Estas son las 5 cosas más RARAS que han caído del cielo

Normalmente esperamos la lluvia, y dependiendo de dónde te encuentres, la nieve también podría esperarse… Pero de vez en cuando, ocurre que “llueven” cosas que nunca jamás imaginarías que caerían del cielo. Existen registros en la historia de casos bastante extraños.

1. Carne

cosas1

Una mujer de Kentucky (EE.UU.) estaba en su patio en un día cualquiera de 1876, cuando pedazos de carne comenzaron a caer al suelo. Un par de hombres valientes que se atrevieron a probar dicha carne bizarra dijeron que sabía como a cordero o venado. Se cree que “la lluvia de carne de Kentucky” fue el resultado de algunos buitres nauseabundos volando por encima de este lugar.

2. Una vaca

cosas2

Cuando vas conduciendo o caminando por la calle, lo último que esperas ver es a una vaca en medio de la carretera (a menos que vivas en el campo). Para esta pareja que estaba conduciendo su camioneta en 2007, en Washington (EE.UU.), una vaca en el camino hubiera sido bienvenida en comparación con la vaca que cayó del cielo, sobre el capó de su coche. La vaca al parecer había caído a 200 pies de un acantilado por encima de ellos después de escapar de una granja.

3. Un perrito

cosas3

Cuando un cachorro cayó del cielo en el patio de la abuela de un niño, en 2012, el pequeño lo tomó y lo llevó adentro, tomando el consejo de su abuela; “Cuando Dios deja caer un cachorro desde el cielo, debes tomarlo y quedártelo”. El cachorro probablemente fue cazado por un halcón y luchó hasta que este lo soltara para así “caer del cielo”.

4. Monedas

cosas4

Una vez en el año 1940, un montón de monedas del siglo 16 cayeron del cielo en el centro de Rusia. Se cree que las monedas eran parte de un tesoro enterrado que fue expuesto cuando el suelo se erosionó, y luego fueron recogidas por un tornado.

5. Pájaros borrachos

cosas5

Cerca de 40 pájaros, o más, cayeron del cielo en Viena, Austria, en 2006, y las personas estaban preocupadas de que fueron víctimas de la gripe aviar. Los veterinarios determinaron más tarde que las aves habían comido bayas fermentadas, lo que hizo que se “emborracharan”, perdieran el control y cayeran al suelo.

Vía: CV

 

Agrega un comentario