15 ÚTILES ejercicios para la memoria ¡El #3 te sorprenderá!

No agotes más tu cabeza tratando de recordar las cosas. Mejor aprende cómo ejercitar tu mente para que tus neuronas no mueran tan rápido.

No creas que estar ocupado y estresado porque tienes demasiadas cosas por hacer es sinónimo de que estás poniendo en marcha tus neuronas; por el contrario, lo que estás haciendo es asfixiándolas, ya que no les estás dando espacio para despejar toda la tensión.

Difundir.ORG tiene preparada para ti una serie de ejercicios muy sencillos para que pongas a trabajar más tu cerebro de forma oxigenada; incluso los puedes aplicar dentro de tus actividades diarias como un hábito sin que te quiten mucho tiempo.

Empieza ahora mismo. No pierdes nada y ganas mucho.

1. Cambia de posición tu reloj de pulsera y ponlo en el brazo contrario al que normalmente usas.

239155-R3L8T8D-650-smart-watch-821557_1280

2. Conoces cada espacio de tu hogar, así que aprovecha para caminar de adelante hacia atrás por los lugares en donde sabes que no corres peligro, por supuesto.

239255-R3L8T8D-650-walking

3. Vístete con los ojos cerrados. Si crees que esto te retrasará mucho para ir a tu trabajo, entonces hazlo en tu día libre. ¿No te causa curiosidad ver cómo quedas después de todo?

239355-R3L8T8D-650-wear

4. Estimula tu paladar probando comidas diferentes. Esto lo puedes hacer incluso en compañía de tu pareja o con tus amigos en una dinámica, en caso de que no te guste arriesgarte a comer cosas extrañas o que quizás no te agraden.

246355-R3L8T8D-650-divertidos-juegos-con-bebida-para-hacer-en-pareja2_0

5. Observa fotos al revés y concéntrate en detalles en los que nunca antes te habías detenido con especial atención.

239455-R3L8T8D-650-fotoback

6. Pon un reloj ante un espejo para ver la hora al revés. Suena cómico o de poca utilidad, pero si dejas el reloj y el espejo en un lugar que frecuentes y, sin pensarlo, voltéas a ver la hora, seguro el cerebro te jugará una mala pasada.

243755-R3L8T8D-650-reloj

7. Cambia el mouse de la computadora al lado contrario del escritorio. ¡Viste! No sólo ejercitas tu cerebro sino también tu motricidad fina.

243655-R3L8T8D-650-imac-606765_1280

8. Escribe o cepíllate los dientes usando la mano izquierda (o la derecha, en caso de que seas zurdo).

239505-R3L8T8D-650-brushing-teeth-787630_1280

9. Elige un trayecto diferente al habitual rumbo al trabajo. Además de ayudar a tu cerebro, es algo que debes hacer por seguridad (es mejor que confundas a los extraños y que ellos no conozcan tu ruta diaria).

239655-R3L8T8D-650-crossing-801713_1280

10. Busca una foto que te llame la atención en una revista. Luego piensa en 25 adjetivos que consideres que describen la imagen.

239755-R3L8T8D-650-magazine-791653_1280

11. Cuando vayas a un restaurante, intenta identificar los ingredientes que componen el plato que elegiste y concéntrate en los sabores más sutiles.

239855-R3L8T8D-650-appetizer-526123_1280

12. Elige la frase de un libro e intenta formar un enunciado diferente empleando las mismas palabras. Pueden surgir frases muy interesantes y probablemente te conviertas en el próximo poeta contemporáneo, nunca se sabe.

239955-R3L8T8D-650-book-759873_1280

13. El rompecabezas jamás va a pasar de moda en la neurociencia y es uno de los juegos que te puedes sentar a compartir en familia. El resto está en encajar las piezas lo más rápido posible con cronómetro en mano. Repite esto un par de veces y te darás cuenta si después de algunos intentos, eres más hábil.

240055-R3L8T8D-650-pieces-of-the-puzzle-592798_1280

14. No tomes nota y trata de memorizar la lista del mercado. Procura mínimamente comprar lo más importante para evitar las recriminaciones en casa.

243455-R3L8T8D-650-hand-859515_1280

15. Consulta el diccionario, aprende una nueva palabra por día e intenta usarlas en tus conversaciones diarias.

243555-R3L8T8D-650-dictionary-698538_1280

Esperamos que te diviertas y saques provecho de estos prácticos consejos.

 

Agrega un comentario