Los 10 lugares más extremos para hacerse un piercing ¡Qué dolor!

En la actualidad, ponerse piercings es una práctica muy frecuente. La mayoría de los jóvenes suelen hacerse perforaciones en el cuerpo, ya sea por estar a la moda o por lucir sexys o diferente al resto. Sin embargo, existen muchas partes del cuerpo donde es realmente peligroso realizarse piercings pero de igual forma muchos se atreven a hacerlo.

Piercing en los nudillos

Una práctica poco usual pero sumamente dolorosa según quienes se han sometido a este procedimiento.

orig-13692471

Piercing en los párpados

Por más loco y doloroso que parezca, este tipo de piercing sí puede realizarse, pero se debe tener muchísimo más cuidado que con el resto de las perforaciones, y es que si bien no molesta y tampoco irrita el ojo, es muy peligroso, pues puede infectarse y traer severos problemas.

k2

Piercing en la úvula

La úvula es esa protuberancia que se ubica al fondo de la boca. Las perforaciones allí son poco frecuentes debido al difícil acceso y al reflejo nauseoso. Para hacerlo es necesario que sea con un experto y que quien se lo hace tenga un gran autocontrol pues existe el peligro de tragarse la aguja.

k3

Piercing en el dedo

Se trata de una perforación en la falange del dedo y es menos complicado de lo que parece, pues esta zona es parecida a la del lóbulo de la oreja, es decir, no hay tejidos comprometedores, salvo el hueso. El problema de esta zona es que corre muchos riesgos de infección.

k4

Piercing debajo de las clavículas

En estos piercings, se perfora por debajo del hueso, penetrando la cavidad que se forma entre el cuello y la clavícula. Los riesgos de infección son grandes, y si no se hacen bien, pueden dar problemas de movilidad, además de resultar incómodos.

k5

Piercing en las encías

Es inimaginable el dolor que debe causar esta perforación, además de los riesgos por infección. Su curación suele ser rápida pero se debe tener en cuenta que puede provocar algún daño en la encía y los dientes, incluso pérdida de la pieza dental, al retraerse y quedar expuesta la raíz del diente.

k6

Piercing en los dientes

Después de una perforación, la piel por supuesto se regenera y se cierran las heridas, pero si se perfora un diente, además de que corre el riesgo de romperse por completo o astillarse, no se regenera. ¿Estás seguro de querer perforarte un diente?

k7

Piercing en el Tendón de Aquiles

Considerado un piercing de alto riesgo, y es que muchos se arriesgan a no poder caminar más al hacerlo, además de que es extremadamente doloroso y su sanación es bastante larga.

k8

Piercings en la zona lumbar

Evidentemente, este no es un buen sitio para cualquiera persona, por el dolor que ocasiona la perforación, además de que se debe tener el espacio suficiente para que se vea bien. Este piercing no genera mayores problemas… ¿Te lo harías?

k9

Piercing en los pezones

Es uno de los piercings más populares y dolorosos, pues los pezones son una zona extremadamente sensible. A pesar de que no cuenta con mayores riesgos, se recomienda que se mantenga limpia la zona y el uso regular de una crema cicatrizante.

k10

¿Te atreverías a hacerte alguna de estas perforaciones?

Con información de D10

 
59 Personas Compartiendo

Agrega un comentario