10 pequeños ERRORES de ‘Regreso al futuro’ que pasaron desapercibidos

30 años después de su estreno, Marty McFly llegará esta semana a su ‘Regreso al futuro’. Repasamos qué errores de la película pasaron desapercibidos.

Los relojes no están precisamente sincronizados

regreso_futuro_4-672xXx80

Una de las claves para acertar en el día y la fecha elegida para viajar en el tiempo era controlar cada minuto y segundo de nuestros relojes. Así nos lo hicieron ver Doc y Marty McFly cuando sincronizaban sus relojes en la película. Sin embargo, este punto también se encuentra entre los detalles que los guionistas no supieron pulir.

Cuando Doc decide experimentar con su perro a modo de prueba final, los cronómetros de los dos protagonistas marcan 1:19, mientras que el reloj incorporado en el salpicadero del coche refleja las 5:35

El coche inteligente

regreso_futuro_1-672xXx80

Cuando vimos ‘Regreso al futuro’ todos, con o sin carnet de conducir, queríamos montarnos en un DeLorean, repleto de cronómetros y con el que pudiésemos viajar en el tiempo allá donde nuestra imaginación pudiese llegar. Quizás por eso el resto de coches de la época pasaron completamente desapercibidos y, echando la vista atrás, representan uno de los objetos que más gazapos contienen.

En esta ocasión, nos encontramos ante un coche que divulga un acto político, con el que se encuentra Marty McFly y que, como se observa en la imagen, tiene instalados dos megáfonos en la parte superior del vehículo. Sin embargo, segundos más tarde y como por arte de magia, al girar la calle tan solo tiene un megáfono. ¿Dónde fue a parar?

Los caramelos que desaparecen

regreso_futuro_3-672xXx80

Los miembros del equipo de ‘Regreso al futuro’ eran realmente golosos. ¿Por qué lo sabemos? Pues porque los caramelos son otro de los fallos de raccord más destacados de la película. Cuando Marty llega a casa, en la vitrina se encuentra con un jarrón lleno de caramelos que segundos más tarde, casi sin darnos cuenta, aparece medio vacío.

La explicación más razonable es que las dos secuencias fueron rodadas de forma separada y que, si no eran simplemente caramelos de atrezzo, el jarrón fue asaltado por más de un miembro del equipo con ganas de endulzar el rodaje.

¿Acelera o frena?

regreso_futuro_6-672xXx80

El aterrizaje de Marty McFly en 1955 fue un tanto accidentado. A los mandos del DeLorean, el joven se estrella contra el establo del rancho ‘Twin Pines’, despertando a todos sus habitantes y provocando que el dueño recurra a su escopeta para espantar a lo que a su modo de ver podía ser un alienígena.

Su accidentado aterrizaje hace que pase completamente desapercibida su maniobra antes de estamparse contra el establo. Como se observa en las imágenes, aunque no consigue evitar la colisión, Marty intenta frenar el DeLorean. Sin embargo, su velocímetro dice más bien lo contrario.

No han tocado mucho la guitarra eléctrica

regreso_futuro_2-672xXx80

Marty McFly toca en más de una ocasión la guitarra eléctrica. Para ello, como mandan los cánones musicales, tiene que conectar el instrumento con su amplificador. ¿Qué sería de una buena sesión de rock sin el ruido correspondiente? Sin embargo, tanto Michael J. Fox como los miembros del equipo no debían ser grandes aficionados de la música.

Como bien sabrá todo aquel que toca o ha tocado la guitarra eléctrica, antes de encender el amplificador se debe conectar el instrumento. De lo contrario, más de un vecino se acordará de ti y toda tu familia durante varias horas. También puede afectar a los componentes del potente altavoz.

Ni los mejores rockeros

regreso_futuro_8-672xXx80

Y ese no es el único error de ‘Regreso al futuro’ relacionado con la música. Aunque en esta ocasión no se produce ningún error musical, con la guitarra eléctrica en sus manos Marty McFly demuestra que sabe hacer más de una cosa a la vez, aunque sea algo prácticamente imposible y que no se vería reflejado en la gran pantalla.

Cuando el joven protagonista comienza a tocar en el escenario aparece con el nudo de la corbata apretado, como así lo ordenaba su look formal. Sin embargo, minutos más tarde y sin dejar de tocar, su nudo ya está aflojado.

Eso, sin tener en cuenta que el modelo de su guitarra eléctrica ni siquiera existía en 1955.

El fuego que no quema

regreso_futuro_5-672xXx80

Antes de enseñarle a Marty McFly cómo manejar el DeLorean, Doc decide probar su máquina con su propio perro y enviarle tan solo durante un minuto al futuro. La escena, donde también encontramos el gazapo de la sincronización de los relojes, recoge otro de los errores más característicos de la popular entrega de ciencia ficción.

Cuando el DeLorean desaparece deja dos tiras de fuego que curiosamente permanecen entre las piernas de Marty y Doc. Sin embargo, en el plano posterior las llamas se han movido misteriosamente y ya aparecen más alejadas. Por cierto, ¿es el único fuego que no quema?

¡Cuidado con los reflejos!

regreso_futuro_10-672xXx80

Ni las grandes producciones de Hollywood se libran de protagonizar importantes y comentados gazapos. Algunos de los más habituales tienen lugar precisamente en vehículos, escaparates y distintos puntos de rodaje donde los reflejos pueden jugar una mala pasada.

En ‘Regreso al futuro’, si nos fijamos en la puerta del coche se ve cómo al otro lado se encuentran los miembros del equipo de grabación.

Años más tarde, con el estreno de la segunda parte, tendrían un nuevo desencuentro con los reflejos. En esta ocasión, los anclajes de seguridad de una de las escenas de riesgo fueron destapados por los cristales de la fachada.

Un minuto extra nunca viene mal

regreso_futuro_7-672xXx80

Tener una máquina del tiempo, ya sea un DeLorean o algo menos espectacular, es algo con lo que todos hemos soñado en más de una ocasión. Que llegas tarde a una cita romántica o una reunión de trabajo, pues pones en marcha el cronómetro para retroceder hasta el punto de origen para salir unos minutos antes y ganar tiempo.

Marty McFly a los mandos del DeLorean decidió utilizar este importante recurso, queriendo regresar en el tiempo tan solo diez minutos. Al menos así lo decía de viva voz, aunque en el marcador del salpicadero fueran once los minutos seleccionados.

¿Dónde fue a parar ese espejo?

regreso_futuro_9-672xXx80

Ya hemos visto en más de una ocasión que los automóviles clásicos de ‘Regreso al futuro’ jugaron muy malas pasadas a los miembros del equipo, en cuanto a fallos de raccord se refiere.

En esta ocasión, como se observa en las fotografías, el coche en el que Biff y sus amigos persiguen a Marty McFly tenía un espejo retrovisor que aparecía y desaparecía en cuestión de segundos. Mientras que a corta distancia la luna delantera no tiene retrovisor, en los planos más alejados parece que sí incorpora este ‘extra’.

 
147 Personas Compartiendo

Agrega un comentario