7 instrumentos aterradores que los médicos usaban en tus partes íntimas

Había todo tipo de razones para no querer ir al doctor en los viejos tiempos cuando usaban mercurio y sierras. Ahora imáginate si tenían algún tipo de problema “allá abajo”.

1. Generadores de rayos violeta.

1

En los viejos tiempos estos eran usados para tratar todo tipo de problemas, simplemente frotando la parte afectada con un generador. El problema es que si estabas constipado o tenías problemas de próstata, la única solución era ponerlo dentro de tu ano y rogar por que no te dieran ganas de estornudar.

2.Lavador vaginal de Lawson

2

Hace mucho tiempo, un hombre quiso solucionar los problemas de la higiene femenina, pero debido a que él no tenía una vagina, se inventó esta abominación, que funcionaba haciendo que estas aspas giraran dentro de tus partes privadas, ya sabes, “limpiando”.

3.Anillo de espermatorrea.

3

En la era victoriana creían que las erecciones innecesarias podían tener un efecto devastador en el cuerpo, incluyendo ceguera y retraso mental. Por eso se inventaron este anillo, que se ponía al rededor del pene para que si un hombre tenía una erección el anillo lo punzaba para que no creciera más.

4.Dilatadores rectales.

4

En algún momento se creyó que el sistema nervioso del cuerpo humano era una complicada interconexión de caminos que terminaban directamente en tu ano, por lo que se pensaba que se podía curar cualquier enfermedad poniendo diferentes objetos allí.

5.Calentador de próstata.

5

Era básicamente un cable de 3 metros que tenía una bombilla en un lado y un tubo con forma de dildo en el otro. La idea era que el bombillo se encendía y transfería el calor al lado del dildo que ya estaba adentro de ti. La compañía que los vendía decía que eran para “estimular el cerebro abdominal”

6.Cinturón eléctrico con correa para el pene.

6

Este aparato que como su nombre indica te electrocutaba en partes que no debería, fue inventado para curar una enfermedad completamente inventada llamada Neurastenia, definida como el “estrés de la urbanización y las presiones sobre la clase intelectual por el cada vez más competitivo ambiente de negocios”

7.Bomba para agrandamiento de senos.

7

Lo único que las damas debían hacer si querían agrandar sus senos, era ubicarlos dentro de las copas succionadoras y bombear un pedal que succionaría y agrandaría los senos dando la ilusión de crecimiento cuando en realidad la única respuesta fisiológica eran moretones horribles. En 1976 vendieron un millón de unidades.

Vía: CV

 

Agrega un comentario