15 Bellas frases de Antoine de Saint-Exupéry

El escritor y aviador francés que le regaló al mundo “El Principito“ tenía el sueño de vivir en paz, era una persona de corazón grande e imaginación grandiosa. Sus obras reflejan el gran amor que tenía por la raza humana y su fe en que podemos vivir armoniosamente en nuestro planeta. Es posible vivir felices juntos, y también es posible que la felicidad toque a la puerta de cada uno.

1. Cuando uno está muy triste son agradables las puestas de sol..
2. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen entre sí. Por lo tanto me aburro un poco.
3. Lo que embellece al desierto es que oculta un pozo en cualquier lugar..
4. Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.
5. Los hombres ya no tienen tiempo para conocer nada; compran las cosas ya hechas a los comerciantes; pero como no existen ningún comerciante de amigos, los hombres, los hombres ya no tienen amigos.
6. A los mayores les gustan las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan sobre lo esencial del mismo. Nunca se les ocurre preguntar: ’¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? ¿Le gusta coleccionar mariposas?’ Pero en cambio preguntan: ’¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?’ Solamente con estos detalles creen conocerle.
7. Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: ”¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!..
8. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso.
9. Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante.
10. Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar
11. Y los hombres no tienen imaginación, repiten lo que uno les dice.
12. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.
13. Pero nosotros, que comprendemos la vida, nos burlamos de los números..
14. Es tan misterioso el país de las lágrimas…
15. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio
 

Agrega un comentario