Ella le donó un riñón a un desconocido y ahora están comprometidos ¡Increíble historia!

Ashley McIntyre, de 25 años, nunca pudo sospechar que donar uno de sus riñones a un completo desconocido llamado Danny Robinson, de su misma edad, sería el gesto que daría la vuelta por completo a su vida.

Robinson tenía una enfermedad renal que le obligaba a recibir diálisis tres días a la semana y llevaba dos años en lista de espera para recibir un donante, ya que nadie de su familia era compatible. El tiempo corría en su contra y su madre, consciente de la situación y desesperada, decidió acudir a un programa de radio para dar a conocer su caso y esperar que alguien salvase la vida de su hijo.

En enero de 2014, la madre de Ashley le estaba contando la historia a su abuela cuando la joven las escuchó hablar y se conmovió hasta tal punto, que no lo dudó un momento y llamó para ofrecerse voluntaria y donarle uno de sus riñones. Danny llevaba enfermo desde los 16 años, nadie de su familia podía ayudarle y, además, era huérfano, ya que su padre había muerto de cáncer.

p1

Así que no se lo pensó dos veces y se sometió a los tests de compatibilidad, que dieron positivo y confirmaron que ella podía ser la salvación de Robinson. Ese fue el momento en que sus caminos se cruzaron y sus destinos empezaron a discurrir en paralelo. Y en ese momento se obró un pequeño milagro, enorme para él, ya que de todos los trasplantes de riñón que se dan cada año, solamente un mínimo porcentaje de los donantes son desconocidos, porque no es frecuente encontrar a personas compatibles fuera del ámbito familiar.

“Tan pronto como comenzamos a conversar fue como si nuestras familias se hubieran conocido desde siempre”, asegura McIntyre. La operación de trasplante renal tuvo lugar en abril del año pasado en el Centro de Transplantes de la Universidad de Kentucky. El día de la operación, él le regaló un joyero musical con una nota en la que le decía: “Las palabras no pueden expresar cuánto has hecho por mí. Ashley, eres un ángel”.

p2

Por suerte, todo salió bien, no hubo rechazo y los dos jóvenes siguieron en contacto. Y ya se sabe cómo funciona esto… Una cosa llevó a la otra y cuando se dieron cuenta estaban enamorados. Comenzaron a salir juntos y en junio decidieron hacer oficial su relación.

Seis meses después, en Navidad, Danny le pidió a Ashley que se casara con él y ahora están esperando a su primera hija que nacerá en junio.

embarazada

Vía: Univisión

 

Agrega un comentario