12 Espeluznantes fotos tomadas antes de morir

Las espeluznantes imágenes que mostramos a continuación tienen algo en común. Albergan los últimos segundos o minutos de vida de sus protagonistas.

Erupción del volcán Ontake

Esta foto es absolutamente estremecedora. Muestra a una de las 50 víctimas mortales del devastador volcán Ontake, el más peligroso de Japón, que entró en erupción el 27 de septiembre de 2014. Además de la persona que aparece sonriente en la foto, murió el autor de la misma.

La familia de este hombre sacó a la luz esta imagen de sus últimos minutos de vida, antes de ser alcanzado junto con el resto de la expedición por la mortal lava.

Tsunami de Tailandia. Diciembre de 2004

John y Jackie Knill se encontraban disfrutando de unas felices vacaciones en Tailandia cuando sobrevino la tragedia del tsunami el 26 de diciembre de 2004.

La terrible fotografía del matrimonio feliz y relajado con una enorme ola detrás apareció en una tarjeta de memoria de una cámara destrozada entre los escombros del tsunami, apenas dos semanas después.

En realidad había más fotos, captando la ola cada vez más grande y cercana. La última se realizó apenas segundos antes de que la ola les alcanzara y se los tragara para siempre.

John Lennon firma su último autógrafo

John Lennon estaba firmando un autógrafo al hombre que aparece por detrás de la imagen y que, horas después, sería el autor de su propia muerte.

Se trata del músico y activista Mark David Chapman, que llegaría a decir estas terribles palabras: “Sentí que matando a John Lennon me convertiría en alguien y me convertí en un asesino. Y los asesinos no son alguien”.

Mark David Chapman había decidido escribir con tinta de sangre una lista de negra de personajes entre los que estaba, desgraciadamente para los amantes de la música, el legendario miembro de los Beatles.

Un oso devora a un hombre

Un estudiante universitario de Nueva Jersey, en los Estados Unidos fotografió al oso que instantes después se lo comería vivo. Ocurrió el 16 de septiembre de 2014 en la reserva natural de Apshawa, (New Jersey-EE.UU).

Darsh Patel, un estudiante de Rutgers que había ido con cuatro amigos para avistar aves en la reserva de Apshawa, en Nueva Jersey, murió atacado por un oso negro momentos después de sacarle varias fotos.

Patel y sus amigos habían encontrado al animal de 136 kilos merodeando a sólo 30 metros de ellos en la espesura del bosque ubicado en West Milford, pero su primer impulso no fue alejarse, sino sacarle fotos con sus móviles.

Robin Williams, un día antes de suicidarse

Esta imagen pone los pelos de punta. Se trata del actor Robin Williams durante un evento de arte al que acudió con su mujer tan solo un día antes de quitarse la vida el 11 de agosto de 2014.

Williams falleció a la edad de 63 años quizás a consecuencia de la demencia que padecía. Estaba acostumbrado a medicarse fuertemente lo que le provocaba efectos secundarios terribles.

La autopsia desveló posteriormente que el actor no había consumido ni alcohol ni drogas en el momento de su muerte.

El ‘selfie’ mortal de un matrimonio en Portugal

Michal Mackowiak y su mujer fotografiaron por última vez el hermoso acantilado de Cabo da Roca, en Sintra (Portugal). Aficionado a la fotografía, Mackowiak desafió demasiadas veces a la madre naturaleza para captar la foto más espectacular.

Los hechos ocurrieron en agosto de 2014. El matrimonio disfrutaba de la costa portuguesa que conocía a la perfección y la definía como “el lugar donde acaba la tierra y comienza el mar”.

La pareja resbaló cuando se estaba tomando la foto y se precipitó a 80 metros de altura.

Los acontecimientos se tiñeron de negro, más aún si cabe, debido a que sus dos hijos pequeños se encontraban en la zona. Fueron sus gritos los que alertaron a unos españoles que se encontraban en el lugar y fueron los primeros en dar la voz de alarma.

Guerra de los Seis Días

El autor de esta imagen es Paul Shutter, alcanzado por un proyectil árabe cuando viajaba con soldados israelíes en un camión militar durante la Guerra de los Seis Días.

La foto data de junio de 1967 y el autor era fotógrafo profesional de la revista Life.

Las imágenes fueron descubiertas un día después cuando se halló su cadáver junto a la cámara de fotos.

Accidente del Paso Diatlov (Urales, 1959)

Estos excursionistas que sonríen alegremente a cámara fueron protagonistas de un terrible suceso ocurrido el 2 de febrero de 1959 en los Montes Urales para el que todavía no se ha encontrado explicación.

Aficionados al esquí, los jóvenes, que formaban parte de una expedición de nueve personas, fallecieron en la noche del 1 al 2 de febrero cuando descansaban en la denominada Montaña de la muerte.

El hallazgo de la foto fue posterior a otro mucho más macabro: la aparición de varios cráneos fracturados y costillas rotas que evidenciaban que los chicos habían sufrido una muerte violenta.

Torres Gemelas. 11 de septiembre 2001

Sin duda la foto de Bill Biggart, que se realizó el 11 de septiembre de 2001 es una de las instantáneas más reproducidas en los últimos tiempos.

El autor la realizó junto con otras instantáneas para dejar testimonio del horror que estaba viendo delante de sí.

No tenía ni idea de que la caída de la Torre Sur, a la que estaba fotografiando, le acabaría alcanzando segundos después.

Ruleta rusa accidental

El mexicano Oscar Otero falleció tras dispararse accidentalmente con una pistola que acababa de poner en su sien para hacerse un absurdo ‘selfie’.

El joven de 21 años se encontraba con unos amigos bebiendo y divirtiéndose cuando se le ocurrió este juego que acabó costándole la vida.

Lo que quería era colgar la imagen en Facebook, aún no se sabe muy bien para qué.

Esta foto fue tomada segundos antes de su lamentable fallecimiento.

Paul Walker, minutos antes de morir:

Esta es sin duda una de esas fotografías que nos hiela el corazón. Paul Walker aparece montado en el Porsche Carrera GT en el que se mataría minutos después junto con su amigo Roger Rodas, quien supuestamente iba conduciendo el vehículo.

Más tarde, una cámara de seguridad grabaría el terrible impacto del coche a toda velocidad contra una farola en mitad de una calle de Santa Clarita, los Ángeles. Tanto Paul Walker como su amigo fallecieron en el acto.

La muerte del protagonista de Fast &Furious causó una gran conmoción mundial.

James Dean segundos antes de morir

Al igual que la instantánea anterior, ésta sería la última de otro actor que murió a bordo de un Porsche, en este caso del modelo 550 Spyder: James Dean. Esta leyenda del cine posaba junto al coche de carreras en el que, tan solo unos segundos después, perdería la vida a los 24 años.

Dean murió en su Pequeño Bastardo, como así llamaba a su bólido. Por pura paradoja, el actor acababa de participar en una campaña en la que advertía de los riesgos de la velocidad al volante.

 
69 Personas Compartiendo

Agrega un comentario