10 Posiciones en las que duermen las parejas que revelan MUCHO sobre sus relaciones

Muchos afirman que las personas pueden dormir de una u otra forma y que eso no significa absolutamente nada. En realidad si, las posiciones que uno adopta al acostarse con su pareja reflejan, inconscientemente, aspectos de la relación. El lenguaje del cuerpo puede expresar más de lo que uno cree.

Quizá algunos de los significados sobre determinadas posturas sean bastante obvios. Seguramente has apreciado que, luego de una discusión con tu pareja, generalmente duermes de espaldas a él/ella; o que, luego de un día romántico, duermen con los cuerpos enlazados. Más allá de algunas obviedades, existen algunas posiciones que dicen mucho sobre la situación actual de la pareja.

1. De espaldas, pero tocándose

Si frecuentemente duermen dándose la espalda pero estas están juntas, es decir, se chocan, pasan más conectados el uno con el otro. Además, están seguros de su relación y se tienen confianza mutua entre ambos. Por tal motivo no tienen la necesidad de “verse”.

2. De espaldas y separados

Si duermen dándose la espalda y además están separados, ambos son personas bastante independientes el uno del otro. Son personas seguras y, probablemente, estén entablando proyectos muy personales lo que mantiene un poco distante la relación. También puede revelar una falta de importancia a la relación o una crisis en la pareja.

3. De frente hacia el otro, sin tocarse

Esta posición refleja que cada uno tiene su espacio, y que ambos lo respetan, pero que a pesar de ser “independientes” no dejan de mantener el contacto mutuo. Tienen una relación equilibrada y además de amor hay mucha amistad y complicidad.

4. Entrelazados

Aunque es una posición bastante próxima y que puede parecer hasta sofocante, refleja justamente este aspecto de una relación y se da generalmente en un inicio, cuando no quieren desprenderse de la pareja, y además quieren absorber y sentir cada parte de la otra persona. Refleja también un mayor deseo de intimidad por el hecho de querer formar, entre ambos, un único cuerpo.

5. De cucharita

La famosa cucharita, según muchos especialistas, es la posición ideal. Refleja una relación sana que está pasando por el mejor momento tanto en lo sentimental como en la intimidad. Por otra parte, la persona que acoge a la otra muestra su preocupación por proteger a su pareja.

6. Abrazados

Cuando se duerme abrazándose el uno al otro, se revela que ambos buscan proteger su relación y a la otra persona. Existe muy buena comunicación e intimidad. Es una posición que, al igual que la cucharita, refleja una relación en su mejor momento.

7. El espacioso y la reducida

Cuando esto pasa uno de los integrantes de la pareja tiene un espacio más pequeño mientras que el otro duerme en la mayor parte de la cama.Esto refleja que la persona que ocupa mayor espacio es alguien egoísta, que no se preocupa mucho por su pareja y que puede tener un carácter más dominante en la relación. Por otro lado, si el que ocupa el menor espacio duerme en una posición “fetal”, esto muestra inseguridad, sumisión y baja estima.

8. Cada uno en su espacio, con los pies entrelazados

Muchas parejas duermen con las piernas entrelazadas, esto significa que llevan una relación bastante conectada, además muy pasional. No les gusta estar separados y lo reflejan incluso al descansar.

9. Cada uno en su espacio, pero uno tocando al otro

La mano extendida revela la intención de proteger y tomar en cuenta a la pareja, pero sin exagerar. Ya el rosto de ella vuelto hacia el hombre revela confianza, mientras que sus manos debajo de su rostro muestra que se siente confortable ante la presencia de él. Para Oliveira, la demostración de afecto por parte de él, la mano sobre ella, como si intentara descubrir si todo está bien, puede ser indicio de que la posición es consecuencia de un intento de reconciliación.

10. De espaldas, pero tocándose

Esta postura indica que el que está dando la espalda, se siente más seguro, y es alguien que necesita cierto espacio personal, mientras que el otro que está viendo hacia su lado y tocándolo ya sea con la mano o la pierna, se siente un poco más comprometido con la relación y que busca apoyar y sentirse apoyado por su pareja.

 
675 Personas Compartiendo

Agrega un comentario