Conoce a las 12 personas con las modificaciones corporales más EXTREMAS del mundo

Es cierto que modificar nuestro cuerpo es una opción personal, con la que sentirnos bien con nosotros mismos, y el único limite debe ser el que cada uno nos queramos poner. No obstante, puede que haya ocasiones en que más no siempre es mejor, y las modificaciones corporales extremas pueden ser una de ellas.

Descubre a las 12 personas con las modificaciones corporales más extremas del mundo y cuéntanos que te parecen.

1. Rick Genest: The Zombie Boy.

Rick Genest o ‘Zombie Boy’ como se le conoce por sus increíbles tatuajes, es uno de los modelos más singulares que se han visto sobre las pasarelas y revistas de moda. Gracias a su imagen transgresora, el modelo canadiense se convirtió en el modelo ‘fetiche’ del diseñador Nicola Formichetti y la cantante Lady Gaga.

2. Dennis Avner: el hombre gato.

Dennis Avner, también conocida como la “el hombre gato” se ha realizado varias operaciones de cirugía estética con intención de parecerse lo máximo posible a su animal totémico, el tigre.

Las modificaciones incluyen una amplia variedad de tatuajes, implantes transdérmicos para anclar los bigotes, y otros implantes subdérmicos para cambiar la forma de la cara. Para acabar, terminó modificando su dentadura para que se asimilara más a los dientes de un tigre.

3. Julia Gnuse: La Dama Ilustrada.

Julia Gnuse, también conocida como la dama ilustrada, nació con porfiria, una rara condición que hace que su piel se llene de ampollas con regularidad. En última instancia y con el fin de cubrir sus cicatrices decidió realizarse algunos tatuajes sobre las zonas afectadas. 10 años después estaba cubierta de arriba abajo y a día de hoy mantiene el Récord Guinness como la mujer más tatuada del mundo.

4. Tom Leppard: El Hombre Leopardo.

Antiguamente campeón del Libro Guinness de los Récords como hombre más tatuado del mundo, Tom Leppard ha huido de la fama. A sus 73 años y después de gastarse más de 5500 libras esterlinas en cubrir su cuerpo con manchas de leopardo, se ha retirado para pasar su vejez en una pequeña cabaña en la isla de Skye, Escocia. Una vez a la semana, viaja en canoa para comprar suministros y recoger su pensión, aunque reconoce que se está haciendo demasiado mayor para seguir ese ritmo.

5. Eric Sprague: El Lagarto.

Nacido como Eric Sprague en 1972, hoy responde al álias de “el hombre lagarto”. Eric ha sido uno de los primeros hombres en tener la lengua bífida y el responsable de la reciente popularidad de esta modificación corporal.

Con 37 años se ha transformado en un reptil gracias a las más de 700 horas de tatuaje, cinco cuernos de teflón implantados debajo de la piel de las cejas, al limado de sus dientes en afilados colmillos, la división de su lengua, y al estirado de su tabique y lóbulos de las orejas.

6. Horace Ridler: El hombre cebra.

El monstruo de feria y artista profesional, Horace Ridler decidió presentarse al mundo con el nombre de “El Gran Omi o El Hombre Zebra”.

Horace Ridler era un aristócrata inglés que tras regresar de la Primera Guerra Mundial al Londres de los años veinte, comenzó su transformación en uno de las mayores rarezas del mundo. Tatuado de pies a cabeza con rayas blancas y negras, se convirtió en “El gran Omni – el hombre cebra”.

Comenzó a ganarse la vida como monstruo de feria y artista de profesión. Conforme fue creciendo su fama, su personalidad fue cada vez más escandalosa. Aunque poco antes de su muerte en 1969, Omi declaraba que “a pesar de mi apariencia, debajo de todo, sólo soy un hombre común”.

7. Lucky Diamond Rich: la persona más tatuada del mundo.

Más de 1.000 horas ha invertido Lucky Diamond Rich, un faquir residente en Australia, en transformar su cuerpo. Al principio trabajaba como artista de malabares con motosierras, pero más tarde Lucky optó por tapar su cuerpo con una capa de tinta 100% negra, incluyendo los párpados, la delicada piel que se encuentra entre los dedos de los pies, los oídos e incluso sus encías.

La locura por los tatuajes ha llegado a tal punto, que ahora se está tatuando diseños blancos encima de la capa de tinta negra que le cubre todo el cuerpo, y diseños de colores sobre los tatuajes blancos. Por todo ello, es oficialmente la persona más tatuada del mundo.

8. Elaine Davidson: La mujer más perforada del mundo.

Cuando ganó el Guinness World Records de 2000, Elaine Davidson tenía 462 piercings, de los cuales 192 se encontraban en su cara. Sin embargo está cifra no ha hecho nada mas que aumentar.

Durante el Festival de Edimburgo de 2005, The Guardian informó que tenía 3.950 piercings en ​​el cuerpo. Cuatro años después, en 2009 Elaine había alcanzado los 6.005 piercings.

Como curiosidad, sus genitales son la zona más perforada con unos 500 piercings colocados interna y externamente. Se estima que el peso total de sus modificaciones suponen unos 3kg.

9. Paul Lawrence: El Enigma.

Paul Lawrence, bautizado como “El Enigma” es un faquir cuyo cuerpo ha sido tatuado de arriba abajo con piezas de puzzle de color azul. Se gana la vida haciendo acrobacias, tragando sables y perforando su nariz con un clavo. Además traga líquidos diversos y los mueve en su estomago en un espectáculo un poco extraño. También se confiesa como músico consumado.

10. Señora Tigre: ex esposa de Enigma.

La Señora Tiger es el nombre artístico de Katzen, la ampliamente modificada ex esposa de Enigma. Su tema es parecerse a un tigre, por lo que se realizó una gran cantidad de tatuajes en todo su cuerpo y se implantó bigotes en ​​la cara. Tras su divorcio con Enigma, Katzen trabaja en una tienda de tatuajes en Austin, Texas.

11. Etienne Dumont: arte Vivir.

Etienne Dumont trabaja como crítico de arte y cultura pop en un periódico de Ginebra. En su afición por el arte comenzó a cubrir su piel con tatuajes de vibrantes colores y colocó implantes de silicona debajo de la piel de su cabeza para crearse unos cuernos. Anillos de 2,7 pulgadas en cada lóbulo de la oreja, en la nariz y en el labio inferior completan su obra.

12. El hombre tentáculo.

Poco sabemos de este hombre brasileño anónimo que muestra algunos implantes con forma de ventosas sobre su brazo. Puede ser sólo una modificación puntual, pero quién sabe si dentro de unos años hablaremos del increíble hombre pulpo.

 
45 Personas Compartiendo

Agrega un comentario