Su marido INFIEL le dijo que tenía 3 días para mudarse; ¡Lo que ella hizo fue lo más inteligente!

Dicen que las mujeres que son traicionadas son expertas en la venganza, especialmente si hablamos de una traición amorosa. Cuando le rompen el corazón a una mujer jamás sabrán cómo pueden llegar a reaccionar hasta que lo vives.
Éste fue el caso de Jake y Edith, quienes luego de 37 años de matrimonio él la traicionó con su secretaria, 20 años más joven. La nueva novia de Jake le exigió que se fueran a vivir a la maravillosa y multimillonaria mansión que compartía con su entonces esposa Edith, así que con los mejores abogados logró quedase con la casa, dándole a su ex esposa sólo tres días para mudarse. Sin embargo, la reacción de Edith ante el divorcio y despojó de su hogar fue realmente épica.
a_seafront_mansion_with_an_awesome_water_themed_interior_640_06
Edith hizo lo siguiente: el primer día, empacó sus pertenencias. El segundo día lo dedicó al traslado de sus pertenencias a la que sería su nueva casa. Y el tercer día se sentó por última vez en ese hermoso y lujoso comedor a la luz de los candelabros, y con música suave de fondo sirvió una deliciosa y glamorosa cena de camarones y caviar, acompañada de una fría botella de Chardonnay de la mejor selección.
a_seafront_mansion_with_an_awesome_water_themed_interior_640_01
Una vez que terminó visitó todas las habitaciones de la casa, y durante el recorrido metió los restos de camarón y caviar adentro de las barras de las cortinas. Limpió cada rincón de la cocina dejándola impecable, y se retiró de aquél lugar que había sido su hogar durante los últimos 37 años.
ESPOSO-LE-FUE-INFIEL2-730x492
La felicidad de Jake y su novia no cabía en la mansión durante los primeros días. Pero al poco tiempo la casa despedía un hedor desagradable. Lo intentaron todo: probaron ventilando el lugar, revisaron los ductos de ventilación para ver si se encontraba un roedor muerto, pero el olor no se iba.
Limpiaron y vaporizaron todas las alfombras, sin embargo el olor era más desagradable y fuerte. Ningún exterminador con bombas de gas ni aromatizantes pudieron acabar con el fétido hedor. Llegaron a cambiar el carísimo tapiz de las paredes, pero nada funcionó.
Sus amigos se alejaron, no iban más a visitarlos, el personal de mantenimiento se negó a seguir trabajando en la casa e incluso la mujer del servicio renunció. Después de hacer todo por la casa y no lograr algún resultado, decidieron mudarse.
mujer-aburrida-triste-getty-aburrimiento_MUJIMA20121004_0009_31
Los rumores de la apestosa casa se habían corrido por todos lados que hasta los agentes de bienes raíces se negaban a venderla, pues no devolvían las llamadas de la pareja. Fue tanta su desesperación que tuvieron que pedir un préstamo al banco -una gran cantidad de dinero- para así poder comprar una casa nueva. Pero un mes después y a pesar de haber bajado el precio de su valor total; no había un sólo comprador que le hiciera una oferta para adquirir la hedionda casa.
Luego de un tiempo, Edith buscó a su ex para saber cómo iban las cosas. Jake le contó todo lo que había sucedido en la casa, que prácticamente estaba en descomposición; ella escuchó pacientemente y con atención. De pronto, le sugirió que estaba dispuesta a reducir su acuerdo de manutención en el divorcio si le daba la casa a cambio, pues le dijo que extrañaba su antigua mansión.
Él suponiendo que su ex esposa no tenía ni la más mínima idea de las peripecias de la casa, accedió a vendérsela en una décima parte de su precio real, con la condición de que Edith hiciera los trámites y documentación ese mismo día, ella estuvo de acuerdo y en menos de una hora los abogados habían entregado los papeles.
ESPOSO-LE-FUE-INFIEL3-730x587
Una semana más tarde la feliz pareja sonreía mientras observaba cómo la mudanza empacaba todo para trasladarlo a su nuevo hogar…
…¡Incluyendo las barras de las cortinas!
 
30 Personas Compartiendo

Agrega un comentario