6 factores poco conocidos que causan mal aliento

No cepillarse bien los dientes, padecer infecciones estomacales o comer alimentos con fuerte olor como ajo o cebolla, son causantes comunes de mal aliento, permanente o momentáneo.

Pero hay otros factores que desencadenan halitosis y que son poco conocidos. A continuación te contamos algunos de ellos, recogidos por Huffington Post.

1. Medicamentos

Muchos medicamentos como paraldehído, triamtereno e inyecciones de insulina provocan sequedad en la boca como efecto secundario, indica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Esto puede ocasionar mal aliento porque la saliva es esencial para “lavar” las partículas que producen olor en la boca. Por lo tanto, cuando tu boca está está más seca, aumenta el mal aroma. Según la Clínica Mayo, otros fármacos pueden descomponerse en el cuerpo liberando sustancias químicas que pueden ocasionar olores desagradables.

2. Infecciones del tracto respiratorio

Una bronquitis o incluso un resfrío puede ser causa de mal aliento. Esto ocurriría por las “secreciones nasales o sinusales” que pasan a la garganta y la boca.

3. Respirar por la boca

Si sueles respirar por la boca, y además babeas mientras duermes, puede que tu aliento sea más apestoso de lo normal. Esto ocurre porque al respirar por la boca, se reduce la salivación lo que conduce al mal olor.

4. Obesidad

Un estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism encontró que las personas obesas son más propensas a tener mal aliento porque los organismos que viven en el intestino de las personas con mucho sobrepeso pueden desprender cierto gas distintivo, causando malos olores.

5. Evitar los carbohidratos

Algunas dietas que prescinden de los carbohidratos, pueden hacer que el cuerpo libere ciertas sustancias químicas que causan mal olor. “El cepillado, el uso de hilo dental y el raspado de la lengua no es, posiblemente, lo suficiente como para superar esto”, explica el doctor Kenneth Burrell a WebMD.

6. Condiciones médicas subyacentes

Un “potente” olor a pescado liberado por nuestro aliento puede ser señal de problemas renales y olor a fruta podría ser una señal de diabetes no controlada, indica la Clínica Mayo, donde dicen también que ciertos cánceres producen sustancias químicas en el cuerpo que pueden conducir a un “olor distintivo en el aliento”.

Por otro lado, la acidez estomacal crónica también puede contribuir al mal aliento, ya que el ácido del estómago está en constante reflujo.

 
15 Personas Compartiendo

Agrega un comentario