13 señales que comprueban científicamente que estás enamorad@

Helen Fisher, una eminencia en lo que respecta a la base biológica del amor, reveló que la fase de “enamoramiento” en el cerebro es un periodo único y bien definido en el tiempo, e identificó 13 signos reveladores de que se está en pasando por ello. Dale un vistazo:

1 – Es único.

Cuando estás enamorado, empiezas a pensar que tu pareja es la elegida, la única correcta para ti. Este pensamiento viene acoplado a una incapacidad de sentir amor romántico por otra persona. Fisher y el equipo creen que esta mentalidad desemboca en niveles elevados de dopamina – una substancia química relacionada con la atención y concentración – en el cerebro.

2 – Es perfecto.

Las personas realmente enamoradas tienden a concentrarse más en las cualidades positivas del ser amado, ignorando los rasgos negativos. También se concentran en eventos triviales y objetos mundanos que recuerdan a la persona amada, soñando despiertos con esos pequeños recuerdos y momentos valiosos. Esta atención concentrada también resulta en niveles altos de dopamina, así como de noradrenalina, una substancia química asociada con la memoria aumentada y la presencia de nuevos estímulos.

3 – Un desastre emocional.

Enamorarse intensamente conduce a una inestabilidad emocional y fisiológica. Saltas de alegría, euforia, incrementa tu energía. Pero también aparece el insomnio, pierdes el apetito, aparecen temblores, la respiración rápida, así como ansiedad, pánico y sentimientos de desesperación cuando la relación sufre incluso el menor de los contratiempos. Estos cambios de humor son semejantes a los comportamientos de los adictos a los narcóticos. De hecho, cuando una persona enamorada ve fotos de su pareja, las mismas regiones cerebrales que las de un adicto se activan. Estar enamorado, según los investigadores, es una forma de adicción.

4 – Los desafíos que nos acercan.

Pasar por algún tipo de adversidad con la otra persona tiende a intensificar la atracción romántica. La dopamina puede ser la responsable de esta reacción, ya que las investigaciones relevan que, cuando una recompensa es atrasada, las neuronas productoras de dopamina en la región central de cerebro se vuelven más productivas.

5 – Obsesión.

Las personas que están enamoradas afirman invertir, en promedio, un 85% de sus horas de vigilia reflexionando sobre el “objetivo del amor”. El “pensamiento intrusivo”, término con el que se conoce a este tipo de comportamiento obsesivo, pude resultar en la disminución de los niveles de serotonina en el cerebro, una condición que previamente se ha asociado con el pensamiento obsesivo. Como dato extra, el trastorno obsesivo compulsivo se trata con inhibidores de recaptación de la serotonina.

6 – Eres mía/mío o de nadie más.

Las personas enamoradas frecuentemente presentan señales de dependencia emocional en la relación, incluso rasgos de posesividad, celos, miedo al rechazo y ansiedad de separación. “Me gustaría que estuviéramos juntos todo el tiempo”, es un pensamiento muy común.

7 – Para siempre.

También ansían un vínculo emocional con el ser amado, buscan formas de acercarse más al ser querido y sueñan con un futuro juntos.

8 – Cualquier cosa por ti.

Las personas que están enamoradas generalmente son presas de un fuerte sentimiento de empatía para con el ser amado, sintiendo el dolor de la otra persona como propio y estando dispuestas a sacrificar cualquier cosa por su amor. “Por ti, haría hasta lo imposible…”.

9 – Hacer todo a su gusto.

Enamorarse es un sentimiento marcado por una tendencia a reordenar las prioridades diarias y/o alterar cosas como la forma de vestir, los ademanes, hábitos y valores, con el fin de adaptarse mejor al ser amado. “No es necesario que cambies, te quiero tal como eres”.

10 – Exclusividad.

Aquellos que están profundamente enamorados típicamente sienten un deseo sexual por la persona amada, pero también hay fuertes vínculos emocionales: el deseo por el sexo viene acompañado de la posesividad, el deseo de exclusividad sexual y celos extremos cuando se sospecha que la pareja es infiel. Los científicos sugieren que esta posesividad evolucionó de modo que la persona enamorada obliga a la pareja a rechazar a otros pretendientes, garantizando así que el enamoramiento no se interrumpa hasta la concepción.

11 – No se trata de sexo.

Aunque el deseo de una unión sexual es importante para las personas enamoradas, el deseo de unión emocional prevalece. Un estudio reveló que el 64% de las personas enamoradas (porcentaje equivalente en ambos sexos) estuvieron en desacuerdo con la afirmación: “El sexo es la parte más importante de mi relación”.

12 – Fuera de control.

Fisher y su equipo descubrieron que los individuos que afirman estar “enamorados” comúnmente dicen que su amor es involuntario e incontrolable.

13 – Una llama que se apaga.

Desafortunadamente, estar enamorado no es algo que dure para siempre. Es un estado temporal que evoluciona en una relación co-dependiente de largo plazo, una fase que los psicólogos conocen como “apego”, o se disipa – en este último caso, la relación se esfuma. Si existen barreras físicas o sociales que inhiben a los amados verse regularmente – por ejemplo, una relación a larga distancia –, la fase de “enamoramiento” generalmente dura más tiempo. Livescince

 
37 Personas Compartiendo

Agrega un comentario