El supuesto ABORTO de la reina Letizia y otros 7 oscuros secretos de su pasado

Todo el mundo tiene un pasado y la Reina Letizia no va a ser menos. Lo malo es que en su caso, pesa. Un supuesto ‘vídeo prohibido’ de su etapa republicana, cuya existencia ha salido a la luz esta semana, es lo último que hace temblar los cimientos de la Zarzuela. Pero no es lo único.

Criticando a la Monarquía

Irónico, ¿verdad? Lo último acerca de su pasado republicano habla de la existencia de un vídeo prohibido en el que aparecería Letizia Ortiz destripando a la monarquía en su época de estudiante en México. Al parecer, TVE lo habría comprado (por recomendación de Alfredo Urdaci, el entonces jefe de la periodista Letizia) para evitar a toda costa que se hiciera público una vez conocida la relación con el Príncipe Felipe.

Según revelan los periodistas Daniel Forcada y Alberto Lardíes en su libro ‘La Corte de Felipe VI’, todo ocurrió hace unos años cuando un estudiante mexicano se presentó en los estudios de Torrespaña con una cinta VHS para ver a Urdaci. El vídeo se remontaría a 1996, cuando Letizia viajó a México unos meses una vez terminada la carrera de Periodismo. En él aparecería una pizpireta muchacha criticando a la monarquía española y defendiendo la república. Nada que no se sepa, por otro lado, teniendo en cuenta sus lazos familiares republicanos y sindicalistas.

Al parecer, las imágenes fueron visionadas por Urdaci, que automáticamente recomendó hacer que TVE las comprara por un millón de las antiguas pesetas.

l1

Su mala relación con Ana Blanco:

Al parecer, Letizia Ortiz y la periodista Ana Blanco no se tragaban demasiado en suetapa del telediario de TVE. Ya lo contaba Alfredo Urdaci en su libro ‘Días de ruido y furia: la televisión que me tocó vivir’. Al parecer, la veterana Ana Blanco estaba muy celosa de la guapa Letizia, quien había conseguido un ‘prime time’ (presentar el telediario de las 21:00 horas es lo más de lo más) con mucha menos experiencia que ella. No le sentó muy bien a Ana Blanco ese impresionante ascenso de Letizia, quien entró cobrando en la cadena el mismo sueldo que ganaba en CNN+ (36.000 euros) pero que gracias a que gustaba a sus jefes (especialmente a Urdaci) empezó a aumentar su caché de forma impresionante.

Ana Blanco llegó a ser reprendida por hablar mal de su compañera durante una reunión de edición cuando ella no estaba delante. Al parecer, una de las cosas que peor le sentaba es que en un especial de la guerra de Irak, donde Letizia fue enviada a la zona para informar, apareciese en pantalla antes que ella.

l2

Su supuesto aborto:

Pero si alguien ha traicionado de verdad a Letizia Ortiz, ése ha sido su primo David Rocasolano, quien escribió en 2013 el polémico libro ‘Adios, princesa’, en el que cuenta relatos muy oscuros del pasado de la Reina de España. El capítulo más espinoso tiene que ver quizás con su supuesto aborto en la clínica Dator, aproximadamente un año antes de su compromiso real. En el libro se incluye un documento acreditando esta oscura mancha del pasado de la Reina. Y David Rocasolano no tiene problemas en reconocer públicamente que él mismo, en calidad de abogado de Letizia, fue el encargado de hacer borrar ese rastro tan comprometido para la Casa Real.

En concreto cuenta que se deshizo del informe médico (que personalmente le entregaron Felipe y Letizia en 2003, como él mismo relata) quemándolo en el fregadero de su cocina. Sin embargo, esos papeles aparecieron años más tarde (era difícil que se eliminaran por completo) y acabaron de nuevo en manos de David Rocasolano (cuenta que un periodista se los entregó pidiéndole detalles). Sin duda se convirtieron en algo muy goloso que David no dudó en usar años más tarde en contra de Letizia cuando su relación se deterioró.

Al parecer, el distanciamiento de ambos primos tiene su origen en 2010, cuando el abogado, que era especialista en transacciones inmobiliarias, se vio involucrado en un tema de corrupción urbanística sin que Letizia se preocupara por su situación personal una vez establecida en el Palacio de la Zarzuela. Lejos de eso, sí se preocupó porque los escándalos de su primo interfirieran lo menos posible en su tranquila vida en Palacio.

l3

Las controvertidas capitulaciones matrimoniales que firmó:

David Rocasolano también relata en su libro que Letizia firmó unas capitulaciones matrimoniales (en contra de su propio consejo) por las cuales, en caso de separación, se quedaría con una suculenta asignación y un par de residencias, pero que renunciaría a la custodia de sus hijas sin pasar por el dictamen de un juez. Letizia se enfadó muchísimo con su primo por dicha recomendación y finalmente aceptó firmarlas sin cambiar ni una coma.

l4

Alonso Guerrero, el matrimonio exprés: 

A pesar de las ofertas millonarias que ha tenido Alonso Guerrero, sobre todo por parte de Telecinco, para que relate en un libro su matrimonio (duró un año y tres meses) con la ahora Reina de España, de momento ha rechazado todas. Muy íntegro y majo ha de ser para rechazar contar todo tipo de intimidades de Letizia en unas páginas que a buen seguro le alzarían al estrellato y engordarían su cuenta corriente de la noche a la mañana.

Antes de que pasara Felipe por su vida, Letizia se casó por lo civil (se dice que ni siquiera estaba bautizada) con su profesor de literatura en el modesto hotel ‘El paraíso’ de Almendralejo. ¡Menuda diferencia de boda con la que le brindaría el futuro en la Almudena en un lluvioso e inolvidable 22 de mayo de 2004! De momento, Guerrero guarda silencio, aunque veremos si se resiste a las cifras de 500.000 euros por dar una foto de boda o 40.000 por cualquier foto con Letizia.

l5

Fotos íntimas y ‘vasallaje’ familiar:

Fotos que David Rocasolano no ha tenido problemas en publicar en su libro, como ésta de un momento íntimo y divertido en Zarzuela jugando con la moto de juguete de Leonor y Sofía. Cuando la relación con Felipe estaba aún en sus comienzos, relata el primo de Letizia que los Rocasolano (a quien compara en su libro con un carruaje de gitanos chocando contra un gran expreso de Borbones) tuvieron acceso al entonces príncipe Felipe (un tío majo como siempre le define en el libro ‘Adiós, Princesa’), al Rey Juan Carlos, a las infantas, Urdangarin, etc etc. David era, de hecho, un asiduo a la Zarzuela. Más adelante, Letizia sería consciente del valor de cada instantánea sin malicia y pondría más celo a la hora de dejar apretar ‘flashes’, incluidos los de su familia.

Precisamente el primo de Letizia se queja luego del exceso de ‘vasallaje’ al que Letizia sometió a toda la familia Rocasolano para con la Casa Real, lo que derivó en un patente distanciamiento con algunos miembros de la familia, como el propio David o su tía Henar Ortiz, declarada republicana, a quien ni siquiera invitó en la proclamación de los Reyes. En palabras de David, se volvió “controladora y cruel”.

l6

La muerte de su hermana Érika:

Ha sido sin duda uno de los capítulos más tristes (o el más triste) en la vida de la Reina Letizia. Sucedió el 7 de febrero de 2007. España entera se conmocionó ante la trágica muerte de Érika Ortiz, su hermana pequeña, a los 31 años de edad. Su cuerpo apareció sin vida en el domicilio de Vicálvaro junto a una nota. Tenía una hija de 6 años, Carla, fruto de su matrimonio con su expareja, Antonio Vigo.

Aunque la prudencia siempre ha reinado en este controvertido asunto, David se encargó de romper el silencio y dejar a su prima en muy mal lugar. Tal y como relata en su libro, Letizia, que durante toda su infancia y adolescencia había sido uña y carne con sus hermanas, comenzó a distanciarse de ellas a raíz del compromiso real. Antes de su muerte, Érika llevaba un mes y medio de baja por depresión de la empresa en la que trabajaba, Globomedia. Al parecer, nunca llevó bien la presión mediática a la que los paparazzi la sometieron de la noche a la mañana.

l7

Vendiendo tabaco para ganarse la vida:

El Daily Mail  sacó a la luz en 2014 esta fotografía que mostraba a Letizia Ortiz vendiendo tabaco en su época de juventud en México para poder llegar a fin de mes. Con el titular “la vendedora de cigarrillos que se convirtió en reina”, el diario publicó estas imágenes de una joven Letizia ganándose la vida como azafata de una marca de cigarrillos.

Se le ve también posando con el uniforme de la empresa mientras ofrece el tabaco al resto de estudiantes. Si hay algo que ha caracterizado a Letizia es que nunca ha ocultado su pasado plebeyo y completamente normal. Vivía en un barrio de clase media y estaba hipotecada como cualquier español de a pie.

l8

¿Y tú qué opinas?

 
32 Personas Compartiendo

Agrega un comentario