La policía la detuvo sin ninguna razón. Pero lo que vivió después fue una PESADILLA

Kamilah Brock, de 32 años, demandó a la ciudad (Estado de Nueva York) por daños no especificados, y afirma que sus derechos constitucionales en virtud de las enmiendas 4 y 14 (EE.UU.), fueron violados y que fue víctima de racismo.

Argumenta que tuvo que soportar “intrusión no deseada e injustificada de su integridad personal, pérdida de la libertad [y] angustia mental”, durante y después de su encuentro extraño con la policía el año pasado.

La mujer, de origen afroamericano, fue retenida en contra de su voluntad en un hospital psiquiátrico durante ocho días y luego obligada a pagar $ 13.000, debido a que un oficial de policía no creía que el BMW que conducía le pertenecía.

1

Brock contó entre lágrimas la pesadilla, el jueves pasado, que comenzó cuando ella fue presuntamente detenida por la policía de Nueva York, el 12 de septiembre del año pasado, cuando se detuvo en un semáforo en Harlem.

2

Cuando un oficial de policía no identificado le preguntó porqué sus manos no estaban en el volante, ella le dijo que era porque estaba bailando con su música en el coche, y que no creía que eso era un problema porque el semáforo estaba con luz roja.

“Le dije que estaba bailando, estoy en un semáforo en rojo”, dijo Brock. “Y él me ordenó que saliera del coche”.

3

El Huffington Post informó que Brock fue entonces detenida y trasladada a la comisaría 30a de la policía de Nueva York, donde estuvo retenida durante varias horas, pero finalmente, no fue acusada de ningún delito. La policía le dijo que fuera a la comisaría al día siguiente para recoger su coche BMW 325CI 2003.

Cuando Brock, que trabaja en la banca, volvió al día siguiente para reclamar su coche, dice que la policía no le creyó que ella era la propietaria legítima del vehículo de lujo.

4

“Sentí que desde el momento en que dije que era dueña de un BMW, me miraban como una mentirosa. Me esposaron y me dijeron que necesitaban esposarme para llevarme hasta mi coche”.

Entonces, se la llevaron a un hospital pisquiátrico.

El Huffington Post informó que los registros médicos muestran que Brock fue llevada al Hospital de Harlem, la desnudaron, la obligaron a tomar litio, y le inyectaron sedantes potentes.

“Él se aferró a mí y entonces el doctor me pegó en el brazo y yo estaba en una camilla y me quitaron la ropa interior”, dijo Brock. “Cuando me desperté al día siguiente, me sentí como si estuviera en una pesadilla”.

Los registros también muestran que el personal en el Hospital de Harlem trató de hacerla negar que era dueña de un BMW, y que era banquera. El personal médico cree que Brock tenía trastorno bi polar, por sus afirmaciones sobre el BMW, su trabajo, y su cuenta de twitter.

Su abogado, Michael Lamonsoff, dice que su cliente dijo la verdad todo el tiempo, y afirma que Brock fue discriminada porque es negra, y que una mujer blanca no habría tenido la misma experiencia.

5

A principios de este verano, la ciudad afirmó que Brock había estado “actuando irracionalmente, hablaba incoherencias y era inconsistente, y que ella corrió hacia el medio del tráfico en la Octava Avenida”, durante el episodio en el semáforo con la policía. La policía de Nueva York sólo confirmó que Brock estuvo bajo su custodia.

¿Qué opinas de esta extraña historia?

 
65 Personas Compartiendo

Agrega un comentario