Si no hubiera sido por el ataque de un tiburón, este hombre habría perdido la vida

Eugene Finney, de 39 años, se encontraba en la playa durante un viaje a California…

 

Mientras se relajaba en el agua junto a su hija Temple de 10 años, Eugene recibió un fuerte golpe en la espalda. Él lo describe como si hubieran sido una tonelada de ladrillos arrojados a su espalda… o hasta un automóvil.

letzte-hai1

Obviamente con un golpe así, se hundió en el agua, pero con grandes esfuerzos logró reunir la fuerza necesaria para salir del agua. Cuando estuvo de pie su hija le dijo que estaba sangrando. Fue a las duchas a enjuagarse la herida provocada por ese misterioso golpe.

ataque-tiburon

Al reunirse con su novia Emeline y su pequeño hijo Turner, ambos le dijeron que habían visto lo que parecían ser aletas dorsales en el agua, cerca de donde él había estado.

ataque-tiburon-4

La playa fue cerrada y más tarde en las noticias Eugene descubrió que en efecto, había un tiburón merodeando por la playa. Fue ahí donde comenzó a pensar que lo que lo golpeó había sido el tiburón.

Al volver a su hogar en Massachusetts:

Eugene acudió al hospital debido a un aumento del dolor en la herida. Al principio los médicos le dijeron que todo estaba bien, solo se trataba de un hinchazón de la herida. Sin embargo, los médicos descubrieron algo más… se trataba de un tumor en el riñón izquierdo. El tumor era pequeño, del tamaño de una nuez, pero era maligno.

eugene-2

Afortunadamente, el tumor fue encontrado a tiempo y Eugene fue operado. Extrajeron el tumor canceroso y ahora su cuerpo está limpio. Los médicos dicen que es improbable que el cáncer regrese.

Este hombre dice que recibió un mensaje de la madre naturaleza. De no haber sido por el tiburón, jamás hubiera acudido al hospital y probablemente se hubiera dado cuenta del tumor cuando ya fuera demasiado tarde.

“Si pudiera encontrar ese tiburón y darle un abrazo, lo haría”.

 

Agrega un comentario