el ingenio, a veces pícaro, para desenvolverse en la vida”.

- Quitaipón:  Es “el adorno, generalmente de lana de colores y con borlas, que suele ponerse en la testera de las cabezadas del ganado mular y de carga”.

- Papahuevos: Es el bobalicón, el papanatas de toda la vida. Sí, un nuevo insulto a agregar en nuestro vocabulario.

- Zangolotear: Hace referencia “a un movimiento continuo y violento, de una parte a otra sin concierto ni propósito”

¿Que te han parecido? Ya tienes 17 nuevas palabras que puedes comenzar a utilizar en tu vocabulario desde hoy, sin sentirte mal al respecto.

 
341 Personas Compartiendo

Agrega un comentario