Los 10 tipos de ejecuciones más inhumanos y dolorosos de la antigüedad (Parte II)

Anteriormente, la gente moría y de la peor forma. Hoy en día, aunque no lo parezca, vivimos en la época más tranquila y pacífica de la humanidad. Las civilizaciones antiguas no tenían pudor cuando se trataba de ejecutar a delincuentes, asesinos o personas que no se adaptaban a las reglas.

10. El aplasta cabezas: Como su nombre lo indica, la cabeza de la víctima era colocada en este dispositivo , que lentamente se iba comprimiendo, hasta quebrarle los dientes a la persona y desorbitarle los ojos. Finalmente todo el cráneo era destrozado y la víctima moría.

t1

9. El extirpador de senos: Este instrumento se utilizaba contra las mujeres que eran acusadas de abortar y también a las adúlteras. Básicamente eran unas pinzas que le arrancaban los senos. Si las mujeres sobrevivían, estarían condenadas a vivir una vida de dolor con el estigma de este castigo.

t2

8. La tortura con ratas: Esta era una forma barata y fácil de torturar y matar a alguien. Las ratas eran encerradas en una caja que poco a poco se iba calentando sobre el cuerpo de la víctima. El calor empezaba a poner nerviosos a los roedores, y estos empezaban a intentar escapar, mordiendo y desgarrando la piel de la víctima. La víctima tenía una muerte lenta y desesperante.

t3

7. La pera de la angustia: Era un instrumento de tortura con forma de pera que era introducido en la boca, vagina o ano de la víctima. Una vez en el interior, se abría, produciendo numerosos desgarros

t4

6. La silla de la tortura: Básicamente sentaban a la víctima en una silla llena de púas la cual poco a poco iban presionando contra el cuerpo de la víctima.

t5

5. La cama de la tortura: Las extremidades eran atadas y jaladas al punto de dislocar los huesos de la víctima, y hasta algunas veces desmembrarlo por completo.

t6

4. La regañada: Este era un método de tortura aplicado principalmente a mujeres que eran consideradas brujas. Consistía en colocarle la máscara y engarzar su lengua en las púas de la zona de la boca, para que no pueda lanzar ningún hechizo durante su ejecución.

t7

3. El Toro de Brazen: La víctima era colocada dentro de la escultura en forma de toro, y esta era calentada a altas temperaturas, hasta que la persona que estaba adentro moría.

toro

2. La tortura del ataúd: La víctima era colocada durante días en este ataúd de hierro, no se podía mover y usualmente lo exponían al sol.

t9

1. La Cuna de Judas: Consistía en colocar a la víctima encima de la pirámide, los pies de la víctima eran atados y poco a poco era empujada hacia abajo. Era una forma de empalamiento.

t10

¡Si quieres revisar la primera parte dale click AQUÍ!

Vía: NN

 

Agrega un comentario