5 Hombres que hicieron las propuestas de matrimonio más originales que jamás hayas visto ¡Que romántico!

Una petición de matrimonio es uno de los momentos más importantes en la vida de una pareja. Quien toma la trascendental decisión de pasar el resto de su vida con alguien está dando un gran paso en la vida y haciendo una gigante apuesta por el amor. Todos los que han pasado por ahí saben que este es un día totalmente emocionante. Sin embargo, hay quienes han hecho de esta ocasión algo épico, digno de ser grabado y recordado por millones alrededor del mundo.
Difundir.ORG seleccionó a cinco valientes hombres que hicieron de su propuesta de matrimonio un evento excepcional. Conoce las más originales, divertidas y conmovedoras historias reales de novios que fueron más allá de lo común para conseguir el “sí“ del amor de su vida.

1. Un acertijo para toda la vida

46055-R3L8T8D-650-crucigrama2
Corey Newman conocía bien a su novia, Marlowe Epstein, y sabía a la perfección que uno de sus pasatiempos favoritos era llenar el crucigrama de The Washington Post. Por eso, cuando decidió que quería pasar el resto de su vida al lado de Marlowe, contactó al famoso diario para solicitar ayuda. Corey quería hacerle llegar a su novia una propuesta de matrimonio a través de pistas escondidas en el crucigrama dominical. Para lograr su objetivo contó con la ayuda de Bob Kahn, un experto creador de crucigramas que usó sus años de experiencia para encriptar el mensaje de Newman.
Cuando Marlowe, como todos los domingos, se sentó a llenar el crucigrama comenzó a encontrar sospechosos indicios. A medida que llenaba casillas verticales y horizontales en la página del diario, iba descubriendo una casualidad demasiado extraña; su nombre aparecía como respuesta de dos preguntas cruciales del acertijo. Sorprendida, continuó con su tarea para descubrir el mensaje completo que su novio había preparado para ella. Una vez finalizado el crucigrama pudo leer: ”Marlowe Epstein, ¿te casarías conmigo?“. La emoción fue inmediata y Corey obtuvo un “sí” definitivo con lágrimas en los ojos.
45855-R3L8T8D-650-crucigrama1
El Washington post le dedicó a esta pareja un artículo especial donde se cuenta su historia de amor y la original propuesta que hizo Corey a través del crucigrama.

2. Marido de oro

Matthew Grevers, subcampeón olímpico de natación, subió al podio del Missouri Grand Prix para recibir una medalla de oro como premio por haber ganado una ardua competencia deportiva en este evento. Su novia, la también nadadora Annie Chandler, lo acompañaba orgullosa sin sospechar que después de la medalla de su novio vería una joya todavía más emocionante.
45805-R3L8T8D-650-medalla1
Grevers sacó una sortija de oro estando en el podio y le pidió a Chandler que fuera su esposa en frente de un enorme y también sorprendido público. La deportista, sin llegar a reponerse de la emoción, dijo que sí. Esa noche este hombre salió vencedor y se llevó a casa el oro más importante de su vida…
47605-R3L8T8D-650-medalla

3. Una propuesta vertiginosa

Austin Crecelius, un joven estudiante universitario, invitó a su novia, Alison Boyle, a pasar el día en un parque de diversiones. Ambos se animaron a subir a la montaña rusa más alta del lugar, y justo cuando estaban llegando a la cima de la parte más alta, Austin sacó un anillo de compromiso y le pidió a Alison que fuera su esposa.
46155-R3L8T8D-650-montaarusa
Antes de la vertiginosa bajada, Austin le dijo a Alie: ”En alguna ocasión, tú me dijiste que la vida es una montaña rusa: tiene altos y bajos (…) y aunque puedas ir en ella por ti mismo, es más divertido hacerlo con otra persona. Ahora quiero preguntarte si quieres ser mi compañera en esta montaña rusa que es la vida. Alie, ¿te casarías conmigo?“.
46105-R3L8T8D-650-monataarusa2
Alie comenzó a llorar y en un agitado descenso dijo que sí, claro que aceptaba la propuesta del amor de su vida y claro que estaba dispuesta a asumir la montaña rusa de la vida junto a Austin.

4. Amor de película

Nuestro cuarto final feliz es protagonizado por Matt Still, un hombre que ideó uno de los planes más elaborados para pedirle a su novia que se convirtiera en su esposa. Matt invitó a Ginny, la afortunada novia, a ir a cine. Como él no llegaba y la función ya iba a comenzar, Ginny decidió entrar sola y comenzar a ver la película sin él. Lo que no sabía era que Matt había producido un falso trailer de película, donde se narraba su historia de amor, y había convencido a los dueños del teatro para rodarlo en la sala donde estaba Ginny esperándolo.
46505-R3L8T8D-650-matt
Mientras ella veía el corto cinematográfico que él había elaborado, él avanzaba hacia la sala de cine donde toda la emoción estaba ocurriendo. Al comienzo, ella miraba desprevenida la pantalla, pero poco a poco fue descubriendo que lo que veía, hablaba de ella y de su historia con Matt. Cuando el video terminó, Matt irrumpió en el lugar, se paró frente a ella y le hizo la propuesta.
45905-R3L8T8D-650-4movie
El resultado de todo este esfuerzo fue un ”sí” rotundo.

5. He recorrido el mundo y lo único que quiero eres tú

Jack Hyer es probablemente uno de los hombres más decididos del planeta. Le bastó con la primera cita para saber que su novia era el amor de su vida, que se casaría con ella sin importar lo que pasara. Jack y su novia establecieron una relación estable y duradera. Cada vez que podía, él salía de viaje porque una de sus pasiones era recorrer el mundo. A lo largo de 4 años, este joven grabó un divertido video cuyos escenarios fueron los más imponentes paisajes y monumentos del planeta. Desde el comienzo, el video estaba pensado para hacerle la gran petición al amor de su vida.
46005-R3L8T8D-650-5alrededordelmundo
Desde el 2010 Jack viajó por 26 países y en cada uno filmó un fragmento de lo que sería el video de la propuesta. Visitó Camboya, Tanzania, Israel, Grecia, China, Tailandia, Turquía, Vietnam, Estados Unidos, Francia, Hong Kong, Inglaterra, entre otros… recopilando pequeñas escenas, cantando y preguntándole a su novia si quería casarse con él.
45955-R3L8T8D-650-alrededordelmundo2
El día de su grado universitario, Jack la invitó a ver un “video de graduación”. Ella aceptó desprevenida sin saber que ese día le cambiaría la vida y que el hombre que la acompañaba llevaba 4 años planeando el momento preciso para obtener un “sí”. Al descubrir el verdadero plan de Jack, ella sucumbió a la emoción y al llanto y aceptó sin reparos ser su esposa.
 

Agrega un comentario