Así era ser mujer hace 3,400 años ¡Menos mal que evolucionamos!

Si piensas que es duro ser una chica a estas alturas del mundo, trata de pensar en cómo era vivir en el año 1370 a.C.

Una nueva investigación realizada en Dinamarca reveló recientemente, muchos datos sobre la vida de una chica de la región de Egtved (quien se piensa tenía entre 16 y 18 años cuando falleció) cuyos restos (dientes, piel, uñas y fragmentos del cerebro) fueron descubiertos por arqueólogos en 1921. La ahora extensa lista de detalles sobre su vida permite que sea la primera vez que los científicos puedan precisar y dar seguimiento a los pasos de una persona desconocida de una era tan antigua.

Esto era lo que vestía

x5a423d7f10b37403d3b679576186d80d-143253982991367885.jpg.pagespeed.ic.cVBa2AZGSK

Sorprendentemente, la vestimenta de la chica de Egtved sobrevivió durante todos estos años. Se sabe que esta joven mujer fue descubierta llevando ropa de lana de buena calidad, así como un cinturón rematado con un fino medallón de bronce. Estos detalles hacen pensar en que la joven creció en una situación acomodada.

Los objetos con los que fue sepultada

xwhat-like-girl-3-400-years-ago-143253982980216389.jpg.pagespeed.ic.xPbf0-gJ37

La chica de Egtved fue sepultada en verano. Se la halló dentro de un ataúd de roble forrado con piel de becerro que contenía además, una garrafa de cerveza y los restos de un niño de entre 5 y 6 años que fue cremado. Debido a la edad de la chica, se sabe que no es posible que el niño hubiera sido su hijo, lo cual sugiere que se realizó algún tipo de sacrificio ritual luego de su muerte.

La cerveza estaba hecha a base de miel y frutos rojos que posiblemente fueran arándanos.

Su vida temprana

Pese a que fue sepultada en territorio que hoy pertenece a Dinamarca, el equipo de científicos que trabajan en su análisis descubrió que la chica de Egtved no nació en Dinamarca, sino más bien cerca de la Selva Negra en Alemania.

Su matrimonio

Como la mayoría de las mujeres de su edad, la chica de Egtved posiblemente haya sido comprometida unos años antes y enviada a unas 500 millas para contraer matrimonio y crear así una alianza entre familias o clanes pudientes. De acuerdo con los historiadores, debido que Dinamarca fue una de las mayores fuentes de ámbar de la era antigua (un producto que era costoso y muy buscado en Grecia y el Medio Oriente), pudiera haber sucedido que la chica hubiera sido dada en matrimonio por su familia que frecuentaba esa región y sus rutas con fines comerciales, para mantener una buena relación con algún otra familia de mercaderes privilegiados.

Sus últimos años

Se cree que durante los dos últimos años de su vida, la chica de Egtved viajó extensamente y de hecho, que estuvo en la región que es hoy Alemania al menos dos veces durante su existencia. Este dato sugiere que ella fue mucho más independiente de lo que se suele pensar que pudiera ser una una joven de esa edad durante esa época, pero también que quizá tenía alguna forma de autoridad personal.

Según lo descrito por National Geographic, se sabe que era común que las mujeres escandinavas de esa era tuvieran mucho poder político y social: “Cabe la posibilidad de que las mujeres de la era de bronce que habitaron esta región se encargaran de hacer todo tipo de negociaciones y tratados por ellas mismas y no necesariamente a través de las conexiones de un matrimonio”, puntualiza Flemming Kaul, un investigador especialista en la edad de bronce.

Esperemos que el mundo pueda aprender más sobre esta fascinante jovencita y su vida, que aunque lejana y misteriosa, tiene el poder de cambiar la forma en que vemos el papel de la mujer en la historia.

 

Agrega un comentario