10 Datos curiosos sobre las galletas OREO que seguramente no conocías

Las Oreo son las galletas más vendidas y conocidas del mundo. Te contamos un montón de cosas que no sabías sobre ellas.

Adictivas como la cocaína

Hace tan solo un par de años las galletas Oreo fueron protagonistas de un controvertido estudio de la Universidad de Connecticut que, en virtud de un estudio realizado con ratones, aseguró que son tan adictivas como la cocaína. De acuerdo con esta investigación estas galletas activan aún más neuronas en el centro del placer del cerebro que la polémica droga.

La Oreo es como una Big Mac…

Bueno, no se parece en nada. Pero ambos coinciden en que, según la Wikipedia, son los productos de alimentación más vendidos del mundo. Es la galleta más vendida del mundo. Las cifras oscilan según las fuentes, pero se habla de 20.000 millones de unidades.

Pidieron prohibir su venta a los menores:

Un abogado de California pidió en 2003 que las Oreo se equiparasen con los cigarrillos o el alcohol y que se prohibiera su venta a los menores. Según la demanda del abogado Stephen Joseph el alto contenido en grasas trans de estas galletas contribuía al colesterol malo entre otros problemas. Aunque el abogado perdió la demanda, prendió la mecha de la preocupación y las Oreo se deshicieron parte de este tipo de grasas.

Sus proporciones exactas:

El secreto de las Oreo reside en el empleo de sus ingredientes en las proporciones exactas: 71% galleta de chocolate y 29% crema. Sin embargo, algún friki en Internet se ha dedicado a separar las galletas de la crema y tras pesarlos por separado ha llegado a la conclusión de que la cantidad de crema no es solo del 21,5%…. ¿Habrá aquí una causa para abogados con ganas de guerra?

¿Cómo se come la Oreo?

Las Oreo abren tantas posibilidades que en Internet existen numerosas preguntas en foros sobre cómo comerlas. Vaya por delante que no hay una única forma adecuada. Los ‘expertos’ comedores de Oreo recomiendan disfrutarlas junto con un vaso de leche fría. Respecto a si separarlas o no…. Esa es la cuestión. Parece existir una división irreconciliable entre quienes separan la galleta y quienes prefieren comerla junta.

Existe una máquina para separar las galletas:

Todos los que hemos intentado separar Oreo en alguna ocasión sabemos que el mayor riesgo es que se rompa la célebre galleta. Un físico llamado David Neevel diseñó una aparatosa máquina que permite abrir las galletas y deleitarse con su crema.

Primer eslogan publicitario:

Dado que las galletas Oreo nacieron hace más de cien años han vivido el nacimiento y la eclosión de la publicidad moderna. En 1950 sorprendieron con el primer eslogan publicitario, el original: Oh-oh! Oreo. ¿No creéis que funcionaría también hoy?

Del dulce de leche a la galleta de Halloween:

Si las galletas Oreo normales ya pueden parecerte demasiado cargantes, prueba las de dulce de leche… Las famosas galletas tienen ediciones limitadas en las que se adaptan y experimentan con los gustos locales, como en el caso del dulce de leche en Argentina. En 1991 sacaron también una original edición con crema naranja para celebrar Halloween.

Ahora se han inventado los churros:

Los churros Oreo se prometen como la gran novedad de los cines de Estados Unidos para este verano. Una alianza entre una empresa dedicada a la innovación en al industria alimentaria llamada J&J Snack Foods y la multinacional Mondelez International han dado lugar a esta idea: ‘palitos’ de Oreo rebozados en azúcar y fritos. Ahí es nada…

Una pasta de dientes con sabor a Oreo:

Alguna mente prodigiosa tuvo la idea de hacer este prototipo y, que sepamos, después no lo ha podido comercializar. ¿En serio alguien puede sentirse limpio después de limpiarse con una pasta así?

 
176 Personas Compartiendo

Agrega un comentario