Joven obsesionada con modelo de Victoria’s Secrets documentó la transformación que la llevó a la anorexia

Como muchas jóvenes en el mundo, Christie Swadling, soñaba con lograr un look parecido al de la modelo de Victoria’s Secret, Miranda Kerr. Sin embargo, esa aspiración se convirtió en una obsesión para esta australiana.
A los 12 años, Swadling comenzó a querer bajar de peso hasta que desarrolló una anorexia nerviosa. Comía sólo 300 calorías por día y su vida comenzó a cambiar completamente. “No comía casi nada, quizás dos comidas al día por menos de 300 calorías, pero había un pequeño demonio en mi cabeza que me decía que tenía que ser más delgada”, explicó al diario inglés Daily Mail.
A los 17 años llegó a pesar 31 kilos e incluso tuvo que pasar su cumpleaños hospitalizada por la compleja situación que enfrentaba. “Se convirtió en un problema cuando empecé a perder demasiado peso, cerca de 13 kilos. Me di cuenta que era mucho más pequeña y delgada que Miranda (Kerr), cosa que me gustó en un momento, pero después me di cuenta que no me gustaba eso”, agregó.

Durante su vida la joven nunca llevó una dieta sana. “Siempre fui la niña de la que tenían celos porque siempre comía chocolates, patatas fritas, McDonald’s”, señaló y agregó que cuando sus compañeros comenzaron a llamarla “gorda” fue cuando empezó a darse cuenta que debía cambiar.
Su familia nunca notó lo que pasaba hasta que su baja de peso fue demasiado evidente. En ese momento consiguió la ayuda necesaria para poder salir adelante. “Me miré en el espejo y me dio asco lo que vi. Me di cuenta que solo me estaba matando lentamente. Empecé a comer, a comer y a comer”, relató. “Los anuncios con Photoshop de modelos como Miranda Kerr impulsaron mis problemas de imagen, porque pensaba que esa era la manera de ser”.
Al darse cuenta que no era la única que vivía esta situación, decidió compartir su historia en las redes sociales con un video donde muestra las impactantes imágenes de su transformación. Además en Instagram también comenzó a publicar fotos de su lenta recuperación. El material se viralizó rápidamente inspirando a cientos de personas.
Hoy con 18 años, continúa con su tratamiento y ha logrado llegar a los 44 kilos con una dieta sana y ejercicio.
A continuación un video que documenta su transformación y como esto casi la lleva a la muerte:

 
90 Personas Compartiendo

Agrega un comentario