9 Casos REALES de niños que fueron criados por Animales Salvajes ¡Increíble!

Los siguientes casos son reales y han sido documentados a lo largo del tiempo. Parece increíble pero esta situación no solo ha ocurrido un par de veces, se ha repetido mucho más de lo que pensaríamos. Es por esto que hoy les presentamos una recopilación con los 9 casos más destacados de niños que fueron criados por animales:

1. Victor de Aveyron, el primer caso documentado

Hallado en los bosques cerca de los Pirineos, Francia, en 1799, “Victor” -como lo bautizó el médico que lo investigó durante años- es el primer y mejor documentado caso de “niño salvaje”. Esquivo y movedizo, nunca pudo integrarse a la sociedad de forma normal: gruñía, solía estar sucio y desaliñado, era indiferente con quienes lo cuidaban y a pesar de mostrar ligeros avances en su aspecto físico y sociabilidad, no superó completamente su estado natural. Falleció en 1828.

2. Marcos Rodríguez Pantoja

En la imagen vemos al Marcos de 66 años, abrazando a un lobo. Pero este español vivió, desde los 7 y hasta los 19 años, en el bosque rodeado sólo por estos animales, que le enseñaron a convivir con sus reglas. La Guardia Civil lo encontró un día con el cabello por la cintura y cubierto con pieles de venado, moreno por el sol y cubierto de cicatrices, sus pies llenos de callos y apenas sabía un puñado de palabras. Afortunadamente pudo integrarse a la sociedad con normalidad, fue investigado e incluso inspiró una película.

3. El “niño gato” argentino

La policía de Misiones encontró, en 2008, un bebé de 1 año cobijado por gatos cerca de una alcantarilla. Su padre lo había “perdido” una noche en la que salió a cartonear y 8 gatos lo protegieron durante varios días, acercándose a él para darle calor, lamiéndolo para limpiarlo y dándole restos de comida que fueron encontrando.

4. Natasha Mikhailova

En 2009, en la localidad de Chita, Siberia, hallaron a una niña que caminaba en cuatro patas, bebía agua con la lengua y se comunicaba a través de ladridos y gemidos igual que lo hace un perro. Sus padres la habían abandonado y durante 2 años no se habían hecho cargo de ella, por lo que Natasha fue cuidada por las mascotas de la casa.

5. Andrei Tolstyk

Niño siberiano de 7 años cuando fue hallado en 2004, desde los 3 meses de edad había sido cuidado por perros. Abandonado por su madre en manos de un padre alcohólico y discapacitado que no lo protegió, cuando las autoridades lo sacaron de su situación caminaba en cuatro patas, olía la comida antes de comerla y no sabía hablar.

6. El niño criado por cabras

Sólo denominado “Sasha T” por las autoridades, este niño fue hallado en 2012 viviendo en una choza con cabras. Su madre Marina, de 40 años, lo había dejado solo y él no sabía hablar ni comer, además de tener un grave caso de malnutrición.

7. John Ssebunya

A los 4 años de edad presenció el asesinato de su madre y escapó a la selva ugandesa, donde un grupo de monos verdes lo acogió. Lo descubrieron en 1981 y al querer rescatarlo, se escapó y les tiró piedras a quienes fueron a ayudarlo, negándose a dejar a su “familia”. Años después se reinsertó normalmente en la sociedad humana y llegó a hacer una gira con los Niños Cantores de África, ya que adora cantar.

8. Ivan Mishukov

Abandonado por una madre alcohólica y abusado por su violento padrastro, escapó de la casa familiar a los 4 años. Gracias a darles comida, se ganó la confianza y comenzó a formar parte de una manada de perros callejeros, quienes lo protegieron hasta su rescate, a los 6 años en 1998. Pero escapó de la policía 3 veces más hasta que finalmente volvió a la sociedad. Hoy estudia la carrera militar en Rusia.

9. Maria Isabel Quaresma Dos Santos

Apodada “la niña pollo”, Maria Isabel nació en 1970 en el seno de una familia muy numerosa en Portugal. Su madre padecía graves trastornos mentales y no la consideró su hija. La encerró a los pocos meses en un gallinero donde vivió hasta los 9 años, sin haber aprendido a hablar o a moverse normalmente, comiendo el mismo alimento que las aves, lo que le ocasionó graves deficiencias. Pese a que el caso de Maria Isabel era conocido en el pequeño pueblo de Tábua, nadie había hecho ninguna denuncia ni tomado cartas en el asunto hasta que tomó estado público. Penosamente su estado general no tuvo mejoras y sigue sin poder comunicarse con normalidad, estancada a nivel mental en los 2 años.

 
340 Personas Compartiendo

Agrega un comentario