La Monogamia Es Difícil: 4 Datos Que Lo Comprueban

Todos somos conscientes de que las relaciones no duran para siempre. Si bien existen excepciones, son eso, excepciones. La gran mayoría estamos con varias personas a lo largo de nuestras vidas, y no necesariamente sólo hasta el día que nos casamos. Muchas parejas y matrimonios que conviven años, terminan alejándose.

¿Qué viene después de eso?

Por instinto humano, lo que continúa es seguir conociendo personas.

¿La monogamia está en crisis o es que nuestra naturaleza en realidad se asemeja más a la poligamia?

¿Estamos equivocados al pensar que podemos mantener una única relación durante toda la vida?

1. Con el tiempo, las mujeres pierden interés

Aunque resulta difícil de creer, mientras que los hombres tienden a mantener una constante pasión por las relaciones intimas, las mujeres pierden el interés en el tiempo. Esto se explica a través de la transición que se da del amor pasional al amor compasivo, lo que conlleva a una falta de deseo sexual. Este amor compasivo está presente en las relaciones largas.

La investigadora Sarah Murray explica: “Cuando una persona ha tenido relaciones intimas con su pareja a lo largo de muchos años, lo que necesita es creatividad y la apertura a cosas frescas y emocionantes”.

Esta es la razón por la que las mujeres pueden sentir que, el mantener relaciones con una única persona, puede tornarse un poco “aburrido”. Muchas veces las relaciones se estancan, no se animan a ir más allá y ya no procuran dar una ‘segunda buena impresión’.

2. La monogamia ‘mata’ el deseo sexual masculino

Un hombre casado aportó el siguiente testimonio: “La emoción del sexo y su frecuencia, solo podría eventualmente ser víctima de la rutina. Una relación larga sufre de cambios en la prioridad de otras responsabilidades”. Estas declaraciones nos llevan a pensar que las relaciones largas van dejando de lado todo lo que refiere a la intimidad de la pareja.

El deseo constante que experimenta un hombre en el transcurso de una relación, es el producto de estar con la misma mujer en monogamia por tanto tiempo.

3. La monogamia es más difícil en las mujeres

Según expertos, mantenerse fiel a una persona puede resultar más difícil para la mujer.Existe una conexión entre las relaciones duraderas y la edad (biológica), que tienen un impacto sobre el deseo de las mujeres.

A pesar del hecho de que las mayoría de mujeres comprometidas reportan bajos deseos de mantener intimidad con su pareja (debido a que caen en una rutina) esto no significa que los deseos también sean bajos con otra persona.

4. Hay personas que nacen con inclinación a la poligamia

Según estudios, sólo hay de un 3% a 5% mamíferos monógamos. Ninguna especie ha logrado, a lo largo el tiempo, el real acto de la monogamia.

El número de receptores específicos varía de persona a persona. Lo que significa que ciertas personas nacen con una inclinación superior a la poligamia sexual.

 
14 Personas Compartiendo

Agrega un comentario