14 Pasos que debes seguir para SUPERAR una ruptura amorosa

Las rupturas pueden ser difíciles, pero también amistosas. Sin importar qué, nadie quiere pasar por ellas. La pérdida de tu relación puede traerte un gran dolor al corazón y estrés. Pero si estás buscando ayuda para superarla y quieres algunas sugerencias sobre cómo hacerla un poco más fácil, sigue leyendo…

1. Piensa sobre todo con detenimiento, pero no obsesivamente.

Pensar

Sigue adelante y reflexiónalo tantas veces como sea necesario, dentro de lo razonable. Considera todas las razones por las que rompieron. Incluso si algunas veces parece que no había un “buen” motivo, ciertamente hay uno (y probablemente más de uno). Entiende que disfrutaron estar juntos por un tiempo, pero si la relación no es lo que ambos querían para su vida, se hubiera terminado conforme pase el tiempo, sin importar qué. En este caso, mejor pronto que tarde. Pensar en las razones por las cuales se terminó puede hacer mucho más claro para ti que requiere dos personas para comenzar una relación, pero solo una para terminarla. También puede ayudarte a evitar muchos malos pasos en el futuro si es que puedes identificar las áreas en las que contribuiste para mermar la relación.

2. No reconsideres tu decisión.

noticia_19444_1

Si la ruptura fue tu decisión, ten en mente que pensar solo en las cosas buenas que tuviste con tu pareja puede causar que te olvides de las razones por la que la terminaste. Con la misma moneda, no intentes reintentar la situación si la decisión de terminar las cosas no fue tuya. Es muy común romantizar las partes buenas de la relación, convenciéndote de que las partes malas tal vez no eran tan malas después de todo, que tal vez simplemente podrías vivir con ellas. O tal vez que si tu ex hubiera sabido cómo te sentías, él (o ella) no hubiera querido romper después de todo. No juegues a esto contigo mismo. Acepta la situación y trabaja en seguir avanzando.

3. Mantén tu espacio.

pies-en-la-hierba[3]

Incluso si tu ex decidió que siguieran siendo amigos, sepárense completamente uno del otro después del rompimiento. Esto significa no verse el uno al otro, no estar cerca de los miembros de sus familias, no hacer llamadas telefónicas, no intercambiar correos electrónicos, no enviarse mensajes de texto, no contactarse mediante Facebook, y no enviarse mensajes instantáneos. Esto no es necesariamente una medida permanente, pero trata de seguirla hasta que sientas que puedes conversar con él (o ella) en un nivel platónico solamente, sin un motivo escondido (y sí, querer volver con esa persona es un motivo escondido). Si tu ex intenta convencerte de que lo veas, pregúntate honestamente cuál sería el punto. Si estás reviviendo el pasado viéndolo, no es difícil dejarse atrapar por el momento y va a ser más difícil dejarlo ir de nuevo. Vas a necesitar tener algo de contacto para cosas prácticas como mudarte, firmar papeles, etc. Pero intenta limitarte a cosas como estas que son absolutamente necesarias, y mantén dichas llamadas o reuniones cortas y civilizadas.

4. Lidia con la pena apropiadamente.

grito_nor-640x640x80

Está bien que sientas que cometiste un error. Aceptar la responsabilidad por tus errores o faltas es saludable. Por otro lado, también tienes que aceptar que eres una buena persona, y que diste lo mejor de ti y no eres el único que cometió errores. Por supuesto, un estado de negación es completamente natural, pero la aceptación es la clave para ser capaz de seguir avanzando.

Este es el momento en el que solo quieres gritar porque tu rabia se siente como que no tiene fin. La cantidad de enojo que sientes depende en que tan antagonista fue la “separación”, las circunstancias, y cuánto tiempo tomó hacer la ruptura final. Puedes estar resentido con tu ex por desperdiciar tu tiempo. Te darás cuenta de que la ruptura era inevitable (reflexionar va a revelar pistas de las cuales no te diste cuenta en el momento). Incluso puedes sentir mucho enojo contigo mismo, ¡pero deja que ese sentimiento se vaya rápido! Es un desperdicio de tiempo y energía el estarte destrozando sobre algo de lo que ya no tienes el poder de cambiar. Hay muchas cosas positivas que puedes hacer con tus emociones y tu energía. Aunque se pueda sentir bien reemplazar tus sentimientos de amor hacia tu ex con odio, esto todavía te puede llevar a complicaciones y sentimientos mezclados de amor y odio que nunca son algo bueno.

5. Habla con tus amigos.

Mujer-amigos

Lo que quieres es personas que te amen a tu alrededor y que te hagan sentir bien sobre ti mismo. Rodearte a ti mismo con amigos y familia compasivos y que te apoyen te ayudarán a verte a ti mismo como una persona valiosa, y vas a encontrar más fácil ponerte de pie con las personas que quieres a tu alrededor haciendo una red reconfortante.

6. Escribe todos tus sentimientos.

 escritura

Escribe en un diario o intenta escribir poemas. Lo más importante es ser absolutamente honesto. Uno de los mejores resultados de escribir todo es que algunas veces te vas a sorprender de alguna reflexión que viene a ti mientras que estás vaciando todo en el papel. Los patrones van a ser claros, mientras que tu reflexión comienza a disminuir, vas a encontrar mucho más fácil entender lecciones importantes de la vida de toda la experiencia si estás escribiendo tu senda a través de ello. Ninguna relación es una falla si eres capaz de aprender algo sobre ti mismo. Solo porque no hay funcionado no significa que no fuera una parte necesaria de tu viaje a convertirte en quien te tienes que convertir.

7. Haz una lista de recordatorios.

lista1

Uno de los mejores trucos para ayudarte a adherirte a tu decisión es hacer una lista de todas las razones por las que tu ex no era para ti. Se frío y claro. Este no es el momento para perdonar. Lo que estás haciendo es crear una imagen de ti mismo que va a llamar una respuesta emocional cuando te sientas tentado a pensar que “si tal vez hubieras hecho esto o aquello, hubiera funcionado…”. Escribe lo que pasó y cómo te hizo sentir, sé claro sobre las cosas que no quieres sentir otra vez. Cuando te encuentres a ti mismo extrañando a tu ex en un momento de debilidad, y pienses que realmente te deberías acercar a ese teléfono, saca esta lista, léela un par de veces, y entonces habla contigo mismo: “Esta es la verdad de cómo era. ¿Porque querría volver y torturarme a mí mismo de nuevo?”. Si te encuentras en una trampa de baja autoestima, pensando que no te mereces nada mejor, imagino que esto le pasara a uno de tus amigos, y piensa que le dirías a tu amigo: “¡Aléjate todo lo que puedas! ¡Esta relación no era buena para ti!”.

8. Olvídate de lo viejo, recibe lo nuevo.

carrie-closet

Una ruptura puede significar un nuevo comienzo. Por lo tanto, limpiar y organizar tus objetos personales te va a dejar sintiéndote fresco y preparado para las nuevas cosas por venir. Un desastre puede ser sobrecogedor y deprimente, y solo se va a añadir a tu nivel de estrés. El bono agregado es que mantenerte ocupado acomodando tu espacio no requiere mucho poder cerebral, pero necesita solo suficiente concentración para evitar que recicles la tristeza. Ocuparte a ti mismo con estas tareas diseñadas para hacer tu vida mejor y más fácil también va a ocupar tu mente lo suficiente para ayudarte a través de tu sufrimiento residual. Limpia tu habitación, consigue algunos afiches nuevos, limpia los iconos de tu computadora de escritorio, etc. Tan insignificante como se puede oír esto, te va a hacer sentir mejor.

9. Quita los desencadenantes de recuerdos.

borrar_recuerdos_1

Hay toda clase de cosas que pueden recordarte a tu ex: una canción, un olor, un sonido, un lugar. Una vez que haya pasado un tiempo para procesar el periodo de reflexión, no pienses en sentimientos o memorias dolorosas. Probablemente haya cosas que estén presionando tus botones sin tu reconocimiento consciente. Camina alrededor de cada habitación de tu casa con una caja y quita las cosas que hagan que tu corazón te duela o tu estómago se retuerza. Realmente enfócate y mira cuidadosamente. Vas a darte cuenta que la pequeña caja azul con forma de pájaro que está en el mantel se ha vuelto muy invisible por el último par de años, pero cuando le des una mirada consciente, te vas a dar cuenta de que cada vez que volteas hacia la esquina de tu habitación y llama tu atención, sientes un dolor agudo en tu plexo solar. Limpiar tu espacio de todos estos disparadores puede hacer maravillas. Si tienes un recuerdo como un reloj o una pieza de joyería que te dio tu ex, y es un recordatorio de los buenos aspectos de tu relación, no hay nada malo con quedarte estas cosas, pero en consiguiente, intenta dejarlo para después, cuando te hayas dado algo de tiempo y espacio. Pon estos recordatorios muy lejos de ti, como en una caja en algún lugar al que nunca vayas. Si están fuera de tu vista, están fuera de la mente.

10. Encuentra felicidad en otras áreas de la vida.

renuncia_felicidad

Ya sea que signifique pasar tiempo con tus amigos y familia, inscribirte a esa clase que siempre quisiste tomar o leer cada libro de la lista de los mejor vendidos del periódico, recuérdate a ti mismo que una relación es parte de la vida, pero incluso cuando estás en una, hay placeres personales que siempre puedes disfrutar por tu cuenta. Sumérgete en esas cosas ahora. Como dicen, la mejor venganza es vivir bien.

11. Mantente activo.

mujer-ejercicios

Ejercitarte mejora tu humor y alivia la depresión, y la distracción te va a ayudar a mantener tu mente alejada de la situación. Ve a correr, únete al gimnasio o solo sal a caminar. Si no te ejercitas regularmente, aquí hay algunas formas de motivarte a ejercitarte, Haz algo pequeño, ahora mismo. Ir hasta el gimnasio, vestirte con tu atuendo de trote, o hacer cualquier cosa que sientas que deberías de estar haciendo obviamente se ve como si fuera mucho trabajo. Así que solo haz diez levantamientos o saltos. Fácil. Y normalmente, es suficiente para hacer que tu corazón se acelere un poco. Hacerte sentir un poco más ejercitado no te va a hacer ningún mal…

Si quieres ir al gimnasio, pero no te sientes con ganas, por lo menos sal de tu casa y repite en tu cabeza que si estando allí aún no te sientes con ganas de ejercitarte, vas a volver a casa. Lo más extraño es, que una vez que estés allí, no vas a sentir ganas de regresar a casa (pero si lo haces, también está bien). Entonces repite en tu cabeza que vas a estar en la caminadora por 10 minutos, incluso si tu rutina de ejercicio incluye más. Solo convéncete a ti mismo de hacer una cosa más, sin comprometerte a nada más, te va a hacer las cosas más fáciles. Y muy pronto, tus endorfinas van a tomar el control.

12. Deja ir las emociones negativas.

dejar

Entiende que no hay beneficio en aferrarse a un dolor en el corazón, remordimiento y odio hacia otra persona. Date cuenta de que ya se terminó, tu relación con esa persona era única y especial en muchas formas. Puedes felicitarte por ser muy valiente para arriesgarte y enamorarte, y alentar tu corazón a que aunque esta vez el amor no funcionó, va a haber una próxima vez.

13. Recuérdate las cosas negativas.

110795_lo-que-te-parece-negativo-puede-ser-util

No necesariamente todo negativo, pero los aspectos negativos de esa persona. Por ejemplo, mientras menos atractiva la encuentres, más rápido vas a superarla. Tu mentalidad tiene que ser estrictamente sobre características negativas acerca de esta persona, sin sonar resentido u odiar a esta persona. (Por ejemplo, su cabello siempre tenía un olor gracioso, nunca se cepillaba los dientes, nunca compró nada para tu cumpleaños, tenía la sonrisa más fea que haya visto, tenía la risa más molesta de todas, etc.).

Vía: Wh

 

Agrega un comentario