Un hotel con muchos SECRETOS y un caso SIN RESOLVER… ¡Detrás de la muerte de Elisa Lam!

Hay misterios tan difíciles de explicar que permanecen en la mente de las personas durante mucho tiempo…

Este es el caso de Elisa Lam, que en febrero de 2013 la estudiante de Vancouver y de 21 años de edad, fue encontrada muerta dentro del tanque de agua del Hotel Cecil en Los Ángeles.

misterio-hotel-foto-1

El departamento del condado de Los Ángeles describió la muerte como “accidental, debida a ahogamiento” y dijo que no fueron encontrados rastros de drogas o alcohol durante la autopsia. Sin embargo, hay mucho más detalles envolviendo la historia de los que mencionan los reportes policíacos. La primer pieza de evidencia que debe ser considerada es un vídeo de las cámaras de seguridad de uno de los elevadores del hotel, en él se muestra el extraño comportamiento de Elisa unos momentos antes de perder su vida.

¡El vídeo!

Al principio, Elisa entra al elevador y aparentemente presiona todos los botones. Después espera para que algo suceda, pero por alguna razón, el elevador nunca se cierra. Ella comienza a ver a su alrededor, como si estuviera esperando a alguien (o escondiéndose de alguien). En el minuto 1:57, sus brazos y manos comienzan a moverse de una forma muy extraña y parece estar hablando con alguien. Después se va. Entonces el elevador se cierra y parece empezar a trabajar de forma normal.

Justo después de lo que sucedió en el video, aparentemente Elisa logró abrirse paso hasta el tejado del hotel para después subir a su tanque de agua y terminar ahogándose en él. Su cuerpo fue encontrado dos semanas después de su muerte, después de que varios huéspedes se quejaron del sabor y olor del agua. Increíble.

Al ver el video de las cámaras de seguridad, la mayor parte de las personas concluyeron que la mujer se encontraba bajo la influencia de drogas. Sin embargo, Elisa no tenía historial de uso de drogas y su autopsia concluyó que no había drogas involucradas en el caso. Cuando se ven el contexto y las circunstancias de su muerte, las cosas se ponen más misteriosas.

La oscura historia del Hotel Cecil.

misterio-hotel-foto-2

Construido en los años 20’s para “hombres de negocios que llegaban a la ciudad para pasar una noche o dos”, el Hotel Cecil fue rápidamente opacado por otros hoteles más glamorosos. Localizado cerca de la infame área Skid Row, el hotel comenzó a rentar cuartos en épocas largas por precios muy bajos, una política que atrajo a grupos bastante sospechosos. La reputación del hotel pasó de “sospechosa” a “mórbida” cuando se conocieron numerosos suicidios y asesinatos, así como el alojamiento de famosos asesinos seriales.

Parte de esta historia, involucra a dos asesinos seriales, Richard Ramírez:

misterio-hotel-foto-3

Ahora condenado a pena de muerte, Ramírez, llamado “El Acosador Nocturno”, vivía en el Hotel Cecil en 1985, en un cuarto del último piso. Le cobraban 14 dólares la noche. En un edificio lleno de huéspedes transitorios, él pasaba desapercibido mientras acosaba y mataba a sus 13 víctimas. Richard Schave mencionó, “Él dejaba su ropa ensangrentada en el tiradero al final de la calle y regresaba al hotel por la puerta trasera.”

Y Jack Unterweger:

misterio-hotel-foto-5

Era un periodista que cubría los casos de crimen en Los Ángeles para una revista australiana en 1991. “Creemos que vivía en el Hotel Cecil en homenaje a Ramírez”, fue acusado por el asesinato de tres prostitutas en Los Ángeles mientras era huésped del Hotel.

Historias llenas de misterio en el Hotel.

misterio-hotel-foto-6

En los 50’s y 60’s el Cecil era conocido como un lugar en al que las personas asistían para saltar de las ventanas y suicidarse.

- Helen Gurnee, tenía más o menos 50 años, cuando saltó del séptimo piso y aterrizó en la entrada del Hotel el 22 de octubre de 1954.

- Julia Moore saltó desde su habitación en el octavo piso el 11 de febrero de 1962.

- Pauline Otton, de 27 años, saltó desde el noveno piso después de una discusión con su esposo el 12 de octubre de 1962. Otton aterrizó sobre George Gianinni, de 65 años, que iba caminando en la banqueta. Los dos murieron al instante.

También es conocido el asesinato de uno de los residentes del hotel. “Pigeon Goldie” Osgood (Goldie Paloma en español), un operador de teléfono retirado, conocido por alimentar a las palomas en un parque cercano, fue encontrado muerto en su habitación saqueada el 4 de junio de 1964. Había sido apuñalado, estrangulado y violado. El crimen sigue sin resolverse.

El caso de Elisa Lam es un caso adicional en la historia del hotel que nos hace preguntarnos: ¿Qué demonios está mal con este lugar?

La película “Dark Water”

misterio-hotel-foto-7

La historia de Elisa Lam es inquietantemente similar a la película de horror del 2005, Dark Water. Dahlia, la protagonista, se muda a un edificio de departamentos con su pequeña hija Cecilia. Después de mudarse a su departamento, Dahlia se da cuenta de que hay agua negra escurriendo desde el techo hasta el baño. Al final descubre que el cuerpo de una joven llamada Natasha Rimsky, que se ahogó en el tanque de agua, era lo que causaba el agua oscura. El dueño del departamento sabía lo que había pasado, pero se había negado a hacer algo al respecto. El cuerpo de Elisa Lam estuvo en el tanque de agua durante dos semanas, haciendo que los huéspedes del hotel se quejaran de que sabía a “aguas negras”.

El final de la película también es inquietantemente relevante. El elevador del edificio de departamentos no funciona y el fantasma de la madre de Cecilia la toma del cabello. ¿Será el caso de Elisa Lam uno de esos misteriosos asesinatos que son el reflejo de una película de Hollywood?.

En la película, el nombre de la hija, Cecilia, es obviamente bastante similar al nombre del Hotel Cecil.

¡Los dos nombres son relevantes!

misterio-hotel-foto-8

Dahlia Negra es el apodo que se le daba a Elizabeth Short, una mujer que fue víctima de un horrible asesinato en 1947 – un asesinato que fue particularmente ritualista. El caso nunca fue resuelto. De acuerdo a los rumores, Dahlia Negra estaba en el Hotel Cecil justo antes de perder su vida.

Otra extraña coincidencia…

Poco después del descubrimiento del cuerpo de Elisa Lam, un mortal brote de tuberculosis apareció en la calle Skid Row, cerca del Hotel Cecil. Probablemente te cueste trabajo creer el nombre de examen de pruebas que se utiliza en este tipo de situaciones. LAM-ELISA. Eso es sincronización que da miedo.

¿Algo más que decir?

Las autoridades de Los Ángeles dictaron, en junio de 2013, que la muerte de Elisa Lam había sido accidental y que era “probablemente bipolar”. Habiendo dicho esto, bastantes preguntas quedaron sin ser resueltas. ¿Cómo es que Elisa, quién obviamente no estaba en buenas condiciones, terminó en el tanque de agua del hotel, un área de difícil acceso?

Se dijo que la zona del tejado del hotel estaba protegida por un sistema de alarma y que el tanque de agua es difícil de alcanzar. ¿Cómo logró alcanzarlo Elisa y después cerrar la tapa del tanque mientras ella estaba adentro?

Como normalmente sucede en los casos extraños de muerte, las autoridades han sido sumamente selectivas con la información que se filtra y poco transparentes durante la investigación. ¿Qué fue lo que realmente pasó aquí? ¿Por qué hay tantas extrañas coincidencias? El misterio parece ser enorme, pero las autoridades nunca llegaron más lejos en la investigación. Tal vez es aquí donde deberíamos citar el slogan que aparece en el póster de la película Dark Water: “Algunos misterios no tienen la intención de ser resueltos.”

 
118 Personas Compartiendo

Agrega un comentario