Trailers: 16 películas animadas que seguro olvidaste que existían ¿Recuerdas alguna?

Todos recordamos El Rey León, Blanca Nieves y todas las películas de las princesas. Tenemos una lista larga de las películas animadas que NO olvidamos, pero aunque no lo creas, algunas pasaron por nuestra mente durante unas pocas horas y se esfumaron. Es el caso de estas 16 cintas que seguramente no recuerdas mucho.

1. “El vuelo de los dragones”

Discretamente estrenada en video en 1982, “El vuelo de los dragones” fue prácticamente desconocida hasta 1986, cuando fue transmitida como una película de ABC de sábado por la noche. El talento de voces era sin precedentes (Jon Ritter y James Earl Jones previo a hacer la voz de Mufasa) y la animación era sorprendentemente fresca y elegante para principios de los años 80. Muchos niños vieron fragmentos en la televisión, preguntándose qué diablos estaban viendo, luego lo olvidaron.

2. “El caldero mágico”

“El caldero mágico” es famosa tanto por ser la primera caricatura de Disney con clasificación PG, como por el enorme fracaso que tuvo en la taquilla. Producida por la entonces exorbitante cantidad de 44 millones de dólares, solo recuperó la mitad de su presupuesto. La película era extremadamente escalofriante: varias escenas tuvieron que ser eliminadas por temor a que pudieran traumatizar a los niños, y la leyenda insiste en que las horrorosas secuencias aún están en algún lugar.

3. “Patoaventuras, el tesoro de la lámpara perdida”

“Patoaventuras, el tesoro de la lámpara perdida” fue producida por los estudios de DisneyToon, el cual se enfocaba principalmente en secuelas directas a video a éxitos animados, pero inicialmente también tuvo la intención de lanzar obras de teatro de menor presupuesto y más pequeñas. A duras penas lograron dos originales: “Patoaventuras, el tesoro de la lámpara perdida” y “Goofy, la película”, antes de dar un giro para producir exclusivamente secuelas animadas. Luego que “Patoaventuras, el tesoro de la lámpara perdida” fracasara en los cines, se descartaron los planes de producir más películas de “Patoaventuras, el tesoro de la lámpara perdida”, aunque dos años más tarde algunos elementos de la película fueron reciclados en la película “Aladdín”.

4. “Goofy, la película”

Para ciertos chicos de los noventas, “Goofy, la película” no fue nada menos que una revelación. Honestamente, no debió haber funcionado: ¿Goofy tiene un hijo adolescente? ¿Y es interpretado por Nelson, el novio rico de DJ de “Tres por tres”? Suena ridículo, pero todo funcionó (a pesar de lo que pensaron algunos críticos). Powerline era la estrella de pop más grande desde Michael Jackson y Roxanne, la perrita, de alguna manera era súper sexy y te pareció verdaderamente extraño.

5. “Rock and Rule”

“Rock and Rule” es un musical de rock que tiene lugar en un Estados Unidos post-apocalíptico habitado por humanoides mutantes, porque al parecer todo funcionaba en los ochentas. La película fracasó en la taquilla, pero transmisiones repetidas en HBO y Showtime lo convirtieron en un clásico de culto.

6. “Rex, un dinosaurio en Nueva York”

“Rex, un dinosaurio en Nueva York” fue esa película que viste después de la cena de Acción de Gracias de 1993, pero estabas tan drogado con triptófano que se te olvidó que existía, y probablemente eso fue lo mejor. La película era una especie de basura, pero también se remonta a una época más dulce cuando todo el mundo estaba lanzando películas animadas a la manera tradicional, mientras que hoy en día la animación hecha a mano ya casi está extinta (¡ayyyyyyy!, juego de palabras de dinosaurios).

7. “El guardián de las palabras”

¿Recuerdas cuán popular era Macauley Culkin a principios de los noventas? Luego tuvo una serie de fracasos espectaculares: “El Príncipe Cascanueces”, “Mano a mano con papá”, “Ricky Ricón” y este: “El guardián de las palabras”. El concepto tenía mérito (Macauley Culkin se convierte en un dibujo animado y Whoopi Goldberg interpreta a un libro o algo así), pero el resultado final fue sorprendentemente sombrío y deprimente. Y luego Macauley desapareció durante nueve años antes de volver como un asesino gay y drogadicto en la película “Party Monster”. Así que… claro.

8. “Hechiceros”

Ralph Bakshi era una especie de dios clandestino en los setentas y ochentas, produciendo una serie de caricaturas solo para adultos. “Hechiceros” fue la primera película de fantasía de Bakshi, una desviación del género crudo por el que era conocido. Alcanzó un cierto legado de culto en versión limitada y cuando fue lanzada en VHS, 13 años más tarde, se convirtió en una especie de excentricidad cautivante para los chicos de los noventas: una de esas caricaturas raras que ves en la estantería de Blockbuster al lado de la “Bella y la bestia”; dile a tu madre que la alquile para ti y luego pregúntate qué pasa con toda la iconografía nazi.

9. “El Señor de los Anillos”

Crecer en el medio oeste es difícil. Hay aproximadamente tres semanas en el invierno donde simplemente hace demasiado frío para salir al receso, así que muchas escuelas retienen a los niños en el auditorio y les reproducen películas con el proyector en partes de 30 minutos. Lo más probable es que una de esas películas fuese la versión de 1978 de “El Señor de los Anillos”, una representación elegante y sombría de la versión de “Middle-earth” que provocó cientos de pesadillas en las mentes de los escolares en todas partes.

10. “El último unicornio”

El “El último unicornio” fue una extraña y encantadora película que nos dio unas expectativas completamente irreales sobre el cabello. Y aunque técnicamente fue una producción estadounidense, sirvió como la primera incursión de muchos niños en el mundo del anime. La animación fue encargada al estudio japonés Topcraft, cuyos animadores formarían luego el famoso estudio Ghibli.

11. “Una rubia entre dos mundos”

Otra película de Bakshi, “Una rubia entre dos mundos” fue como Roger Rabbit drogado con cocaína. Estrenada pocos años después de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, “Una rubia entre dos mundos” terminó en demasiadas salas familiares, comprada por padres que pensaron que sería un interesante seguimiento de la anterior. Estaban equivocados. “Una rubia entre dos mundos” era súper sexual, realmente extraña, pero contaba con la actuación de un joven Brad Pitt, así que no fue una pérdida total.

12. “FernGully: Las Aventuras de Zak y Crysta”

¿Qué película animada representa mejor los noventas? ¿El rey león? No. ¿Alladín? ¡Por supuesto que no! Es “FernGully”, la película sobre hadas feas que salvan árboles. Reboza cosas de los noventas. Había un chico excesivamente bronceado con un peinado mullet que tenía un sólido mensaje respecto a salvar el medioambiente y Robin Williams interpretó a un ocurrente compañero durante seis meses completos antes de convertirse en el genio. Y lo mejor de todo, el villano Hexxus era extrañamente sexual de una forma que solo los malos de las caricaturas de los noventas podían serlo (Jafar, ¿alguien más? ¿Úrsula? ¿Rasputín de Anastasia? Está bien, talvez Rasputín no).

13. “Érase una vez un bosque”

Mira el tráiler de arriba y verás por qué la audiencia se mantuvo alejado de esta. “Érase una vez un bosque” salió durante una época en que los estudios pensaron que podían lanzar un montón de animales valientes en una producción y hacer dinero con ello, pero esta demostró que ese no era el caso. Fue protagonizada por Elisabeth Moss antes de ser famosa, quien interpretó a un tejón llamado Michelle (¿en serio? ¿Michelle?) que contrae una enfermedad terminal a causa de los vapores químicos y necesita una hierba mágica para salvar su vida. (bostezo)

14. “Una ratoncita valiente”

“Una ratoncita valiente” fue una de esas películas que hizo que te odiaras por ser humano. Cuando es revelado que NIMH significa “Instituto Nacional de Salud Mental” y que las lindas ratas de la película de hecho son víctimas de experimentos científicos, la culpa que te seguía básicamente le arruinaba la vida a los niños que la veían. Pero, oye, esto eran los ochentas y traumatizar a los niños estaba de moda.

15. “Rock-a-Doodle”

Si “Rock-a-Doodle” no despertó tu sexualidad, entonces no eras humano. Si no te daban ganas de, ¡ejem!, mover ese garabato, algo andaba mal contigo. Fue un desafortunado fracaso en los cines, demostrando que el mundo no estaba listo para un gallo animado súper sexy.

16. “La colina de Watership”

Solo podemos decir que es demasiado traumatizante. Preferiblemente NO la veas.

Vía: YouTube/BuzzFeed

 
35 Personas Compartiendo

Agrega un comentario