12 Actores encasillados en un mismo personaje

Hay actores que siempre interpretan al mismo personaje. Su historia se repite a través de diferentes tramas, universos y situaciones. Es como si la respuesta a aquella pregunta que plantea si seríamos iguales habiendo crecido en otro contexto fuese siempre afirmativa. A veces la gran industria del cine quiere creer que el destino existe e insiste en mostrarnos que hay determinadas personas que, independientemente de sus experiencias, acabarán siendo la misma.

Y no se trata de actores de género, pues es normal que cada uno tenga su especialidad. Es habitual ver a los mismos rostros en, por ejemplo, comedia o acción. Simplemente es que hay determinados papeles que parecen ajustarse a una persona en concreto. Estos son 12 ejemplos de actores atrapados en un personaje.

Michael Cera como adolescente marginado y enamorado

Con 26 años el actor americano sigue interpretando al mismo personaje: un joven de instituto con problemas de adaptabilidad al que le gusta una chica que mola. Así fue en Juno, Supersalidos, Scott Pilgrim contra el mundo, Rebelión adolescente, Nick y Nora: una noche de música y amor… Es posible que, a medida que se haga mayor y ya no se pueda hacer pasar por alguien de 16 años, cambie su registro y pueda hacer, por lo menos, de universitario.

Michelle Rodríguez como tipa dura que trabaja para las fuerzas del estado

Suele moverse en géneros de acción, habitualmente interpretando a una militar, una policía o alguien de las fuerzas especiales. Así fue en Lost, Avatar, Campo de Batalla la Tierra, SWAT y Resident Evil. Eso sí, pese a la dureza intrínseca de sus personajes siempre muestra tener sentimientos y bondad en su interior. Al fin y al cabo, los que empuñan armas también son personas.

Kit Harigton como joven guapo que no teme a la muerte

En su corta carrera como actor ha dejado una cosa clara: cualquier sacrificio merece la pena si luchas contra el mal. Y más si lo haces en un contexto fantástico medieval o del pasado y poniendo siempre la misma cara. Kit Harginton, con 28 años, ha actuado en cuatro grandes producciones. En tres de ellas hacía de joven heroico que, pese a las dificultades, lucha por lo que es correcto y justo. Así ha sido en Juego de Tronos, Pompeya y El Séptimo Hijo.

Zach Galifianakis como tipo demente con barba

El actor americano se hizo famoso por Resacón en las Vegas, donde interpretaba a un hombre que hace cosas extravagantes que cree que son normales. Un tipo raro pero extrañamente divertido. Repitió el papel en Salidos de cuentas, Rebelión adolescente, Operación Juego: Final, Frenemy… Y en Una historia casi divertida hace directamente de hombre inestable ingresado en un centro mental.

Ben Kingsley como hombre oriental

Parece que Hollywood, a la hora de necesitar un personaje más o menos importante que proceda de oriente –ya sea próximo o lejano-, tiene a la misma persona en mente. Ben Kingsley ha hecho de Indio (Ghandi), egipcio (Exodus y Noche en el Museo), árabe (El Médico y Prince of Persia), chino (Iron Man 3 y El Gurú del buen rollo), y de alguno más con nombre que suena a lo mismo. Quizás es porque es hijo de un indio musulmán y una mujer judía pero lo cierto es que parece estar anclándose en el mismo tipo de personajes.

Christian Berkel como nazi bueno

Que en la Alemania de la Segunda Guerra Mundial no todas las personas eran horribles y despiadadas es obvio. Aun así, en caso de que alguien lo dude, puede acudir a las grandes producciones en las que el Christian Berkel ha estado presente. En Valkiria interpreta a un nazi golpista dispuesto a acabar con la vida de Hitler, en El Hundimiento es un oficial de alto rango que insiste a los altos mandos en repartir provisiones a los civiles, en La Batalla de Stalingrado es un ministro preocupado por las condiciones de los soldados y, en Malditos Bastardos, hace de tabernero alemán que no duda en usar su escopeta contra cualquiera que dé problemas incluso aunque estén en su bando.

Danny Trejo como mafioso mexicano

¿Quién no ha oído que a un actor se le da bien un tipo de papel porque es así realmente? Podríamos decir que es el caso Danny Trejo ya que tiene cierta tendencia a aparecer en nuestras pantallas gestionando un negocio ilegal basado en drogas, armas o prostitución. Pero es que el actor estadounidense de origen mexicano pasó 11 años en prisión por vender cocaína a un agente federal y, además de adicto, era campeón de boxeo de prisiones. Por tanto, podríamos decir que tiene más fácil que los demás eso de ponerse en la piel del personaje. Podemos verle en Breaking Bad, Sons of Anarchy, Abierto hasta el amanecer, Con Air, Delta Force y la reciente saga de Machete.

Morgan Freeman como hombre mayor sabio

La edad otorga conocimientos y experiencia y, para dejar claro que es así, Hollywood cuenta con Morgan Freeman. Suele interpretar un entrañable señor mayor que, gracias a todo lo que ha vivido, aconseja al protagonista principal qué decisiones tomar. Le vemos como voz de la sabiduría en Cadena Perpetua, Batman, Invictus, Como Dios, Oblivion, Millon Dollar Baby…

Christopher Lee como villano

Con 93 años el actor inglés puede presumir de una larga carrera como actor, cantante de ópera y vocalista de su propio grupo de heavy metal. Pero, si por algo será recordado, es por haber interpretado a Drácula, Saruman en El Señor de los Anillos y el sith Conde Dooku en Star Wars, grandes villanos de sagas míticas del cine.

Nicolas Cage como hombre torturado por su pasado

El sobrino de Francis Ford Coppola es toda una institución cultural en internet y, a su vez, el objetivo de un interminable debate cinematográfico: no parece estar claro si es un gran actor o uno mediocre. Lo que sí que parece ser evidente es que tiene dominados los personajes que sufren interiormente por vivencias pasadas. Algunos ejemplos son Living las Vegas, Con Air, Los estafadores, El motorista fantasma, En tiempo de Brujas, Windtalkers, El aprendiz de brujo, Kick Ass y Bangkok Dangerous.

Sean Bean como héroe/villano que muere

Decir que un personaje interpretado por Sean Bean va a morir ha dejado de ser un spoiler. Tanto es así que tuvo que aclarar que su participación en Legends, una serie nueva, iba a durar más de lo habitual. El actor ha tenido que interpretar a personajes que pierden la vida de las formas más variopintas: degollados, torturados, desmembrados, decapitados, acuchillados, arrollados por vacas, cosidos a balazos, ahogados, apuñalados, atravesados por una espada, ahorcados, cayendo desde gran altura, enterrados vivos… Y, además, suele ser como héroe o como villano. O como los dos, por ejemplo Boromir en El Señor de los Anillos. También podemos destacar Juego de Tronos, Enrique VIII, Black Death, Goldeneye, La isla o Tiempo de Héroes.

Benedict Cumberbatch como sociópata muy inteligente

El actor inglés se hizo famoso por interpretar a Sherlock, un personaje tan listo y divertido como insoportable. En The Imitation Game, Star Trek y El Quinto Poder volvió a hacer de genio con personalidad difícil, rozando el síndrome de Asperger. Por si fuera poco, en próximas entregas de Marvel encarnará a Doctor Extraño.

 
201 Personas Compartiendo

Agrega un comentario