10 Fotografías antiguas que dan auténtico pavor

¿Quiénes eran esas hermanas tan siniestras que aparecen en el porche? ¿Qué hacía todo un pueblo posando con máscaras de gas? ¿Cómo es posible que existiera una mujer de cuatro piernas? Las Cámaras fotográficas de principios del siglo XX inmortalizaron imágenes realmente perturbadoras. Retratos en blanco y negro que guardan historias sin descifrar.

Hermanas siniestras

Sus interminables melenas y sus miradas penetrantes, asustarían a cualquiera. El solo hecho de imaginártelas en su terraza alisándose el cabello entre ellas con sus cepillos de madera provoca una sensación aterradora. Hay que reconocer que el fotógrafo supo captar la terrorífica esencia de estas dos mujeres.

Los pies de una geisha

Esta escalofriante fotografía muestra los pies de una joven geisha a principios del siglo XX. Para conseguir esta deformación ponían los pies en remojo con sangre animal y una mezcla de hierbas para eliminar las infecciones de la piel. El siguiente paso era romperle los cuatro dedos más pequeños para colocarlos detrás del talón. Por último se le vendaban los pies con algodón o seda. Una práctica aberrante que ha desaparecido por suerte.

Máscaras de gas por doquier

Esta imagen de toda una comunidad vestida con máscaras de gas es espeluznante. La primera Guerra Mundial supuso el comienzo de los conflictos bélicos con gases mortales. Occidente fue testigo a principios del siglo XX de las primeras innovaciones militares de bombas químicas. Aunque tan solo el 3% de las muertes en combate eran debidas al gas, se convirtió en uno de las armas más temidas en la época.

Caballos muertos en la nieve

Estos pobres caballos tuvieron que sufrir una muerte espantosa. Esta imagen refleja con nitidez la cara de espanto que reflejan estos fieles animales en el momento de su muerte. Sus cuerpos sepultados en la nieve junto a los árboles sin hojas -probablemente sea una foto tomada en el centro este de Europa- transmite una sensación de encontrarse en un lugar maldito.

Niña de cuatro piernas

Aunque pienses que se trata de un fotomontaje de la época, no es así, se trata de una foto 100% real. Myrtle Corbin nació en 1868 con un mal congénito conocido como dipygus. Empezó ganándose la vida como ‘atracción de feria’. Más tarde contrajo matrimonio con un doctor con el que tuvo cinco hijos. Finalmente murió a los 60 años.

Bisontes

Se trata de una montaña hecha de miles de cabezas de bisontes americanos. Luego alguno se lamenta de la extinción de estos animales en el continente americano. Una manera poco elegante y proporcionada de mostrar los logros de los cazadores. Miles de animales sufrieron para que un par de hombres posaran en esta terrible fotografía.

El Casco aislante

Esta fotografía capturó la imagen de un invento de 1925 conocido como el ‘Aislador’. Un artefacto en forma de casco que servía para aislar el aire y los sonidos, con el objetivo de bloquear cualquier tipo de estímulo externo. En principio se fabricó para aumentar el rendimiento y la productividad del que lo usara. Para respirar, el casco se conecta con un tanque de oxígeno que transportaba el gas al interior del casco.

Disfraces a principios del siglo XX

Hace 100 años los disfraces de Halloween eran más espeluznantes que en la actualidad. Esta fotografía corresponde a una mujer de 1910 que participaba en un club social de la época. Estos clubes ofrecían fiestas a todos sus miembros para celebrar la noche de brujas. Es posible que la fotografía en blanco y negro le imprime un toque más siniestro al disfraz, pero no deja de ser una imagen perturbadora.

El hombre abeja

Según un museo germano, esta imagen de 1865, es una de las primeras representaciones del “Movimiento Bohemio” de la época. Una manera muy peculiar de educar sobre la sexualidad. El gesto en la mirada de este hombre mitad insecto mitad humano, es una mezcla entre lo lascivo y lo terrorífico.

 
189 Personas Compartiendo

Agrega un comentario