Insólito: Se inyectó aceite para parecerse a Hulk y casi pierde los brazos (+Fotos)

Romario-Dos-Santos

A veces la obsesión por el cultivo del cuerpo en base a cócteles especiales puede tener un precio muy alto. Es lo que bien pudo sucederle al brasileño Romario Dos Santos Alves, quien estuvo cerca de perder sus dos brazos.

Y es que Dos Santos, de 25 años, tenía en mente parecerse a Hulk, parecerse a un “gigantesco hombre verde”, como reconoció a Mirror.

5547c5176f5f7_collagehulk

Todo comenzó cuando en el gimnasio este brasileño quedó sorprendido por el cuerpo de otros deportistas, fue así como quiso imitarlos y, si se podía, hasta ser más que los personajes a los que idolatraba.

Para aquella finalidad, este brasileño consumió una serie de cócteles y también se inyectó synthol en sus músculos para que así estos crecieran de forma desmesurada.

crop_romario

“Si la tomas una vez habrá definitivamente una segunda vez, es adictivo”, reconoció el musculoso en torno al consumo de aceites.

dt.common.streams.StreamServer

Sin embargo, todo comenzó a tornarse obscuro, pues explicó que sus extremidades se tornaron duras, “parecía que tenía piedras en los brazos”. También, la salud mental se fue debilitando al punto que debió ser hostipalizado.

Fue entonces cuando su novia le dio un ultimátum, le dio a elegir entre la forma de vida que llevaba en base a aceites y esteroides o ella, que estaba embarazada de seis meses.

romario-dos-santos-alves-7

Para fortuna de Dos Santos, su elección finalmente fue la de dejar atrás el cultivo obsesivo del cuerpo y optó por su familia.

romario-dos-santos-alves-4

Una situación extrema que se detuvo a tiempo, pues el mismo Dos Santos señala que en el hospital el doctor le explicó que estuvo a punto de perder los brazos, de una amputación.

musculosos-31

“Finalmente, gracias a Dios, el médico me dijo que no habría que amputar. Podrían remover el synthol solidificado que se había formado en mis brazos”, recordó Romario.

Con información de: Mirror.

 
155 Personas Compartiendo

Agrega un comentario