11 Súper alimentos que te mantendrán Joven y Sano

Siempre te has preguntado como existen culturas que se mantienen tan bien sin tanto esfuerzo, es porque en su dieta se incluye la ingesta de los alimentos que conocerás a continuación es tiempo de volverse sano y mantener ese espíritu y cuerpo joven que mejor que iniciar el 2015 incluyendo estos milagrosos alimentos, y lo mejor de todos es que cuestan muchísimo menos que cualquier cirugía.

1. Consumir batata también conocida como camote o boniato tiene muchos beneficios, incluyendo mantener tu piel firme…

grid-cell-25099-1420496473-17anigif_original-grid-image-8226-1408111508-4

Cada vez que te comes un camote, le estás haciendo un favor a todo tu cuerpo, incluyendo tu rostro. “El camote es un alimento increíblemente saludable, lleno de caroteno (ingrediente clave para una piel radiante), vitamina C y B6, biotina, fibra y un fuerte antioxidante”, dice Stephanie Middleberg, dietista radicada en Nueva York y fundadora de “Middleberg Nutrition”. También es una buena fuente de cobre, el cual ayuda a que tu cuerpo produzca colágeno, haciendo que estos tubérculos sean un sistema más barato y menos doloroso que las inyecciones faciales.

Pero la forma de comer camote también importa: los camotes fritos no son necesariamente una opción más saludable que las papas fritas normales. “Realmente depende de cómo sea cocinado”, dice Keri Gans, otra dietista radicada y registrada en Nueva York y la autora del libro: “The Small Change Diet” (La dieta del pequeño cambio). “Si están muy fritas, no nos engañemos, es como comer papas a la francesa”. Trata de preparar los camotes asados en lugar de fritos, así obtendrás el lado nutritivo sin esas grasas poco saludables.

2. Los antioxidantes en las bayas pueden reparar tu piel y podrían incluso mantener tu cerebro joven…

grid-cell-29309-1408377334-35anigif_original-grid-image-4878-1408117362-18

La antocianina, el antioxidante que da a muchas bayas sus llamativos colores, también protege tu piel de los rayos UV. “Las fresas también son una buena fuente de sílice, un mineral esencial para una piel y un tejido conectivo sanos”, dice Middleberg.

Además de eso, investigadores de la Universidad de Tufts y de la Universidad de Maryland del Condado de Baltimore encontraron que después de alimentar ratas con una dieta de arándanos y fresas durante más de dos meses, y usar luego radiaciones para acelerar el envejecimiento, los cerebros de las ratas tenían niveles de toxinas más bajos. “Estamos esperando que (estos resultados) se traduzcan también a estudios humanos”, dijo la Dra. Barbara Shukitt-Hale, investigadora encargada del estudio.

Si quieres algo dulce y saludable, prueba estas paletas de yogurt de bayas rojas, blancas y azules (o uno de estos deliciosos postres de bayas de verano si quieres otro gusto más).

3. Los frijoles o granos le ayudan a tu piel reduciendo la inflamación, y mejoran la salud del corazón con la proteína y la fibra que contienen…

grid-cell-23512-1420496548-2anigif_original-grid-image-29156-1408113314-5

“Los frijoles, en general, son increíbles”, dice Gans. Contienen mucha proteína, fibra y vitaminas B, todas buenas para el cuerpo. Las proteínas y la fibra ayudan a mantener sano el corazón, y las vitaminas B, según Gans, reducen la inflamación de la piel.

Aunque cada tipo de frijol tiene un nivel de nutrientes específico, Gans aconseja que comas simplemente los que más te gusten. “Pero”, dice, “no estoy diciendo que coman frijoles refritos”, que pueden contener altos niveles de grasa. Mejor cómelos al natural o con huevos rancheros.

4. La avena también está llena de vitaminas B, las cuales mejoran tu piel…

grid-cell-17226-1420496556-14anigif_original-grid-image-7772-1408113786-4

“Soy una gran defensora de la avena”, dice Gans. La avena está repleta de una gran cantidad de nutrientes, incluyendo vitaminas del complejo B, fibra y proteína. Esas vitaminas B son maravillosas para la piel, el cabello y las uñas, pero también actúan profundamente para nutrir el sistema nervioso. La fibra ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo y la proteína mantiene tus niveles de energía altos.

Pero, agrega Gans, “no estoy sugiriendo la avena instantánea endulzada on azúcar”. En lugar de eso, prueba esta avena como un superalimento envasado durante la noche.

5. La leche puede darte vitamina D si no puedes recibirla del sol…

grid-cell-18991-1408377552-13anigif_original-grid-image-676-1408114132-8

Nuestro cuerpo necesita vitamina D para que podamos absorber el calcio y mantener una buena salud ósea y, usualmente, la obtenemos del sol. Además, según un estudio británico de 2007, los niveles más altos de vitamina D también pueden mejorar la salud del ADN en nuestras células, retardando el proceso de envejecimiento y protegiéndonos contra las enfermedades relacionadas con la edad.

“Realmente, sólo tienes que tomar 10 minutos de sol diarios para adquirir la vitamina D que necesitas”, dice Gans. Pero para algunas personas, especialmente en invierno, puede resultar difícil tomar esos 10 minutos. En esos casos, Gans recomienda tomar leche, ya que casi toda está fortificada con vitamina D. Al igual que algunos jugos de naranja y leche no pasteurizada. Sólo debes leer la información nutricional.

6. El curry en polvo puede prevenir el crecimiento de células cerebrales tóxicas y prevenir el Alzheimer…

grid-cell-30933-1408377617-2anigif_original-grid-image-4853-1408116069-5

El curry ha sido usado en la India desde hace mucho tiempo para tratar una variedad de enfermedades, incluyendo el cáncer de mama, enfermedades del hígado y las hemorroides, pero investigaciones recientes demuestran que también podría prevenir el Alzheimer. En 2001, investigadores de la Universidad de Los Ángeles, California, descubrieron que la curcumina, un componente del curry, bajaba los niveles de ciertas toxinas en ratones con los cerebros modificados para replicar los efectos del Alzheimer, concluyendo que, “este componente presente en la especia india se muestra prometedor en la prevención de la enfermedad de Alzheimer”.

Prueba estos fáciles garbanzos asados al curry, que además contienen mucha proteína y fibra saludable.

7. Las sardinas y las anchoas están llenas de omega 3 y ácidos grasos (y tienen niveles de mercurio y precios más bajos que la mayoría de los salmones)…

grid-cell-13349-1408377677-12anigif_original-grid-image-7099-1408114769-21

Agregar más omega 3 a tu dieta puede retrasar el deterioro natural de tu cerebro a medida que envejece, según un estudio realizado en enero 2014.

Busca las anchoas europeas del Adriático o las sardinas del Pacífico para obtener la mayor cantidad de omega 3 y la menor cantidad de mercurio posible. (Además, los pequeños huesos en las sardinas son otra gran fuente de vitamina D). ¿te da miedo probar las anchoas? Empieza poco a poco con un dip “Diosa Verde”.

8. El cacao puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas y prevenir la diabetes y el cáncer, siempre y cuando elijas con cuidado el tipo de chocolate.

grid-cell-28655-1408372321-2anigif_original-grid-image-11898-1408116308-4

No todos los chocolates son saludables, pero un buen tipo de chocolate puede en realidad mejorar tu salud. “El cacao puro”, dice Middleberg, “es extremadamente saludable”. En un estudio de los indios Kuna en las costas de Panamá, los científicos atribuyeron el bajo riesgo de hipertensión y de enfermedades cardiovasculares de la población (a pesar de su peso y consumo de sal) a su alta ingesta de cacao, que es 10 veces mayor al de un estadounidense normal.

Sin embargo, dichos científicos también descubrieron una diferencia entre el cacao Kuna (hecho a base de granos secos con poco endulzante) y el chocolate comercial, que por lo general es altamente procesado y es mucho menos saludable. “Debes buscar variedades [en polvo, grano o chocolate] que contengan más de 75% de cacao”, dice Middleberg, “porque cuanto más cacao, menos azúcar y rellenos”.

Come directamente semillas de cacao si te gusta el sabor amargo, o intenta hacer estas trufas de cacao crudo, nueces y bayas.

9. Las grasas saludables como el aceite de oliva y las nueces reducen el riesgo de un ataque cardíaco, derrame cerebral y muerte enfermedad cardiovascular…

grid-cell-30991-1420496699-2anigif_original-grid-image-11737-1408115754-4

¡No toda la grasa es mala! Algunos tipos de grasa pueden incluso ayudarte a vivir más tiempo. En un estudio de cinco años de casi 7,500 participantes, investigadores de Harvard encontraron que las personas que consumían un litro más de aceite de oliva extra virgen a la semana o unas onzas extras de frutos secos al día sufrían muchísimo menos ataques al corazón, derrames cerebrales o muertes que los participantes que seguían una dieta baja en grasa. “La disminución fue impresionante”, escribió el Dr. Anthony Komaroff, Editor en Jefe de “Harvard Health Publications”.

Los frutos secos y el aceite de oliva son fáciles de incorporar a tu dieta. Cocina con aceite de oliva y come nueces crudas como refrigerio la próxima vez quieras atacar las papas fritas. Sin embargo, dice Middleberg, “aún así, es fácil exagerar”. Ella recomienda limitar las porciones a 1 cucharada de aceite, 1 onza de nueces y 1-2 cucharadas de mantequilla de nuez.

10. Las espinacas y otros vegetales de hojas verdes pueden aumentar tu energía, fortalecer tus huesos y proteger tus ojos…

grid-cell-20491-1408372262-13anigif_original-grid-image-7936-1408116600-4

Parece que no hay mucho que la espinaca no pueda hacer. Esas pequeñas hojas están llenas de hierro, vitamina K y nutrientes como la luteína y la zeaxantina. El hierro aumentará tu energía y fortalecerá tus músculos, mientras que la vitamina K ayudará a la densidad de tus huesos y prevendrá posibles fracturas y osteoporosis. La luteína y la zeaxantina hacen que tus retinas absorban la luz perjudicial antes de que pueda dañar tu visión, disminuyendo así el riesgo de enfermedades oculares crónicas como las cataratas, la degeneración macular relacionada con la edad (AMD), según la Asociación Americana de Optometría.

Añadir espinaca a tu dieta es fácil porque puedes comerla cruda o cocida, sofreírla toma alrededor de un minuto y puedes ponerla en un plato aunque no esté en la lista de ingredientes. Para obtener todos los beneficios de la vitamina K liposoluble, asegúrate de comerla con un poco de grasa, como aceite de oliva o queso, para que tu cuerpo pueda absorberla. Trata de usarla en un quiché como éste.

11. El consumo moderado de vino tinto puede mejorar la salud cardiovascular, puede prevenir el cáncer e, incluso, ayudar a tratar enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson…

grid-cell-14919-1408378072-11anigif_original-grid-image-7907-1408116855-8

Buenas noticias para los amantes del vino tinto: una copa en la noche puede mejorar tu salud cardiovascular. Según estudios de la Universidad de California Davis, los antioxidantes en la piel y las semillas de las uvas rojas “pueden reducir la producción de colesterol LDL (“colesterol malo”), aumentar el HDL (“colesterol bueno”), y reducir la coagulación de la sangre. Otros estudios han encontrado que el resveratrol antioxidante que contiene la piel de las uvas puede prevenir el desarrollo de tumores, así como ayudar a que tu cuerpo cree células nerviosas que pueden ayudar a tratar enfermedades neurológicas como el Alzheimer y el Parkinson.

Elige vinos tintos secos (menos dulces) para mayores beneficios en la salud, dicen los investigadores de UC Davis. ¿No sueles beber vino? No es necesario que empieces a hacerlo. “Si no bebes alcohol, no recomiendo empezar a beber sólo para obtener los efectos en la salud”, dice Middleberg. Comer uvas aporta los mismos beneficios, dice Gans.

Y no olvidemos que: “la comida no es el único aspecto anti-envejecimiento”, dice Gans. “Es por eso que dormir, ejercitarse y reducir el estrés (o todo lo anterior si es posible) es importante.

Vía: Buzzfeed

 
35 Personas Compartiendo

Agrega un comentario