Humor: 15 razones por las que las mujeres prefieren a los gorditos

Salir con un gordito tiene más ventajas de las que crees:

1. No sientes la necesidad de competir con él

Salir con un gordito te quitará de encima la presión de tener que mantenerte estrictamente en forma. Estás con él en el mismo equipo, así que trabajan juntos, no compiten.

2. Te hace sentir mejor contigo misma

No te obliga a “estar consciente” de que está claro que uno de los dos en la pareja es notablemente más candente que el otro y que ciertamente, esa persona no eres tú.

3. Nunca se quejará de tu “falta” de tetas

Porque ya tiene las suyas.

Esto de verdad es una ventaja. Porque tú también querías tener unas tetas grandes.

4. No tendrás que vivir preocupada porque te engañe con alguien más sexy que tú

A menos de que realmente los gorditos se hayan convertido en un éxito total o que él se tope con una chica espectacular que sea completamente insegura de sí misma, las posibilidades de que acabe en la cama con alguien exponencialmente más sensual que tú, son de veras nulas. Es su cuerpecito blando de bebé lo que te da esa seguridad.

5. Es más divertido acurrucarse con él

¿Quién quiere frotarse contra una estatua al fin de cuentas? Él entibiará y reconfortará tu corazón.

6. Nunca te avergonzará usando su cuerpo

Un gordito acaba con las inseguridades en una relación y allana el campo de juego.

Y es que nunca se quejará de que tu cuerpo se “ha ablandado” ni te sugerirá que tomes un smoothie de frutas cuando lo que tú quieres es una malteada doble.

7. Él sabe cómo divertirse

Porque come bien, bebe lo que se le antoja y vive sin preocuparse en exceso por lo que vendrá mañana.

8. No formará contigo una pareja superficial

No está obsesionado con su apariencia ni mucho menos con la tuya ni con la de las demás personas. Él se concentra en lo que de veras importa.

9. Siempre te sorprenderá cuando se desnude

Nunca sabrás qué esperar cuando se quite la camisa, lo cual hace que los momentos íntimos sean más emocionantes, más sensuales y por supuesto, más excitantes.

10. Tienes mucho a dónde aferrarte

Especialmente durante el sexo. Piensa en que es encantador sentir el peso de tu hombre sobre tu cuerpo. Pero si lo que quieres es a alguien que pese nada, tírate al fantasma Casper.

11. Sabes exactamente cómo lucirá en 20 años

Eso es lo mejor en un gordito: Que ya tiene el cuerpo que seguirá teniendo cuando sea papá, así que no habrá sorpresas. Lo que resulta todavía mejor, es que ya lo amas tal como es.

12. Puedes hablar con él de otras cosas que no sean dietas y ejercicio

Tú y tu dulce gordito tienen mucho más en común que una rutina de ejercicio y un régimen de nutrición. Y se pueden divertir juntos sin preocuparse de lo que han estado comiendo o bebiendo.

13. Luce genial en traje

Un hombre vestido con traje es sexy, pero un chico “rellenito” es completamente ardiente. Los sacos y las chaquetas de caballero tienen un corte cuadrado por una gran razón.

14. No te juzgará (ni tú lo harás con él)

Es porque te respeta tal y como eres y viceversa. Si alguien trata de lastimarte, se las verá con su figura.

15. Pueden comer pizza juntos

Las mejores relaciones son siempre aquellas en las que pueden consentirse yendo juntos de la mano.

 

Agrega un comentario