¡Atención! 13 cosas aparentemente inofensivas que podrían matarte

Siempre nos imaginamos que la muerte viene en un trágico accidente, en una enfermedad muy grave o simplemente en la vejez, pero no necesariamente es así. Hay cosas totalmente inofensivas que pueden matarnos y no lo sabemos.

1. Pelusa de la secadora para ropa

Pelusa de la secadora para ropa
.

Cuando la pelusa se acumula en tu secadora, esto puede provocar que esta se sobrecaliente y que probablemente se incendie. De acuerdo con un reporte de 1998 por parte U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos), hubo alrededor de 15 600 incendios provocados por secadoras ese año, causando 20 muertos y 370 heridos.

Mantente a salvo: limpia la pelusa de la secadora cada vez que la uses.

2. Limpiar el baño

14 Cosas aparentemente inofensivas que podrían en realidad matarte
.

Mezclar blanqueador con otros productos comunes para la limpieza del hogar podría provocarte la muerte.
Según el CDC (Centro para Control y Prevención de Enfermedades): NUNCA debes mezclar blanqueador con amoniaco o cualquier otro limpiador. Estas son 16 Combinaciones de productos que nunca debes mezclar, como ejemplos adicionales.

Mantente a salvo: si vas a usar blanqueador, lee las instrucciones con mucha atención. Y nunca jamás lo mezcles con otros limpiadores para el hogar.

3. Tylenol

Tylenol
.

O mejor dicho, acetaminofén (un analgésico con el que se elabora el Tylenol, y que se encuentra en muchos otros medicamentos).
Las sobredosis de acetaminofén causan alrededor de 500 muertes en Estados Unidos cada año. Cuando se toma siguiendo las indicaciones, el acetaminofén puede ser muy útil. Pero es muy fácil consumir más de lo que deberías, porque se encuentra en varios medicamentos que puedes sentirte obligado a tomar de forma simultanea (como Tylenol y Nyquil, por ejemplo). Se presentan alrededor de 60 000 casos de daño hepático relacionados con el acetaminofén, la mayoría de estos son accidentales.

Mantente a salvo: siempre lee las etiquetas antes de tomar cualquier medicamento. Si estas tomando un medicamento que contiene acetaminofén como uno de sus ingredientes, no tomes otro medicamento que también contenga acetaminofén. Habla con tu médico para saber qué es seguro.

4. Beber mucha agua demasiado rápido

tomar-agua-para-bajar-de-peso.

Dos ejemplos trágicos: en 2005, un hombre murió luego de que una fraternidad realizara un rito de iniciación don él tuvo que tragar agua de un garrafón una y otra vez. En 2007, una mujer de California murió luego de participar en un concurso de beber agua organizado por una estación de radio local. La causa de la muerte en ambos casos fue intoxicación por agua, lo cual ocurre cuando alguien bebe demasiada agua en tan poco tiempo que los riñones no pueden procesarla con suficiente rapidez, causando una inflamación mortal en el cerebro y los pulmones. Esto también le suceda a atletas durante eventos de deportes extremos, al igual que a quienes consumen “drogas de club”, estas personas sienten una sed insaciable y terminan bebiendo mucha agua demasiado rápido.

Mantente a salvo: nunca bebas a la fuerza si no tienes sed. Y no consumas MDMA, Molly, o éxtasis. Más información en este artículo en Scientific American.

5. Piscinas, lagos, bañeras, cualquier contenedor de agua, en serio

Piscinas, lagos, bañeras, cualquier contenedor de agua, en serio
.

De acuerdo con el CDC, ahogarse es la tercera mayor causa de muerte por “lesiones involuntarias” en el mundo. En los Estados Unidos, es la principal causa de muerte por lesiones involuntarias en niños menores de 4 años de edad, superando los accidentes automovilísticos. El 9.7% de muertes por ahogamiento ocurren en tinas de baño; 16.3% en piscinas; 47.2% en cuerpos de agua naturales, y el 26.8% no se especifica.

Mantente a salvo: siempre vigila de cerca a tus hijos cuando estén cerca del agua, incluso si hay un socorrista a cargo. No dejes a los niños pequeños solos en la bañera en ningún momento. Y lee el informe del CDC sobre ahogamiento involuntario para obtener más consejos para ayudarte a ti y a tus seres queridos a mantenerse a salvo en el agua.

6. Lavadoras a presión

Lavadoras a presión
.

Una lavadora a presión es una herramienta de limpieza con mucha fuerza que rocía agua con una presión MUY alta. Esto puede causar serias heridas si accidentalmente es apuntada hacia alguien. La herida podría no parecer grave, pero quizás llegue a infectarse. Según un informe del CDC: “Las heridas que parecen leves pueden llevar a que la persona tarde en buscar tratamiento, incrementando el riesgo de infección, discapacidad o amputación”. Otros riesgos de las lavadoras a presión, de acuerdo con las CDC, incluyen envenenamiento por monóxido de carbono, descargas eléctricas, y también la posibilidad de que la lavadora llegue a golpear objetos que puedan convertirse en peligrosos proyectiles.

Mantente a salvo: nunca apuntes a nadie con ellas, y, para empezar, no trates de utilizarlas para mover cosas.

7. Máquinas expendedoras

Máquinas expendedoras
.

En 1995, algunos fabricantes de máquinas expendedores acordaron colocar un letrero en sus máquinas con una advertencia de que estas podrían causar la muerte o heridas serias si eran sacudidas o inclinadas. Es muy improbable, pero no imposible: entre 1978 y 1995, hubo al menos 37 casos conocidos de personas muertas, y 113 heridas, debido a que las máquinas expendedoras caían sobre las personas.

Mantente a salvo: no sacudas, inclines o gires la máquina expendedora.

8. Ligeras cortaduras y rasguños

Ligeras cortaduras y rasguños
.

La mayoría de las cortaduras y rasguños terminan sanando por si solos, y todo está bien. Pero si no lavas y cubres tus heridas, corres el riesgo de que se infecten. Y las heridas infectadas pueden acarrear mayores problemas, como la sepsis. La sepsis puede matarte en cuestión de días.

Mantente a salvo: aprende cómo tratar tus cortaduras y heridas de manera adecuada.

9. La gripe

gripe.

Entre 1976 y 2006, la gripe mató a miles de estadounidenses cada año. El número de muertes va de un rango con la cantidad menor de 3 000 decesos en una temporada de gripe, hasta la cantidad más alta de 49 000 en una temporada. Cada año, alrededor de 200 000 estadounidenses son hospitalizados debido a la gripe, de acuerdo con el CDC. La gripe es especialmente peligrosa para los niños (menores de 5 años), los ancianos (mayores de 65 años), mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas (como asma, enfermedades cardíacas y diabetes), pero estas no son las únicas personas que pueden enfermarse gravemente o morir por esto.

Mantente a salvo: vacúnate contra la gripe si puedes, cada año (normalmente alrededor de octubre, justo antes de la temporada de gripe). Esta no es una garantía (este año solo fue parcialmente efectiva), pero es definitivamente mejor que NO estar vacunado. No solo ayuda a reducir tus probabilidades de enfermarte de gripe, sino que cuantas más sean las personas que se vacunen, resulta mejor para la gente que es especialmente vulnerable a las complicaciones de la gripe. Aprende más sobre esto leyendo 14 Cosas que debes de saber para la temporada de gripe.

10. No dormir lo suficiente

No dormir lo suficiente
.

Dormir poco es un problema de salud pública, de acuerdo con el CDC. De hecho, el “National Department of Transportation” (Departamento Nacional de Transporte) estima que el conducir con sueño provoca alrededor de 1 550 muertos y 40 000 heridos cada año por accidentes automovilísticos.

Mantente a salvo: duerme de 7 a 9 horas por noche.

11. Palear nieve

Palear nieve
.

Cada año, un puñado de personas mueren, normalmente por ataques al corazón, mientras palean nieve después de una nevada. Y un estudio que analiza los casos de la sala de emergencias de 1990 a 2006 encontró que los accidentes por palear nieve sumaban cerca de 11 500 consultas en las sala de emergencia por año (y un total de 1 657 muertes durante el periodo de 16 años)

Mantente a salvo: no te esfuerces demasiado, presta atención a lo que tu cuerpo te está diciendo; trabaja con un amigo o familiar y recuerda dividir el trabajo en etapas más razonables; y detente lo necesario para bajar tu ritmo cardiaco, bebe agua, y descansa un poco.

12. Comer

Comer
.

¿Recuerdas cómo el presidente George W. Bush se atragantó con un pretzel? Esto es más común de lo que te imaginas. El atragantamiento es las octava mayor causa de muerte por herida accidental en los Estados Unidos, de acuerdo con el National Safety Council (Consejo Nacional de Seguridad). Es especialmente común en niños pequeños y en los ancianos, aunque pueden sufrirlos personas de todas las edades. Los “hot dogs” son particularmente peligrosos.

Mantente a salvo: corta tu comida en trozos más pequeños. Córta los “hot dogs” a los largo en pequeños bocados si se los vas a servir a niños. Mastica tu comida cuidadosamente. No hables con la boca llena. Lee lo que la Cruz Roja dice sobre cómo actuar si alguien se está atragantando. Y aprende cómo puedes actuar si te atragantas y estás solo, también.

13. Serle infiel a tu esposa

14 Cosas aparentemente inofensivas que podrían en realidad matarte
.

Y no es porque ella te va a matar (jaja), sino porque puedes sufrir un ataque al corazón mientras estás teniendo relaciones sexuales con tu amante. De acuerdo con un informe de la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón), al realizar una revisión de las autopsias de 5 559 casos de muertes repentinas se descubrió que el 75% de las personas murieron MIENTRAS mantenían relaciones extramaritales. Esto era a menudo con una pareja más joven, y la mayoría de las veces habían consumido una gran cantidad de comida y alcohol antes, esa misma noche. A decir verdad, fueron muy pocas las personas del estudio que sufrieron un ataque al corazón mientras tenían relaciones sexuales (alrededor del 0.6% de las muertes repentinas). Pero… el punto es el mismo.

Mantente a salvo: no seas infiel.

 

Agrega un comentario