Madre e hijo muestran GRAN transformación luego de mucha dieta y ejercicio

Una madre y su hijo han revelado su increíble transformación después de dejar la comida rápida y empezar a comer carnes y hortalizas frescas.

Angela McManus, de 48 años, de Newcastle Upon Tyne (Inglaterra), solía ser talla 16 y tenía una dieta poco saludable de comidas procesadas y grasosas, ​​pero después de reformar su dieta, ha bajado dos tallas de ropa y ahora le encanta hacer ejercicio.

Mientras tanto, su hijo Bradley de 20 años, es apenas reconocible de sus días de ‘gordito’ adolescente, mostrando un sólido paquete de seis cuadritos en su estómago, y brazos tonificados.

madre1

Angela dijo que en el pasado, su comprensión de la nutrición “no era muy buena” y ella escogía “comida congelada basura” que conseguía en el supermercado.

“Mis hijos vivían de nuggets y patatas fritas, y una comida estándar para mí era algo así como un pollo kiev congelado”, recuerda.

madre2

“Mirando hacia atrás, no puedo creer cuánto tiempo duró esto. Sólo hice lo que pensé que sería más barato y más fácil, sin tener en cuenta otras opciones”.

Sin embargo, la madre decidió que era hora de un cambio, cuando en unas vacaciones fue a hacer snowboarding con su familia, y se encontró a sí misma constantemente sin aliento.

Ella admitió: “Arruinó todas las vacaciones y me hizo sentir terrible”.

Las inseguridades de Angela crecieron mucho más en la Navidad de 2013, cuando demasiado pavo y dulces la dejaron con un sentimiento de culpa muy fuerte.

madre3

En el pasado, ir al gimnasio habría sido más como una actividad social para ella, pero decidió tomar medidas en febrero del 2014, y no ha mirado atrás desde entonces.

“Mi primer gran paso fue invertir en un entrenador personal. Ellos me ayudaron a llegar a la pista con el ejercicio, que fue una gran lucha al principio”, admitió.

madre4

“En ese momento, yo estaba ejercitándome, pero luego volvía a casa a comer las mismas comidas de siempre, llena de alimentos procesados”.

La madre no podía entender porqué no estaba bajando de peso, hasta que decidió cambiar su antigua dieta.

Angela dijo: “Cambiar mi dieta jugó un papel muy importante en mi transformación”.

madre5

Librarse de alimentos procesados ​​y comprar carne fresca y vegetales, la ayudaron a realizar un reacondicionamiento completo de su estilo de vida.

“Si bien no comen todas las verduras que hago, ellos son fans de las carnes más saludables que cocino ahora”, dijo.

“Cambié nuestro pollo empanado por alternativas más saludables, y reemplacé mi merienda habitual de patatas fritas con palitos de apio y mantequilla de almendras”.

“Atrás han quedado los días de saltarse el desayuno, ahora hay que abastecerse de espinacas y huevos escalfados para un comienzo saludable del día”.

madre5

Este cambio dejó a Angela con muchísima más energía y una figura esbelta, lo que hizo que su hijo Bradley de 20 años se uniera también.

madre6

Recordó: “Bradley había sido gordito desde la escuela, él evitaba el ejercicio, excepto el fútbol”.

madre7

“Una vez que vi los cambios en mi vida, yo le animé a comenzar con el entrenador personal y a comer sanamente”.

“Él ha visto un gran cambio en su vida y los dos nos apoyamos mutuamente, no nos permitimos tener las excusas que teníamos antes para justificar nuestros malos hábitos”.

madre8

¿Tú qué opinas?

Vía: CV

 
90 Personas Compartiendo

Agrega un comentario