Descubre como la posición en que duermes te puede ayudar a prevenir enfermedades

¡Todos deberían de saber esto!
Dormir lo suficiente es un ingrediente clave para mantenernos felices y productivos, pero también la posición en que dormimos podría afectar la salud de nuestro cerebro en los años venideros. Según un estudio publicado en la revista Journal of Neuroscience, dormir de lado podría ayudar a evitar enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.

“El cerebro es uno de los órganos más metabólicamente activos del cuerpo”, dice la autora principal del estudio, Helene Benveniste, MD, Ph.D, profesora de anestesiología y radiología de la Universidad de Stony Brook en Nueva York.

stock-photo-magnetic-resonance-image-mri-of-the-brain-2535347711

A lo largo del día, los desordenes o residuos se acumulan en el cerebro, y estos pueden producir graves efectos a largo plazo, incluyendo un aumento en las posibilidades de desarrollar enfermedades neurológicas graves.

Sin embargo, dormir ayuda a que el cuerpo elimine estos desordenes. El sistema glinfático es el responsable de la limpieza de los residuos cerebrales. Éste está diseñado para funcionar mejor bajo ciertas condiciones, por ejemplo cuando estamos dormidos, explica Helene. Además, según su estudio la posición que elegimos para dormir también puede facilitar este proceso.
220px-Astrocytes

El estudio analizó la calidad de sueño y el sistema glinfático de ratas que dormían de estómago, de espalda y de costado, y encontró que el cerebro de éstas era un 25% más eficiente en la eliminación de residuos cuando los animales dormían de costado. Para el beneficio de todos, ¡la mayoría de las personas duerme en esta posición!

Vaciar los desperdicios del cerebro más eficientemente ayudará evitar enfermedades neurológicas en el futuro, pero ¿qué pasa con el presente? “Ciertamente necesitamos dormir para funcionar correctamente, pero desconocemos los beneficios que esta posición puede acarrear a corto plazo” dice Helene.
large96
Es muy difícil proponernos una posición para dormir, ya que inconscientemente nos movemos y ponemos en la que nos resulta más cómoda. Por eso la académica recomienda que tengamos una almohada especial que nos obligue a adoptar esta posición.
 

Agrega un comentario