Este mensaje guardado en una botella tardó más de 2 décadas en ser encontrado ¡Impresionante!

Hace veintidós años, tres niños suecos hicieron un mapa pirata falso, lo pusieron en una botella de vidrio, y lo tiraron al mar. En ese momento Erik Runestam, Lina Runestam y Christoffer Högström probablemente estaban muy emocionados pero con el tiempo se olvidaron de ella. Sin embargo, más de dos décadas después alguien encontró la botella, y no fue alguien del pueblo de al lado. La botella con el misterioso mapa fue encontrada nada más ni nada menos que en Panamá, donde su descubridor la reenvió de nuevo a casa.

El falso mapa pirata que los niños enviaron.

mapa-1
Erik Runestam

Cuando Leonard Pearson encontró el mapa en una playa panameña, se lo llevó a su casa y tradujo su mensaje con la ayuda de Google. Después de encontrar una dirección para devolverlo, Pearson decidió escribirles algo al trio de amigos. Högström y los Runestams estaban emocionados al saber que su mapa hizo un viaje exitoso, pero por desgracia, Pearson no dejo la dirección del remitente. El grupo mantiene la esperanza de que van a ser capaces de seguirle la pista. Como lo demuestra la carta que recibieron, estas cosas pueden llevar tiempo.

El viaje del mapa.

mapa-2
Google Maps

(A través de laughingsquid )

Una botella que recorrio todo el océano atlantico y llego a parar a la manos de alguien que tuvo suficiente amabilidad como para tomarse el tiempo de devolverla.

 
61 Personas Compartiendo

Agrega un comentario