¡Atención! 8 malos hábitos que debes evitar cuando te bañas

Aunque bañarnos sea un acto que realizamos diariamente, no conocemos ciertas cosas sobre esta importante tarea. Por ejemplo, ¿sabes cada cuánto tiempo deberías lavar tus toallas? Aquí encontrarás la respuesta.

1. Usar la misma toalla o esponja.

Desafortunadamente, las dos son nidos de bacterias. En realidad, deberías de usar la misma toalla sólo tres o cuatro veces antes de echarla a lavar. Y para asegurarte de que queden realmente limpias, lávalas en agua caliente. Esto eliminará cualquier residuo de grasa corporal. También, deberías cambiar tu esponja cada tres o cuatro semanas.

2. Exfoliarte todos los días.

Tal vez pienses que la exfoliación diaria es la mejor manera de remover la suciedad y la grasa acumulada, sin embargo, cuando te exfolias demasiado puedes provocar que tu piel se haga incluso más grasosa y, como consecuencia, que atrape más polvo y bacterias. En lugar de eso, usa un exfoliante suave sólo dos veces a la semana; mejor aún, úsalo sólo una vez a la semana y hazlo antes de dormirte.

3. Lavar tu pelo sin haberlo cepillado antes.

lavar-cabello-correctamente

Para evitar que se quiebre, dale a tu pelo, una buena cepillada antes de meterte a bañar. Esto evitará que se rompa y se hagan nudos. Y si tu pelo es propenso a enredarse, utiliza un cepillo de cerdas grandes después del acondicionador para mantenerlo suave y liso.

4. Lavarte los dientes mientras te bañas.

Al estar haciendo varias cosas al mismo tiempo, probablemente tus dientes no estén obteniendo la atención que necesitan. Los expertos recomiendan por lo menos dos minutos enteros de cepillado.

5. Rasurarte las piernas primero.

52e96b6baa558_615x409

Sabemos lo que pasa: tienes prisa, corres a la regadera y lo primero que haces es sacar el rastrillo. Si no tienes tiempo, sería mejor que ni siquiera te rasuraras. Para que tus piernas queden realmente suaves y sin vello, deberías esperar por lo menos 15 minutos para empezar a rasurarte. De esta forma, el vapor y el agua caliente suavizan el vello y abren los folículos.

6. Lavar tu pelo todos los días.

¿Quién lo diría? Entre más lo laves, más grasoso se volverá. Esto sucede porque tu cuero cabelludo comienza a sobreproducir grasa para compensar. Mejor lávate el pelo un día sí y otro no, o cada tercer día; de esta manera los aceites naturales pueden penetrar de la raíz a las puntas, dejando tu pelo más brillante y sano.

7. Bañarte con agua muy caliente.

ducha

Hace muchísimo frío y lo entendemos, un largo y caliente baño suena como lo mejor del mundo. Pero agua demasiado caliente puede exacerbar problemas en la piel, como eczema, acné y piel seca y opaca. Mejor báñate con agua tibia.

8. Secarte intensamente con la toalla.

Secarte demasiado fuerte el pelo puede arruinar los folículos de tu pelo, lo que puede ocasionar daño severo y caída. Además, puede empeorar problemas en la piel como sequedad y picazón. Sécate suavemente y evita amarrar tu pelo con la toalla.

 

Vía: Cosmo

 
212 Personas Compartiendo

Agrega un comentario