Aunque NO lo parezca estos 11 actores y actrices tienen fama de ser INSOPORTABLES

Con algunos actores de Hollywood sería mejor no encontrarse nunca. Todos estos tienen fama de tener una estupidez encima muy, pero que muy grande. La fama sube como la espuma y algunos son más vulnerables que otros.

BRUCE WILLIS

El reputado actor estadounidense y amado por todas las féminas guarda un secreto muy desagradable. Lamentablemente, Willis es un antipático, una de esas personas que es mejor no cruzarte si tiene un mal día. Los directores prefieren desecharle como actor, es más, el que fuera su jefe en ‘Cop Out’, Kevin Smith, declaró que trabajar con él era “aniquilante para el alma de cualquiera”.

Willis es capaz de dar sus propias órdenes en las películas e, incluso, irrita a sus propios compañeros de trabajo. Sylvester Stallone le dedicó un tuit que iba dirigido a él indirectamente: “holgazán y ambicioso… una fórmula para el fracaso”, escribió.

EDWARD NORTON

El guapísimo y genial actor no hace demasiadas películas, por desgracia. Pero no precisamente porque no sea bueno, sino porque es un borde de mucho cuidado. La definición de un talento desperdiciado por estúpido. Los directores de Hollywood prefieren no verle la cara por grosero y por sus repentinos cambios de humor.

Norton llegó a quitarle el material de la exitosa ‘American History X’ para editarlo y cambiarlo él mismo porque no estaba contento con el resultado. No se salió con la suya, se enfurruñó y no acudió a gran parte de los actos promocionales por su enfado con el desenlace de la película, decisión del director y no del actor. Esto le costó a Norton más de una condena judicial por incumplimientos contractuales.

CHRISTIAN BALE

El polifacético actor de Hollywood no es como parece. Resulta que tiene una fama de lunático que no puede con ella. Se rumorea que a muchos compañeros suyos de rodaje les da miedo trabajar con él, sobre todo cuando se le cruzan los cables de la cabeza.

Durante la filmación de ‘Terminator Salvation’ el director de fotografía de la película hizo un ruido que desconcentró la interpretación a la estrella. No pudo contenerse y estuvo hasta cinco minutos soltando sapos, culebras y amenazas por su boca. Y no solo en el trabajo, una agresión a su madre que le llevó a los calabozos durante la promoción de ‘El Caballero Oscuro’. Vamos, toda una joyita.

LINDSAY LOHAN

La polémica vida que ha llevado (o lleva) Lohan, de drogas y otros excesos, la ha causado un declive profesional de mucho cuidado. Su actitud y sus cambios de humor, sumados con sus discutibles interpretaciones, han hecho de ella una estrella estrellada. La reputación de la joven actriz está arruinada desde hace tiempo. La han dado alguna que otra oportunidad pero siguen sin confiar hoy en día en ella.

Pide incesantes ingresos de dinero por ponerse de cara a las cámaras y no da nada a cambio, ya que llega tarde siempre y, cuando hace su aparición, mete prisas porque tiene que hacer sus cosas. Dicen que cuando abandonó el plató de Ugly Betty los trabajadores comenzaron a aplaudir de felicidad.

RUSELL CROWE

Uno de los actores con más talento de Hollywood es él, sin duda. Ha protagonizado películas de culto como ‘Gladiator’ o ‘Una mente maravillosa’ y se ha ganado una reputación indudable. Pero no es oro todo lo que reluce. El actor ha manchado mucho su imagen entre los directores por ser un auténtico insoportable.

Se dice de él que tiene una chulería tan grande que llamarle egocéntrico se le queda corto. La bordería que desprende les ha causado más de un quebradero de cabeza a los que le han dirigido. Y no son solo rumores. El propio Crowe ha reconocido en alguna entrevista que siempre está de mal humor y que sus cambios de ánimo resultan imprevisibles.

KATHERINE HEIGL

La guapísima promesa de la comedia romántica estadounidense se quedó en nada por su carácter poco soportable. Altiva, cotilla, estúpida y sinfín de palabras feas que tienen fama de definirle. Todos los que han trabajado con ella desearían tirarse por un puente antes que repetir la experiencia, más o menos. Varios productores de Hollywood han declarado que trabajar con ella “no merece la pena por no soportarla”.

Hasta tal punto llega el orgullo de la joven actriz que rechazó su nominación al Emmy por ‘Anatomía de Grey’ al considerar que los guiones de la serie estaban mal escritos. O más bien, no estaban a su gusto. Gracias a esta fama, nadie la quiere en sus películas.

KRISTEN STEWART

La protagonista de la taquillera saga de ‘Crepúsculo’ tiene pinta de ser un poco seca y sosita, aunque se podría pensar de ella que puede ser simpática. Pero no. Tiene fama de ser una persona más agria que el limón.

Muchas personas con las que ha trabajado la han señalado como una chica insoportable a causa de su fama. Vamos, que se cree toda una estrellita. Dicen que no se relaciona con casi nadie y es de pocas palabras.

GWYNETH PALTROW

La cara de dulce que tiene la actriz no se corresponde con el carácter que se gasta. Pero nada. Tuvo una época dorada de éxitos, los papeles le llovían sin parar. Incluso ganó el Oscar por la película ‘Shakespeare in Love’. A partir de ahí, se acabó. La fama le comenzó a subir y, si ya era borde de antes, se convirtió en una déspota de cuidado.

No solo no la quieren en los rodajes, sino que sus manías con la dieta vegetariana y sus estupideces varias con la comida fueron la clave de su ruptura con Chris Martin. El cantante vio en Jennifer Lawrence lo que Paltrow no le daba y es que, además, tiene fama de ser una chica muy aburrida.

JENNIFER LÓPEZ

La diva de la música es una de las mujeres más sexys y cotizadas del planeta. Eso nadie se lo va a poner en duda, pero no le da derecho a que, cuando saca su discutible faceta de actriz, sea lo más insoportable del mundo con todo el mundo de su alrededor.

Nadie la quiere en sus rodajes, a pesar de que su presencia sea la traducción del éxito en taquilla. Ha interpretado algunas películas románticas y lleva tiempo sin hacerlo precisamente por las exigencias que se trae durante el tiempo de trabajo. Desde caprichos caros para comer, hasta tratar con desprecio a sus compañeros, así se las gasta la cantante.

SHARON STONE

Atractiva, superdotada y buena actriz. Parece que lo tiene todo, pero no. La diva tiene una fama de prepotente que no puede con ella. Como es lógico, Stone sabe perfectamente que es guapa y, al parecer, el ego lo tiene bien subidito.

Se dice de ella que trata fatal a todos los asistentes con los que trabaja en sus películas y que es una borde de mucho cuidado. Tanto que se ha ganado el mote de ‘la más temida de Hollywood’. Pero eso no la ha impedido tener un éxito abrumador, lo que le faltaba para creérselo un poco más.

MIKE MYERS

El actor de Austin Powers que puso de moda la frase “yeah, babu, yeah” tiene toda la pinta de ser simpatiquísimo, ¿verdad? Pues no. Myers es todo lo contrario superando hasta al más estúpido de los estúpidos o, al menos, eso dicen los que han trabajado con él. Adjetivos como malhumorado, dominante y egocéntrico son los que han utilizado sus compañeros después de los rodajes.

Un miembro del equipo de una de sus películas contó una vez que lo despidieron porque le miró directamente a los ojos. Vaya actitud que se gasta el actor.

Vía Que.es

 
96 Personas Compartiendo

Agrega un comentario